MUNDO

El peligro del supremacismo blanco entre militares en EU

Joe Biden debe tener como tarea inmediata abordar la influencia de los grupos de odio y la propaganda racista

  • REDACCIÓN
  • 12/01/2021
  • 15:14 hrs
  • Escuchar
El peligro del supremacismo blanco entre militares en EU
Un alto oficial retirado de la Fuerza Aérea presuntamente participó en el motín del miércoles pasado en el Capitolio de EU. (Especial)

La sociedad estadounidense se enfrenta al resurgimiento del supremacismo blanco y de extrema derecha, ideologías en las que se ha ubicado la participación de exmilitares como se comprobó en el ataque al Capitolio, en Washington.

Un alto oficial retirado de la Fuerza Aérea presuntamente participó en el motín del miércoles pasado en el Capitolio de EU y un veterano de la Marina que también desempeñó un papel principal fue arrestado durante el fin de semana. Mientras tanto, una alborotadora que murió mientras intentaba ingresar a la oficina de la presidenta Nancy Pelosi también era veterana de la Fuerza Aérea que abrazó conspiraciones de extrema derecha y QAnon.

Entre las imágenes obtenidas dentro del Capitolio, se aprecia un hombre con el torso desnudo y tatuado; a quien se le identificó como Jake Angeli, en redes sociales es conocido como "The Q Guy" o "The Q-Shaman". Su apodo hace referencia al movimiento radical QAnon, un grupo de ultraderecha que apoya a Donald Trump y propaga teorías conspirativas. 

También, ingresó el grupo de los Proud Boys, quienes celebraron el ataque por medio de redes sociales. El grupo de simpatizantes del presidente sólo acepta hombres y maneja una retórica nacionalista, misógina y anti musulmana.

El medio británico The Independent reportó que un miembro del grupo publicó el siguiente mensaje en la página de Telegram: "Durante varias horas, nuestra fuerza colectiva tuvo a los políticos en Washington en un terror absoluto. Los peones traicioneros (policías) también estaban aterrorizados".

En Parler, otra plataforma usada por extremistas bloqueados de las principales redes sociales, el grupo comentó: "No parece que estén destruyendo la capital. Parece que la están liberando. Dios bendiga a América y a todos sus patriotas".

ALERTA A BIDEN

De acuerdo con legisladores, militares retirados y analistas en seguridad, Joe Biden debe tener como tarea inmediata abordar la influencia de los grupos de odio, la propaganda racista y el sentimiento antigubernamental en el cuerpo de oficiales; ahora en que se perfila para secretario de Defensa, el general retirado Lloyd Austin

"Hay un problema de crisis: el aumento del extremismo y la supremacía blanca en las filas", dijo en una entrevista con Politico el representante Jason Crow, un oficial retirado del ejército y miembro del Comité de Servicios Armados de la Cámara.

Eso ha sido impulsado por el presidente [Donald] Trump, desafortunadamente. De modo que hay que abordarlo de forma inmediata e inequívoca. Eso es lo primero de la lista

El Ejército de EU anunció el lunes la destitución de un oficial que fue investigado por publicar un video a sus 3 millones de seguidores de TikTok bromeando sobre el exterminio de judíos en los campos de concentración nazis.

De acuerdo con Politico, una encuesta de 2020 encontró que más de un tercio de todas las tropas en servicio activo y más de la mitad de los miembros del servicio minoritario informaron haber presenciado ejemplos de primera mano de nacionalismo blanco u otro racismo impulsado ideológicamente.

"El número de extremistas en el ejército ha aumentado debido a un mayor porcentaje de supremacistas blancos que intentan unirse al ejército y al desarrollo de inclinaciones supremacistas blancas entre algunos miembros del personal en servicio", Mark Pitcavage, especialista en grupos de extrema derecha para el Liga Anti-Difamación, dijo el año pasado al Comité de Servicios Armados de la Cámara.

TERRORISMO POLÍTICO

En octubre, el plan para secuestrar a la gobernadora de Michigan, la demócrata Gretchen Whitmer, puso al descubierto las actividades clandestinas de "Wolverine Watchman", una de las milicias de ultraderecha que han aflorado en Estados Unidos ante la pandemia del coronavirius y las protestas raciales. 

