MUNDO

El ABC de las elecciones regionales en Venezuela

Los comicios, en los que se elegirán a más de tres mil nuevos funcionarios, se llevarán a cabo este domingo

  • EFE Y REDACCIÓN
  • 20/11/2021
  • 19:25 hrs
  • Escuchar
El ABC de las elecciones regionales en Venezuela
(Foto: Archivos)

CARACAS.- Los venezolanos saldrán este domingo a votar en las elecciones regionales del país, en las que se elegirán 3,082 nuevos funcionarios públicos. Entre ellos hay 23 gobernadores, 335 alcaldes, 253 legisladores estadales y 2,471 concejales para el periodo 2021-2025.

Los comicios serán monitoreados por la Unión Europea, un grupo de las Naciones Unidas, la organización Centro Carter y el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (Ceela).

Bajo la coalicion de la Plataforma Unitaria, la misma que envió una delegación a México para la ronda de negociaciones con el oficialismo, los proncipales partidos opositores cuentan con candidatos en todos los niveles y entidades.

La firma privada venezolana Datanálisis esperta que haya una participación cercana al 45% de los electores del país, y anticipa que la mayoría de las gobernaciones quedarán en manos del chavismo.

Estas son las claves que rodean los comicios de este domingo.

 

SEÑALAN IRREGULARIDADES

Las reclamaciones y denuncias comenzaron ya en el momento en que se anunció la convocatoria a elecciones, el pasado 13 de mayo.

 

1.- Campaña anticipada

Tanto candidatos de la oposición como del oficialismo han realizado campaña casi desde que se anunciara la fecha de las elecciones. El artículo 75 de la Ley de Procesos Electorales establece que no se permitirá propaganda que "se produzca fuera del lapso" establecido para ello.

Tras esta convocatoria, los opositores, que enfrentan desde hace meses divisiones y falta de claridad en su estrategia contra el Gobierno, han intentado retomar, a través de visitas a comunidades, concentraciones, redes sociales y promesas de "cambio", el contacto con la gente, tras desconectarse de la población, producto de la pandemia por covid-19 y sus disputas internas.

Mientras, el chavismo ha hecho campaña igualmente a través de los mismos medios, redes sociales y discursos difundidos ampliamente con promesas de mejoría económica o de las aptitudes que pueda tener cualquiera de sus candidatos.

 

2.- El uso de recursos del estado

Una de las denuncias más recurrentes a lo largo del proceso electoral es el uso de los recursos del Estado venezolano por parte del oficialismo para hacer campaña. Dos de los cinco rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), ambos afines a la oposición, han llamado la atención por este motivo.

Los rectores Roberto Picón y Enrique Márquez han denunciado el uso de cuentas de Twitter de instituciones públicas, medios de comunicación del Estado, fachadas de entes estatales e incluso el discurso de funcionarios públicos para hacer propaganda a favor del partido de Gobierno, tanto antes, como durante la campaña.

La organización civil Súmate añade la "manipulación", por medio de los beneficios sociales que entrega el Gobierno, a cambio de votos a favor de los candidatos chavistas. Sin embargo, de momento, no se conocen sanciones por ninguno de estos motivos.

 

3.- La "parcialidad" en medios

Las autoridades venezolanas son constantemente criticadas por "confundir" el uso de los medios de comunicación y entes estatales con canales de difusión de propaganda del partido gubernamental y por ello, en momentos electorales, las denuncias de parcialidad y desequilibrio crecen.

Según una observación que ha hecho Súmate en los primeros días de la campaña formal, "más del 50% del total (...) del monitoreo a (el canal estatal) Venezolana de Televisión es hacia la campaña del (gobernante) Partido Socialista Unido de Venezuela".

La organización destaca, además, el "ventajismo" del chavismo, debido a que los medios audiovisuales, tanto privados como públicos, transmiten cualquier comparecencia o evento del presidente Nicolás Maduro o altos funcionarios sin que las mismas sean obligatorias.

El presidente de Súmate, Francisco Castro, considera que se debe a las "presiones" gubernamentales sobre la prensa.

 

4.- Vetos a opositores

Aunque el CNE debe vigilar que se cumplan las normas de la campaña, los candidatos de oposición, especialmente los más críticos, se enfrentan a la dificultad de poder transmitir sus mensajes a tiempo o como desean.

La oposición ha denunciado en múltiples oportunidades, en campaña y fuera de ella, la censura a la que se enfrentan e, incluso, a las dificultades de acceder a sitios específicos, como ocurrió el pasado 10 de octubre cuando se celebró un ensayo electoral, y un grupo señalado de chavista intentó impedir la participación del opositor a la gobernación de Vargas, José Manuel Olivares.

Olivares se enfrentó, en esa ocasión, a empujones del grupo que impedía su acceso a un centro de votación, frente a las autoridades militares que vigilaban el proceso, sin que el hecho tuviera repercusiones.

