MUNDO

Esta es la experiencia de un voluntario para la vacuna del covid

Richard Fisher decidió ser uno de los 10,000 voluntarios para la vacuna contra la covid que está desarrollando la Universidad de Oxford

  • REDACCIÓN
  • 30/07/2020
  • 18:04 hrs
  • Escuchar
Esta es la experiencia de un voluntario para la vacuna del covid
Fisher, contó a la BBC Mundo que, decidió llenar el formulario para postular como voluntario, semanas después la vacuna ya corría por su sangre. (Foto: Pixabay)

REINO UNIDO.- Richard Fisher, es uno de los 10,000 voluntarios para la vacuna contra la covid que está desarrollando la Universidad de Oxford (Reino Unido), que hasta el momento ha arrojado resultados "prometedores".

Fisher, contó a la BBC Mundo que, decidió llenar el formulario para postular como voluntario, semanas después ya estaba en una sala de neurología destinada ahora al ensayo de la vacuna, donde le explicaron la base científica de las pruebas y los posibles efectos secundarios.

Luego de ver el video me preguntaron en detalle por mi historia médica o cualquier síntoma previo de covid-19. Me tomaron muestras de sangre y tuve que firmar un documento que estipula varias obligaciones: permitiré, por ejemplo, que publiquen fotos de mi brazo inoculado y no donaré sangre. Las mujeres también deben comprometerse a usar anticonceptivos durante el ensayo

Fisher volvió a casa sintiéndose más informado sobre lo que le iban a realizar, pero también un poco más nervioso que antes.

Día de la vacunación

Una semana después, el 3 de julio, Fisher volvió a la misma sala del Hospital St George donde tuvo su primera evaluación.


Pienso en amigos y familiares en otras partes del mundo, cada uno viviendo etapas diferentes de esta pandemia. Mientras algunos países celebran haber controlado las infecciones, otros siguen en una curva ascendente de muertes

"Luego de semanas de espera y tras una breve inoculación, la vacuna finalmente circula en mi sangre", dijo a la BBC.

Sin embargo, Fisher tiene un 50% de probabilidades de que le hayan inyectado la vacuna de Oxford y 50% de que haya recibido la vacuna de control, y no sabrá cuál de ellas le tocó hasta el final del ensayo.

La larga espera

Luego de la inoculación vino la etapa de la larga espera. Todos los voluntarios fueron divididos en pequeños grupos para monitorear posibles síntomas.

En el caso de Fisher, siete días después de recibir la vacuna, frotó sus amígdalas con un hisopo por 10 segundos. Luego colocó el mismo hisopo en un orificio nasal y llevarlo lo más arriba posible.

He leído que, si haces esto correctamente, debes sentir que prácticamente estás ´rozando tu cerebro´

Luego de tomar la muestra, colocó en una bolsa sellada que va en una caja también sellada que dice: "Sustancia biológica categoría B", y la despachó en buzones especiales de correo para "envíos prioritarios".

Pocos días después recibí un mensaje de texto diciéndome que mi test de coronavirus había dado negativo

Además de hacer el hisopado, llenó un formulario con preguntas sobre su comportamiento en la semana previa.

"Repetiré esta rutina semanal durante al menos cuatro meses. Y me tomarán muestras de sangre en el hospital hasta fines del año que viene".

Hasta que sepamos con certeza que hay una vacuna efectiva, continuaré respetando las reglas de distanciamiento físico para proteger a mi esposa, mi hija, el resto de mi familia, mis amigos y todas las personas con las que me cruce en la calle

"Me da satisfacción tener la oportunidad de jugar un rol muy pequeño, junto a otros voluntarios, en un ensayo que tiene en vilo al mundo", agregó.

Vacuna de Oxford

El 20 de julio los investigadores de Oxford anunciaron resultados iniciales prometedores, basados en un ensayo con 1,077 personas.

La vacuna, según esos datos, es segura y genera una respuesta del sistema inmunológico.

Los resultados definitivos sólo se conocerán con la fase 3 del ensayo clínico, en la que participan miles de voluntarios en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica.

(María José Pardo)