MUNDO

“El Porky” de New Jersey: Violó a una menor; juez le da clemencia por ser de buena familia

Pese a que existe un video de evidencia, grabado por el propio violador, el juez que lleva el caso decidió no juzgarlo como adulto por ser de buena familia

  • REDACCIÓN
  • 03/07/2019
  • 14:01 hrs
  • Escuchar
“El Porky” de New Jersey: Violó a una menor; juez le da clemencia por ser de buena familia
“El Porky” de New Jersey: Violó a una menor; juez le da clemencia por ser de buena familia (Foto Ilustrativa/tomada de la web)

Una fiesta ente jóvenes realizada en New Jersey se convirtió en el escenario de un infierno vivido por Mary, menor –en ese entonces– de 16 años, quien fue víctima de violación, por si fuera poco, el crimen sexual fue grabado y difundido en redes sociales.

El señalado como presunto violador de Mary, nombre referido a la víctima para proteger su identidad, es también un menor de edad de 16 años identificado con sus iniciales GMC.

Ambos, junto con una treintena de jóvenes, acudieron a una fiesta tipo pijamada, donde los menores consumieron alcohol.

Mary, afectada profundamente por el alcohol, le costaba mantenerse en pie, tropezaba mientras caminaba y su hablar era confuso.

Aprovechándose de esta situación, primero, una serie de jóvenes golpearon el trasero de la menor, a tal grado que le quedaron marcas de manos en las nalgas.

Luego, GMC llevó a Mary al sótano de la casa donde se llevaba a cabo la fiesta, para violarla.

Por su fuera poco, GMC se grabó penetrando a la joven de 16 años, quien en estado inconsciente mostraba su torso desnudo y su cabeza golpeando con la pared.

Tras cometer el crimen sexual, GMC dejó a Mary en la habitación, su situación era tal que comenzó a vomitar, hasta que una de las madres de los asistentes la llevó a su casa.

Mientras, GMC envió la grabación a sus amigos con la leyenda: “cuando tu primera vez fue una violación”.

A la mañana siguiente, Mary se percató de los moretones y marcas que tenía en las nalgas, también se percató que la ropa que llevó a la fiesta estaba rota.

Fue entonces cuando la menor se enteró que se estaba circulando el video de su violación, encaró a GMC, quien negó que dicho video existiera.

Sin embargo, Mary supo que la grabación seguía circulando, así que le contó lo sucedido a su madre, quien contactó a las autoridades.  

Al respecto la fiscalía sostiene que: “La menor en cuestión en este caso, GMC tuvo relaciones sexuales vaginales con Mary mientras estaba visiblemente intoxicada, físicamente indefensa e incapaz de dar su consentimiento”.

Y añade: “Durante el curso de este asalto sexual, GMC grabó un video de su celular con Mary y, posteriormente, envió ese video a siete amigos”.

“En el momento en que llevó a Mary al sótano, estaba visiblemente intoxicada y no podía caminar sin tropezar.  Mientras duró el asalto, las luces permanecieron apagadas y la puerta fue bloqueada por una mesa de futbolín”, refiere la fiscalía.

Y agrega: “Grabar un video de un teléfono celular mientras cometía el asalto fue un acto deliberado de degradación.  Le mintió a Mary mientras simultáneamente difundía el video y compartía sin reparos la naturaleza de su conducta en él.  Esto no fue ni una mala interpretación infantil de la situación, ni fue un malentendido.  El comportamiento de GMC fue calculado y cruel”. 

Por lo anterior, la fiscalía solicitó que GMC fuera juzgado como adulto, pese a ser menor de edad, al concluir las acciones del menor eran sofisticadas y depredadoras.

“Este nivel de sofisticación criminal justifica la elevación de este caso a través de una renuncia involuntaria al tribunal penal de adultos”.

Sin embargo, el juez del caso, James Troiano, rechazó la solicitud de la fiscalía, asegurando que se trata de un abuso sexual y no de una violación.

Además, dijo, habría que tener clemencia con GMC porque proviene de una buena familia, asiste a una escuela de excelencia y tiene buenas calificaciones.

“El joven viene de una buena familia, que lo ubicó en una escuela excelente, en la que se encontraba extremadamente bien. Claramente es un candidato no solo para la universidad, sino también para una buena universidad. Sus puntajes para ingresar a la universidad fueron muy altos”

En cuando a la grabación de la violación, así como a la difusión de la misma, el juez consideró que se trató de “un niño diciendo estupideces a sus amigos” y no de acciones sofisticadas y depredadoras como refirió la fiscalía.

La decisión de Troiano fue severamente reprendida por la Corte de Apelaciones, misma que presentó un fallo donde advierte que no puede mostrar prejuicios hacia "adolescentes privilegiados".

Por ello, han acusado al juez de "haber aceptado la teoría de la defensa y no haber revisado los hechos de manera neutral".

Este fallo ha provocado que el caso sea trasladado del Juzgado de Familia a un gran jurado donde al final del día se le juzgará como adulto.

GMC ha sido acusado de agresión sexual agravada en primer grado, invasión de privacidad por grabar el vídeo, poniendo en peligro el bienestar de un niño e invasión de privacidad por la difusión del mismo.