MUNDO

EU: Plan billonario de infraestructura también busca terminar disparidad racial

El plan "Build Back Better" de 2.2 billones de dólares busca generar empleos y recortar las emisiones, además de promover la equidad en el país

  • EFE
  • 01/04/2021
  • 18:36 hrs
  • Escuchar
EU: Plan billonario de infraestructura también busca terminar disparidad racial
Aunque el plan se ha enfrentado a críticas, Biden considera que será aprobado por el Congreso.

WASHINGTON.-  El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, propuso este miércoles un plan de 2.25 billones de dólares para renovar las infraestructuras del país, crear "millones de empleos" y recortar las emisiones de carbono.

El plan también busca promover la equidad y apoyar a las minorías del país.

"Sabemos que durante generaciones las disparidades en nuestra economía y nuestra sociedad han hecho más difícil para las comunidades de color tener una parte justa en el sueño americano", dijo la directora de la Oficina de la Casa Blanca para Asuntos Intergubernamentales, Julie Rodríguez.

"Ya es hora de que (se hagan) inversiones esperadas por largo tiempo para afrontar el racismo sistémico y reconstruir nuestra economía y nuestra red de seguridad social para que todos en Estados Unidos puedan llegar a su potencial", indicó.


EL PLAN "BUILD BACK BETTER"

"Estoy seguro de que si actuamos ahora, dentro de 50 años la gente echará la vista atrás y dirá: Este es el momento en el que Estados Unidos ganó el (pulso por el) futuro", dijo Biden durante un discurso en Pittsburgh, Pensilvania.

El plan necesitará ser aprobado por el Congreso para salir adelante, y se financiaría con un aumento de los impuestos a las corporaciones durante 15 años. La Casa Blanca también planea obligar a grandes empresas del país a pagar algo de impuestos, al imponer una tasa mínima del 15% en sus ingresos.

"Amazon y otras compañías no pagan ni un solo centavo de impuestos federales por sus ingresos. Eso, sencillamente, está mal. Y voy a ponerle fin", prometió Biden.


LA INVERSIÓN EN EMPLEOS

Biden afirmó en su discurso que el plan será la mayor inversión en empleos que ha visto el país desde la Segunda Guerra Mundial.

"Creará millones de empleos bien pagados que harán crecer la economía, nos harán más competitivos en todo el mundo, promoverán nuestros intereses de seguridad nacional y nos pondrán rumbo a ganar la competición global con China en los próximos años", agregó.


LOS DETALLES DE LA PROPUESTA

El "Plan de Empleos Estadounidenses" es la parte principal y se planea que cubra asuntos como la baja laboral pagada y el acceso universal a jardines de infancia a bajo costo.

Sin embargo, hay varias secciones adicionales en la propuesta. Unos 620 mil millones de dólares se dedicarían a renovar carreteras y autopistas, además de puentes. Con esos fondos también se modernizarán puertos y  aeropuertos, se doblará la inversión federal en sistemas de transporte público y se construirá una red de 500 mil cargadores de vehículos eléctricos para 2030.

Otra parte, a la que se destinarían 650 mil millones, busca invertir en acceso a banda ancha, agua potable, red eléctrica y vivienda pública.

El gobierno invertiría otros 580 mil millones en la investigación y el desarrollo, y producción y formación.

Los 400 mil millones restantes tendrían como objetivo contratar a trabajadores para el cuidado de personas mayores o con discapacidades.

 

LA POLÉMICA

La propuesta ha generado varias críticas entre la oposición republicana, principalmente sobre los mecanismos para financiarla.

El líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, acusó en un comunicado a Biden de "usar la infraestructura como un 'caballo de Troya' para impulsar las mayores subidas de impuestos de toda una generación".

Por otro lado, los más progresistas dentro del partido demócrata afirman que no va lo suficientemente lejos.

Algunos también han expresado dudas sobre los cálculos de la Casa Blanca, que afirma que las inversiones del plan durarán ocho años, pero se tardará casi el doble en recolectar los fondos necesarios para financiarlo.

"Estoy abierto a otras ideas, siempre que no impliquen aumentar los impuestos a nadie que cobre menos de 400 mil dólares anuales (...). Pero tenemos que aprobar esto, no podemos permitirnos esperar", subrayó Biden.

El presidente pronosticó que conseguirá sacar adelante la propuesta, a pesar de que la estrecha mayoría de su partido en el Senado les obliga a contar con apoyo republicano o a recurrir a mecanismos legislativos excepcionales.


AC