MUNDO

El 90% de heroína consumida en EU viene de México: informe

El Departamento de Estado de EU señala que la corrupción evita que el combate contra los cárteles del narco tenga éxito

  • EFE
  • 02/03/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
El 90% de heroína consumida en EU viene de México: informe

WASHINGTON.- Entre el 90 % y el 94 % de la heroína consumida en Estados Unidos proviene de México, donde se espera que los cultivos de opio sigan creciendo en el futuro próximo pese a los "esfuerzos" del Gobierno mexicano para combatir a las organizaciones de narcotraficantes, informó este jueves el Departamento de Estado.

 

La cifra, una estimación basada en datos de inteligencia e incautaciones de droga, la proporcionó el secretario de Estado adjunto de EU para Narcóticos y Asuntos de Seguridad, William Brownfield, al presentar hoy el informe anual del Departamento de Estado sobre el narcotráfico en el mundo.

 

"Mi estimación es que entre el 90 y el 94 % de toda la heroína consumida en Estados Unidos proviene de México. Mi estimación es que una proporción muy pequeña, entre el 2 y el 4 %, viene de Colombia; y que el resto, entre el 4 y el 6 %, llega de Asia, la mayoría proveniente de Afganistán", dijo Brownfield a periodistas.

 

Esa distribución de orígenes contrasta "completamente" con los datos globales, dado que se calcula que alrededor del "80% de la heroína del mundo se produce en Afganistán", explicó Brownfield.

 

La discrepancia no se debe a que los narcotraficantes afganos no puedan llegar a Norteamérica, porque "la mayoría de la heroína consumida en Canadá proviene de Afganistán", sino que hay "otros motivos" que provocan que la hegemonía absoluta la tenga México, agregó el funcionario, sin especificar esas posibles razones.

 

El informe anual sobre drogas del Departamento de Estado, enviado hoy al Congreso estadounidense, cita a México como uno de los mayores productores de "heroína, mariguana y drogas sintéticas con destino a EU", además de uno de los principales países de tránsito de esas drogas y también de cocaína procedente de Suramérica.

 

"El cultivo ilícito de drogas es un reto particular, y las tendencias estadísticas sugieren que el cultivo ilícito de amapola del opio seguirá creciendo", apunta el informe.

 

Ese aumento de producción encaja con el auge de demanda en Estados Unidos, que vive "su peor crisis de adicción a la heroína y los opiáceos en más de 60 años", reconoció Brownfield.

 

"Estados Unidos y México están hablando constantemente sobre la erradicación de la amapola del opio y la (producción de) heroína, y sobre formas en las que podemos cooperar para reducir la cantidad que se cultiva hoy", aseguró el funcionario estadunidense.

 

"Tenemos un reto, pero también tenemos un mecanismo de coordinación y cooperación que nos deja en un lugar mejor que si tuviéramos esta conversación hace diez años", agregó.

 

Preguntado por el plan del presidente de EU, Donald Trump, de construir un muro en la frontera sur, Brownfield -quien fue nominado para el cargo por el expresidente Barack Obama y por ahora sigue en él- subrayó la importancia de mantener la cooperación con México.

 

"En cierto sentido, hemos desarrollado un muro en términos de cooperación entre nuestras agencias de seguridad, sin tener por ahora la construcción física del muro", indicó Brownfield.

 

El informe del Departamento de Estado destaca también que "las incautaciones de laboratorios clandestinos han aumentado significativamente, lo que sugiere que sigue habiendo acceso a químicos precursores" por parte de los narcotraficantes.

 

"México continúa sus esfuerzos para combatir a las organizaciones criminales trasnacionales, reformar su sistema judicial y las prisiones, mejorar la seguridad fronteriza y profesionalizar su policía", destaca el informe, y recuerda que en 2016 el Gobierno mexicano comenzó a trabajar en una estrategia antidrogas integral.

 

No obstante, la corrupción sigue dificultando la lucha contra el tráfico de narcóticos, y muchos funcionarios de seguridad locales siguen siendo "vulnerables" a esa lacra, apunta el documento.

 

Los fondos de la Iniciativa Mérida de seguridad han permitido incautar, hasta 2016, "más de 230 toneladas métricas de drogas ilegales y más de 50 millones de divisas ilegales", añade.

 

Fracasan Bolivia y Venezuela en lucha antidrogas

 

Bolivia y Venezuela son, junto a Birmania, los países del mundo donde existe un "fracaso demostrable" a la hora de implementar sus obligaciones internacionales en la lucha antidrogas, según el informe anual de Estados Unidos sobre el narcotráfico en el mundo.

 

Entre los mayores productores y países de tránsito de drogas del mundo se encuentran también Colombia, México, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Perú, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Panamá y Belice, de acuerdo con el informe, enviado hoy por el Departamento de Estado al Congreso estadunidense.

 

El informe, relativo a 2016, se basa en las recomendaciones emitidas por el expresidente de Estados Unidos Barack Obama en septiembre pasado, cuando designó a Bolivia, Venezuela y Birmania como responsables de una política fallida en la lucha antidrogas en los doce meses anteriores.

 

Aunque esa denominación puede implicar sanciones de Estados Unidos, la designación de Obama fue acompañada en este caso de una recomendación al Congreso de que no interrumpiera la asistencia económica a Venezuela y Birmania, que está "en el interés nacional de Estados Unidos", según el Departamento de Estado.

 

En el caso de Bolivia, Obama no llegó a estimar que Estados Unidos tenga en su "interés nacional" continuar la ayuda, por lo que la asistencia que Washington proporciona a ese país se limita a la humanitaria y de lucha contra el narcotráfico, que es mínima.

 

La lista de los 22 países que son los mayores productores y zonas de tránsito de drogas del mundo que aparece en el informe es idéntica a la del año pasado, que se refería a 2015, y está compuesta por una mayoría de naciones latinoamericanas, además de cinco asiáticas: Afganistán, Birmania, India, Laos y Pakistán.

 

La principal novedad del informe es la inclusión de Belice en la lista de los principales países de origen de sustancias químicas precursoras que se usan en la producción de narcóticos ilegales.

 

En esa lista repiten un año más Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Perú, República Dominicana y Venezuela; entre una veintena de países que incluyen varios europeos como el Reino Unido, Alemania, Holanda y Bélgica; y asiáticos como Tailandia y China.

 

lrc