ESCASEZ DE AGUA

Estas ciudades podrían quedarse sin agua; la CDMX, en la lista

El cambio climático, la acción humana y el crecimiento demográfico, son algunas de las causas; Ciudad del Cabo estuvo a punto de quedarse sin el vital líquido
Estas ciudades podrían quedarse sin agua; la CDMX, en la listaVarias ciudades del mundo padecerán escasez de agua a corto plazo

La sequía que enfrentan varias ciudades del mundo es la materialización de un problema del que muchos expertos llevan tiempo advirtiendo: la escasez de agua.

Y aunque el agua cubre 70% de la superficie de la Tierra, el agua dulce no es tan abundante como se piensa: sólo representa el 3%. Más de 1,000 millones de personas no tienen acceso a agua y a otros 2,700 millones les hace falta por lo menos un mes del año.

Futuro incierto en la economía del agua

Un estudio sobre las 500 ciudades más grandes del mundo publicada en 2014 estimó que una de cada cuatro de esas municipalidades atraviesa una situación de "estrés de agua", lo que según Naciones Unidas sucede cuando los suministros anuales descienden por debajo de 1,700 metros cúbicos por persona.

Así que, de acuerdo con las proyecciones de expertos respaldados por la ONU, la demanda global de agua potable sobrepasará el suministro en 40% para el año 2030, gracias a una combinación de factores como el cambio climático, la acción humana y el crecimiento demográfico.

En todo el mundo importantes ciudades enfrentan escasez en una carrera contra el tiempo para encontrar una solución.

CIUDAD DE MÉXICO

La escasez de agua no es nada nuevo para muchos de los 21 millones de habitantes en la Ciudad de México.

Uno de cada cinco recibe apenas unas horas de agua del grifo y 20% tienen agua corriente sólo durante parte del día.

La ciudad importa hasta 40% de su agua de fuentes distantes, pero no cuenta con la infraestructura para el reciclaje de agua desperdiciada. La pérdida de agua debido a problemas en el sistema de tuberías se estima en 40%.

En ese sentido, en fechas recientes se han realizado cortes, destacando el megacorte de agua para toda la ciudad y municipios aledaños, con el fin de dar mantenimiento al sistema Cutzamala, que es el que surte a esta gran urbe.

Con registros de compras de pánico para tener reservas de agua potable para los días de escasez y con las festividades de Día de Muertos de por medio, así es como una de las ciudades más grandes del mundo pasará días secos, sin saber si estos serán los primeros de muchos megacortes en el futuro.

CIUDAD DEL CABO

En enero de este año el gobierno sudafricano dio un anuncio de alta relevancia: Ciudad del Cabo se quedaría sin agua en marzo.

Dicha predicción catastrófica no se cumplió, pero todo gracias a medidas de emergencia que la autoridad local impuso y gracias a la reacción de la población al respecto.

La crisis se había derivado de tres años de precipitaciones muy bajas, junto con el incremento notable en el consumo de una población en constante crecimiento.

Para mitigar el riesgo de orillar a un ´Día Cero´ en el que se suspendería al 100 por ciento el suministro de agua, el gobierno de Sudáfrica instaló plantas de desalinización para hacer potable el agua del mar, realizó proyectos de recolección de agua subterránea y programas de reciclaje y al final funcionaron.

SAO PAULO

La capital financiera de Brasil y una de las ciudades más populosas del mundo (con más de 21.7 millones de habitantes), atravesó una crisis parecida a la de Ciudad del Cabo en 2015, cuando la capacidad de su principal embalse cayó por debajo de 4%.

En el punto más crítico de la sequía, la ciudad tenía menos de 20 días de suministro de agua y la policía tenía que escoltar los camiones que transportaban este líquido para evitar los saqueos.

Se cree que el problema se debió a la sequía afectó el sureste de Brasil entre 2014 y 2017, pero una misión de la ONU enviada a Sao Paulo criticó a las autoridades estatales por la "falta de planeación e inversión".

El fin de la crisis se declaró en 2016, pero en enero del año siguiente, las reservas principales estaban 15% por debajo de lo esperado para esa época, poniendo una vez más en entredicho los suministros de agua.

BANGALORE

Los funcionarios locales en esta ciudad de India están desconcertados por el crecimiento de nuevas urbanizaciones, tras el auge de este lugar como un centro tecnológico mundial, y están trabajando para administrar de la mejor manera posible la red de agua y el sistema de alcantarillado de la ciudad.

