MUNDO

El aneurisma que casi le quita la vida a Biden hace más de 30 años

Las posibilidades de supervivencia del entonces senador eran tan bajas que incluso llamaron a un sacerdote para que le diera la extremaunción

  • REDACCIÓN
  • 19/11/2021
  • 17:50 hrs
  • Escuchar
El aneurisma que casi le quita la vida a Biden hace más de 30 años
(Foto: Efe)

El 12 de febrero de 1988, un hombre de 45 años se despertó en el suelo de la habitación de su hotel, después de estar cinco horas inconsciente. Apenas podía mover sus piernas.

Su asistente lo subió a un avión con destino a Delaware para que fuera a un hospital, en donde los médicos le encontraron un aneurisma cerebral. Sus posibilidades de supervivencia eran tan bajas que incluso llamaron a un sacerdote para que le diera la extremaunción.  

Pero el hombre sobrevivió. Su nombre es Joe Biden y hoy es el presidente de Estados Unidos.


TRES MESES EN EL HOSPITAL

El entonces senador había regresado a su hotel tras dar un discurso en Rochester, en el estado de Nueva York. Fue entonces cuando sintió un dolor muy intenso en la cabeza, que describió posteriormente como si un machete le partiera el cráneo.

Tras el incidente y su diagnóstico en el hospital, fue trasladado a Washington. Ahí, el cirujano le dijo que la operación podría resultar en la pérdida de la capacidad del habla. Pero no sucedió.

Biden pasó tres meses en una cama de hospital, entre cirugías y complicaciones. Pasaron siete meses antes de que pudiera ponerse de pie y regresar al trabajo.


EL ESTRÉS DEL TRABAJO

Biden llevaba varios meses ignorando un inusual dolor de cabeza y de cuello, solamente tomando Tylenol para tratarlo. Pensaba que se debía al estrés en el trabajo ya que, además de ser presidente del Comité Judicial del Senado, estaba haciendo campaña para convertirse en el presidente del país.

Su campaña terminó, según él mismo, de forma vergonzosa. El entonces senador de Delaware se retiró de la carrera después de que se cuestionara la falta de atribución de las citas que usó en un discurso.

Sin embargo, el mandatario considera que el fracaso de su campaña le salvó la vida: si hubiera seguido viajando e ignorando sus síntomas, quizá habría muerto.


ACV


Con información de Brain Aneurysm Foundation Joe Biden: una nueva era de Evan Osnos.