MUNDO

El SarsCoV2 circula desde hace décadas entre murciélagos: estudio

La Universidad de Pensilvania señala a los murciélagos de herradura como el origen más plausible del coronavirus y que el pangolín no habría sido huésped

  • REDACCIÓN
  • 28/07/2020
  • 14:08 hrs
  • Escuchar
El SarsCoV2 circula desde hace décadas entre murciélagos: estudio
Científicos reconstruyeron la evolución del coronavirus al rastrear su historial de recombinación. (Archivo)

PENSILVANIA.- Un estudio realizado por científicos de la Universidad Estatal de Pensilvania sugiere que el SarsCoV2, causante de la enfermedad covid-19 podría llevar décadas de circulación entre los murciélagos, animal que hasta el momento ha sido señalado como posible origen del coronavirus que sumerge al mundo en una pandemia que ha costado alrededor de 655 mil 300 muertes entre más de 16.5 millones de contagios.

La investigación dirigida por Maciej Boni, del Centro de Dinámico de Enfermedades Infecciosas, fue publicado por Nature Microbiology, reconstruyó la evolución del virus al rastrear su historial de recombinación, de acuerdo con información de Bloomberg.

Así, se señala a los murciélagos de herradura como el origen más plausible del SarsCoV2, además de que posiblemente los pangolines no actuaron como huésped del virus, aunque los mamíferos escamosos podrían haber jugado algún papel en la propagación de la covid-19.

(Pangolín)

 

El origen del virus

Las acusaciones de Estados Unidos sobre la creación del coronavirus en un laboratorio de Wuhan, China, ha hecho que la Organización Mundial de la Salud enviara este mes a un grupo de expertos para tratar de encontrar al posible "paciente 0". 

De acuerdo con el estudio de la Universidad de Pensilvania, el seguimiento del linaje del virus es crucial al inicio de un brote pues permite a las autoridades de salud separar a las personas del huésped animal del patógeno.

No obstante, se concluye que siempre será difícil identificar un virus con potencial de incubarse en seres humanos antes de que surjan brotes importantes, lo que resalta la necesidad de crear una red global de sistemas de vigilancia de enfermedades humanas en tiempo real.

(djh)