MUNDO

Estalla quinto artefacto explosivo en Texas

El paquete exclusivo estaba dirigido en apariencia a una dirección en la ciudad de Austin, según reportes policiales

  • REDACCIÓN
  • 20/03/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Estalla quinto artefacto explosivo en Texas
Nueva explosión en Texas (Tomada de Twitter)

AUSTIN.- Un nuevo artefacto estalló está madrugada en un centro de reparto de la empresa de paquetería Federal Express en la localidad de Schertz, el quinto incidente de su tipo en las inmediaciones de la capital texana.

Lee también en La Silla Rota: Estos 14 emprendedores mexicanos quieren recuperar Texas

Al menos una persona resultó herida a raíz del estallido, y las autoridades ya investigan si la explosión está relacionada con los cuatro incidentes previos, que hasta el momento han causado la muerte de dos personas y lesiones a una mujer de 75 años.

El paquete exclusivo estaba dirigido en apariencia a una dirección en la ciudad de Austin, de acuerdo con fuentes policiales dadas a conocer por medios locales.

Entre las agencias que participan en la averiguación se encuentra la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y la administración de Tabaco, Armas de fuego y Explosivos (ATF).

Apenas el domingo, un artefacto detonado en el suroeste de Austin, Texas, lesionó a dos hombres jóvenes que circulaban en bicicletas y fue activado por un cable colocado camuflado para mezclarse con el entorno.

De la misma forma las autoridades están investigando si la cuarta explosión fue obra de la misma persona responsable de las otras tres explosiones que se han registrado en Austin desde el pasado dos de marzo.

Las primeras tres bombas se dejaron como paquetes en las puertas de tres casas. La primera explosión, el dos de marzo, mató a Anthony Stephan House, un afroamericano de 39 años. El segundo atentado registrado el 12 de marzo, mató a Draylen Mason, un adolescente también afroamericano de 17 años y dejó lesionada a su madre de 40 años.

La tercera explosión ocurrió también el 12 de marzo y lesionó gravemente a una mujer hispana de 75 años. El hecho de que las victimas hasta antes del último atentado fueran miembros de las minorías, motivó sospechas de que pudieran tratarse de un “crimen de odio”.

lrc