Las anticuadas tuberías de esta urbe necesitan una urgente y total renovación: un informe del gobierno nacional encontró que más de la mitad del agua potable se desperdicia.

PEKÍN

El Banco Mundial considera que hay escasez de agua cuando se reciben menos de 1,000 metros cúbicos de agua potable anuales por persona.

En 2014, cada uno de los más de 20 millones de habitantes de Pekín recibieron sólo 145 metros cúbicos. Aunque China tiene 20% de la población mundial, cuanta con apenas 7% del agua potable global.

Un estudio de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, estimó que las reservas del país cayeron en un 13% entre 2000 y 2009.

También hay contaminación: las cifras oficiales de 2015 muestran que 40% del agua superficial de Pekín estaba contaminada hasta el punto de ni siquiera servir para la agricultura o la industria.

EL CAIRO

El río Nilo fue crucial en la creación de una de las grandes civilizaciones del mundo antiguo, pero en tiempos modernos atraviesa problemas. Es la fuente de 97% del suministro de agua en Egipto, como también es el receptor de crecientes cantidades de desperdicios no tratados provenientes de la agricultura y las zonas residenciales.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Egipto está catalogado como uno de los países de ingresos medianos bajos con más alta tasa de muertes relacionadas a la contaminación de agua. La ONU vaticina que el país enfrentará una escasez crítica para 2025.

YAKARTA

Como muchas ciudades costeras del mundo, la capital de Indonesia enfrenta la amenaza creciente de la subida del nivel del mar.

En Yakarta el problema es grave por la acción humana directa: debido a que menos de la mitad de los 10 millones de habitantes de la ciudad tienen acceso a la red de agua pública, la perforación ilegal de pozos está diezmando los acuíferos subterráneos, literalmente encogiéndolos.

MOSCÚ

Una cuarta parte de las reservas de agua dulce del mundo están en Rusia, pero el país está plagado de problemas de contaminación causados por el legado industrial de la época soviética.

Es algo que específicamente atañe a Moscú, cuyo suministro de agua depende en un 70% del agua superficial.

ESTAMBUL

De acuerdo a las cifras oficiales del gobierno de Turquía, el país técnicamente atraviesa un período de estrés de agua, ya que el suministro per cápita cayó por debajo de 1,700 metros cúbicos en 2016.

Los expertos locales han advertido que la situación podría empeorar y llegar a la escasez para 2030.

LONDRES

De entre todas las ciudades del mundo, la capital británica no es la primera que se viene a la mente cuando se piensa en la escasez de agua. La realidad es otra: con unas precipitaciones anuales de unos 600 mm (menos que París y sólo la mitad de Nueva York) Londres toma 80% de su agua para el consumo de los ríos.

La autoridad administrativa dice que la ciudad está llegando casi al límite de su capacidad y probablemente tendrá problemas de suministro para 2025 y "seria escasez" para 2040.

TOKIO

La capital japonesa goza de unas precipitaciones anuales parecidas a las de Seattle, una ciudad que se conoce en Estados Unidos como la "lluviosa". Sin embargo, estas precipitaciones en Tokio están concentradas en únicamente cuatro meses del año.

Esa agua debe ser recolectada pues una temporada lluviosa menos intensa podría generar sequía. Así lo hacen las autoridades de la ciudad: por lo menos 750 edificios públicos y privados en Tokio tienen un sistema de recolección y utilización de aguas lluvia.

Con sus más de 30 millones de habitantes, la red de agua de Tokio depende en un 70% del agua superficial (ríos, lagos o nieve derretida).

MIAMI

El estado de Florida se encuentra entre los más lluviosos en EU. Sin embargo, en su ciudad más famosa, Miami, se está gestando un problema. El agua del océano Atlántico ha contaminado el acuífero de Vizcaya, la principal fuente de agua dulce de la ciudad.

Aunque el problema se detectó en los años 30 del siglo pasado, el agua salada todavía se filtra, particularmente porque en esa ciudad estadounidense el nivel del mar está subiendo más de lo esperado.

LEA TAMBIEN


Aparecen fugas de agua durante el megacorte

En pleno megacorte de agua, algunas zonas de la Ciudad de México se han visto afectadas por fugas

LEA TAMBIEN


"Pidió agua para su alberca; eso es no tener madre"

Autoridades del SACMEX verifican si los ciudadanos que piden pipas realmente lo necesitan, ya que algunas personas piden agua sin requerirla

mlmt








Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información