MUNDO

Esta es la estructura narcoterrorista de Nicolás Maduro, según la DEA

El gobierno de Estados Unidos acusa al presidente de Venezuela de ser líder del cártel de los Soles desde 1999, ofrece 15 millones de dólares por su captura

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 26/03/2020
  • 11:43 hrs
  • Escuchar
Esta es la estructura narcoterrorista de Nicolás Maduro, según la DEA
Esta es la estructura narcoterrorista de Nicolás Maduro, según la DEA (Foto DEA)

Nicolás Maduro Moros, presidente de Venezuela, es el líder del cártel de los Soles, aseguró el gobierno de Estados Unidos, quien ofreció una recompensa de 15 millones de dólares por su captura. 

Narcoterrorismo, tráfico de armas y corrupción son algunas de las acusaciones que pesan contra el mandatario venezolano, según informaron la Fiscalía General de Justicia de los Estados Unidos y la Administración de Control de Drogas (DEA, por su siglas en inglés). 

De acuerdo con la acusación, Maduro Moros lidera desde 1999 el cártel de los Soles, año en que fue electo como miembro de la Asamblea Constituyente y redactó una nueva Constitución para Venezuela.

Nicolás Maduro no se encuentra sólo, la acusación también señala a altos funcionarios del gobierno venezolano y miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), quienes forman parte de la estructura narcoterrorista, algunos de ellos con una recompensa sobre sus hombros de 10 millones de dólares.

"Durante más de 20 años, Maduro y varios colegas de alto rango supuestamente conspiraron con las FARC, causando que toneladas de cocaína ingresaran y devastaran las comunidades estadounidenses", aseguró el fiscal general estadounidense William P. Barr.

Abajo de Maduro aparece Maikel José Moreno Pérez, presidente de la Suprema Corte de Justicia de Venezuela, acusado de lavado de dinero, así como de recibir sobornos para arreglar ilegalmente docenas de casos en el país sudamericano. 

Por ejemplo, detalla la acusación en su contra, Moreno Pérez autorizó la incautación y venta de una planta automotriz de General Motors con un valor de 100 millones de dólares a cambio de un porcentaje personal de los ingresos. 

También recibió sobornos para autorizar el desestimación de cargos o la liberación contra venezolanos, incluido un fraude multimillonario contra Petróleos de Venezuela, paraestatal de hidrocarburos venezolana.

Durante cuatro años, de 2014 a 2016, Maikel José reportó movimientos en sus cuentas bancarias de casi 3 millones de dólares, cuando sus ingresos anuales son de 12 mil dólares, según una solicitud de visa que realizó en Estados Unidos.  

Gastó -según muestra los registros bancarios- un millón de dólares en un avión y piloto privado, así como 600 mil dólares en compras en tiendas departamentales, más 50 mil dólares en pagos a una tienda de reparación de relojes de lujo y casi 40 mil dólares en pagos a un director de concurso de belleza venezolano.

"Durante la última década, funcionarios corruptos del gobierno venezolano han saqueado sistemáticamente a Venezuela de miles de millones de dólares", dijo la fiscal Ariana Fajardo Orshan y agregó: "Con demasiada frecuencia han usado bancos e inmuebles del sur de la Florida para ocultar y perpetuar su actividad ilegal".

Al mismo nivel que el presidente de la Suprema Corte de Justicia de Venezuela aparece Vladimir Padrino López, Ministro de Defensa de Venezuela, acusado de conspirar para distribuir cocaína a Estados Unidos.

Padrino López, refiere la acusación, recibía dinero para permitir que aviones repletas de droga volara con seguridad el espacio aéreo venezolano. 

Ministro de Defensa Venezolano ya tiene un antecedente criminal en Estados Unidos, el 25 de septiembre del 2018 el Departamento del Tesoro lo incluyó en su lista negra. 

"Estas acusaciones exponen la devastadora corrupción sistémica en los niveles más altos del régimen de Nicolás Maduro", dijo el administrador interino de la DEA, Uttam Dhillon.

En el primer círculo de la organización criminal liderada por Maduro aparece Diosdado Cabello Rondón, jefe de la Asamblea Nacional Constituyente; Hugo Armando Carvajal Barrios, alias "El Pollo", exdirector de inteligencia militar; y Clíver Antonio Alcalá Cordones, exgeneral de las fuerzas armadas venezolanas; así como Luciano Marín Arango, alias "Iván Márquez", y Seuxis Paucis Hernández Solarte, alias "Jesús Santrich", altos mandos de las FARC

Este círculo cercano, junto con Nicolás Maduro, es acusado de narcoterrorismo, tráfico de cocaína a los Estados Unidos y transporte, así como uso de armas y dispositivos destructivos.

Mientras pretendían negociar la paz con el gobierno colombiano, los líderes de las FARC acordaron con el cártel de Los Soles reubicar algunas de sus operaciones en Venezuela bajo la protección de la organización criminal de Maduro.

En su papel de líder del cártel de Los Soles, Maduro habría negociado envíos de toneladas de cocaína de las FARC, ordenó que el cártel les proporcionara armas, coordinó con otros países el tráfico de drogas y pidió a los líderes de la guerrilla colombiana capacitar a un grupo de militares como una unidad de las fuerzas armadas para el cártel de Los Soles.

Posteriormente, las FARC y el cártel de Los Soles enviaron cocaína desde Venezuela a los Estados Unidos a través de puntos de transbordo en el Caribe y América Central, como Honduras.

Entre los altos funcionarios señalados por el gobierno estadounidense también aparecen Tareck Zaidan El Aissami Maddah, vicepresidente de economía de Venezuela y Joselit Ramírez Camacho, superintendente de criptomonedas de Venezuela.

También aparece Luis Motta Domínguez, exministro de Energía de Venezuela, señalado por recibir sobornos para adjudicar negocios de Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) a empresas con sede en los Estados Unidos.

En la lista sigue Néstor Reverol Torres, exdirector de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) de Venezuela y excomandante de la Guardia Nacional venezolana, así como Edylberto José Molina Molina, exsubdirector de la ONA y actual agregado militar de Venezuela en Alemania, fueron acusados por conspiración internacional de distribución de cocaína a Estados Unidos.

Se suman Vassyly Kotosky Villarroel Ramírez, alias "Mauro" y "Ángel", y Rafael Antonio Villasana Fernández, excapitán y exoficial de la Guardia Nacional venezolana, respectivamente, fueron acusados de participar en una conspiración internacional de distribución de cocaína entre enero de 2004 a diciembre de 2009.

Kotosky y Villasana utilizaron vehículos oficiales del gobierno para transportar más de siete toneladas de cocaína desde la frontera colombiana a varios aeropuertos y puertos marítimos en Venezuela para su importación final a los Estados Unidos;.

Aparece también Nervis Gerardo Villalobos Cárdenas, exviceministro de Energía de Venezuela, acusado de lavado de dinero y recibir sobornos de empresarios estadounidenses para entregar contratos de energía.

Finalmente está Oscar Rafael Colmenarez Villalobos, exoficial de la Fuerza Aérea Venezolana, acusado de contrabandear armas y piezas de aeronaves militares.

Maduro tiene sobre sus hombros una recompensa de 15 millones de dólares, mayor a la de varios capos de la droga mexicanos como Nemesio Oseguera Cervantes, "El Mencho", por quien ofrecen 10 millones de dólares o Ismael Zambada García, "El Mayo", quien carga una recompensa de 5 millones de dólares. Sin embargo, no es mayor a la de Rafael Caro Quintero, con una recompensa de 20 millones de dólares.