 

5.- La "desinformación" del proceso y oferta electoral

Los llamados a votar por parte del ente, los partidos y candidatos son constantes, pero Súmate ve "desinformación" y opacidad en el proceso y la oferta electoral, pues considera que no se difunde lo suficiente.

"Estamos (...) en medio de un proceso con mucha desinformación sobre, por ejemplo, las ferias electorales (lugares donde enseñan a los ciudadanos cómo usar el sistema automatizado de votación), sobre la oferta electoral. Hay mucha desinformación en términos de los mecanismos para votar, sobre todo en una elección tan compleja", dijo Castro.

Las autoridades del CNE han difundido en sus redes sociales información sobre esto, pero no así en canales de televisión y radio. 

 

EL CIERRE DE LA CAMPAÑA

El oficialismo y la oposición de Venezuela, que acude a las urnas por primera vez desde 2017, cerraron este jueves la campaña electoral para las elecciones apurando los últimos momentos para reclamar el voto a sus simpatizantes, un desafío especialmente complejo para los antichavistas.

La última jornada de campaña fue testigo de una escena que hace años se antojaba inédita, chavistas y opositores -sin líderes- pidieron el voto y repartieron panfletos unos frente a otros en varias zonas de la gran Caracas, sin problemas entre ambos grupos.

En un gran acto celebrado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en el estado Miranda, que alberga parte de Caracas, la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, aseguró que los comicios servirán para dar una "lección democrática, para que los imperios del mundo aprendan a respetar a Venezuela".

"Ellos (la oposición) saben que le vamos a dar una paliza este 21 de noviembre", afirmó Rodríguez, quien insistió en que mantendrán el legado del fallecido presidente Hugo Chávez tras la contienda electoral.

En este mismo acto participó el presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), Jorge Rodríguez, quien apostilló que "es imposible" que les sea arrebatada la victoria en las elecciones del domingo.

"La hora más dura ya pasó y no pudieron con nosotros, las agresiones más graves ya las infringieron y no pudieron con nosotros. Resistimos, les ganamos, los derrotamos", aseveró.

 

LA UNIÓN EUROPEA DESPLIEGA A SUS OBSERVADORES

Los 34 observadores de corto plazo de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea (MOE-UE) se desplegaron el jueves por el país.

La jefa de la misión, la eurodiputada portuguesa Isabel Santos, saludó a los observadores antes de su partida por tierra a los distintos destinos que tienen asignados.

Santos fue preguntada acerca de las críticas vertidas por el número dos del oficialismo, Diosdado Cabello, quien ha pedido a sus simpatizantes que desconfíen de los observadores de la Unión Europea, diciendo que su trabajo "se basa en la desacreditación" del proceso.

En varias ocasiones, ha afirmado que la delegación de la Unión Europea en Venezuela tiene "el guión escrito sobre el ejercicio democrático que se desarrollará en Venezuela, el cual se basa en la desacreditación de todo el proceso comicial".

Al respecto, la observadora jefa se mostró sorprendida y negó que tengan "un informe preparado".

"La gran dificultad de esta misión es que estamos aquí, observamos hasta el final, y producimos el informe con base en todos los informes que nos aportan todos los observadores (...) Ese tipo de afirmaciones es algo muy raro para mí, muy sorprendente", concluyó. 

 

LEGISLADORES DE EU DENUNCIAN "FALSAS ELECCIONES"

Los impulsores del Caucus para la Democracia de Venezuela en el Congreso de Estados Unidos tacharon este viernes de "falsas" las elecciones regionales y subrayaron que Maduro "se ha asegurado de que el resultado esté predeterminado".

El congresista republicano Mario Díaz-Balart y la demócrata Debbie Wasserman Schultz denunciaron que el "régimen de Maduro controla estrictamente todas las instituciones vinculadas al proceso electoral", incluido el poder judicial y el Consejo Nacional Electoral, y condenaron la "censura de los medios de comunicación" y la "escalada de represión" que se constata antes de las "falsas elecciones".

Los copresidentes del citado caucus bipartidista, una iniciativa que busca restaurar la democracia en ese país, tacharon en un comunicado de "dictadura" e "ilegítimo" al régimen de Maduro.

Se refirieron también a la investigación abierta por la Corte Penal Internacional sobre violaciones sistemáticas de los derechos humanos por parte del régimen, incluidos "crímenes de lesa humanidad, tortura y homicidios contra disidentes y opositores políticos".

El Gobierno de Maduro "solo confirma aún más su ilegitimidad con este comportamiento atroz y sus maquinaciones para aferrarse al poder", dijeron los legisladores estadounidenses.

Por todo ello, exhortaron al Gobierno de Estados Unidos y a la comunidad internacional a "condenar enérgicamente el control ilegítimo del poder del régimen de Maduro" y a expresar su "solidaridad con el pueblo de Venezuela y su representante democrático, el presidente interino Juan Guaidó".

"Apoyamos al pueblo venezolano exigiendo libertad, respeto por los derechos humanos básicos y un Gobierno genuino y democrático", concluyeron los dos legisladores.

 

ACV