Las autoridades destaparon un presunto complot de este grupo armado, prácticamente desconocido hasta ahora, destinado a secuestrar y quizá matar a la gobernadora, quien ha sido criticada por sus órdenes para contener el coronavirus, que estos sectores consideran que atentan contra sus libertades constitucionales.

Su plan pasó a ser el secuestro de la gobernadora demócrata para llevarla a un escondite situado en un lugar remoto de Wisconsin y juzgarla por "traición", sin descartar acabar con su vida.

Uno de los detenidos, Joseph Morrison, considerado el "fundador" y "comandante supremo" de la milicia, utilizaba una propiedad destartalada en un área rural en la localidad de Munith, unos 120 kilómetros al este de Detroit, para adiestrar a los miembros.

La presencia de estos grupos ultraderechistas armados, que antes mantenían un perfil más bajo, se ha hecho bastante habitual en Estados Unidos a raíz de la pandemia, pero sobre todo en respuesta a las protestas contra la brutalidad policial y el racismo.

Ahora es frecuente ver a grupos de milicianos armados en protestas antirracistas, según ellos, para proteger la propiedad privada y mantener el orden en caso de disturbios o saqueos

Estos grupos, se dijo, parecen haberse visto envalentonados por el presidente de EU, Donald Trump, que ha visto en ellos un nicho de votos y en ocasiones ha eludido condenar sus actividades o incluso las ha respaldado.

AUMENTO DE MILICIAS ARMADAS

Estos grupos tienen diferentes agendas y motivaciones, desde la lucha contra la inmigración hasta un recelo del gobierno, pero buena parte de ellos ahora se sienten animados por la presidencia de Donald Trump y su eslogan electoral de "ley y orden", señalaron expertos a la BBC Mundo.

200 MILICIAS EN EU

Se estima que en EU hay alrededor de 200 milicias compuestas por miles de civiles y militares retirados, aunque sus estructuras a menudo difusas y la falta de datos oficiales sobre estos grupos impiden tener una idea exacta de su tamaño. 

Los especialistas advierten que fenómenos recientes como la pandemia de coronavirus, la pérdida de millones de empleos, una creciente crispación política y social junto a la proliferación de teorías conspirativas en las redes sociales han servido como caldo de cultivo de las milicias en este país.

Paul Goldenberg, miembro del Consejo Asesor del Departamento de Seguridad Nacional de EU a BBC Mundo que, "las milicias han estado involucradas y activas en EU durante décadas o siglos en algunos casos. Pero lo que vemos ahora es un momento absolutamente sin precedentes en la historia de EU".

"¿Están creciendo las milicias? Creo que están creciendo. Desafortunadamente, algunas milicias se ven a sí mismas como una fuerza civil o ciudadana justa para reemplazar a la policía, si de hecho la policía pierde autoridad", agregó Goldenberg.

MILICIAS ARMADAS HASTA LOS DIENTES

La presencia de milicias armadas con rifles de asalto y ropa de camuflaje ha sido notoria en protestas recientes contra las medidas de confinamiento por el coronavirus o contra el racismo y la brutalidad policial en EU.

Varios de estos grupos surgieron a partir de 2009 como reacción al gobierno de Barack Obama, el primer presidente negro de EU, según estudios.

Una de las mayores agrupaciones, los Oath Keepers (Guardianes del Juramento) fue fundada en 2009 por Stewart Rhodes, un paracaidista retirado del Ejército que trabajó en la oficina de un representante republicano por Texas.

El grupo atrajo a policías y militares retirados con la consigna de defender la Constitución y el derecho a portar armas, mientras asume posturas de extrema derecha: el mes pasado Rhodes sostuvo que "la guerra civil está aquí y ahora" y pidió a Trump reprimir una "insurrección marxista" en EU.

La visibilidad que han adquirido algunas milicias recientemente contrasta con la actitud más reservada que adoptaron tras una marcha de grupos de extrema derecha en Charlottesville, Virginia, que acabó en violencia en 2017.

El año pasado, miembros de una milicia denominada United Constitutional Patriots (Patriotas Constitucionales Unidos) generaron polémica al detener por cuenta propia a cientos de inmigrantes en la frontera con México.