MUNDO

El 8-N: un día D para Estados Unidos y el mundo

El próximo martes será el Día D para los estadounidenses, el día de la decisiòn sobre el rumbo que tomará su país por los próximos cuatro u ocho años

  • REDACCIÓN
  • 04/11/2016
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
El 8-N: un día D para Estados Unidos y el mundo

Este martes 8 de noviembre podría fácilmente ser descrito como el día D para el mundo por las consecuencias de la elección en Estados Unidos.

El día D es un término militar para indicar el inicio de una operación de combate y se vincula principalmente con el ataque a Normandía el 6 de junio de 1944 durante la Segunda Guerra Mundial, lo que finalmente llevó a la derrota de Hitler y sus fuerzas nazis.

Por eso este martes es el Día D para los estadounidenses, el día de la decisión sobre el rumbo que tomará Estados Unidos por los próximos cuatro años u ocho años.

De acuerdo con la más reciente encuesta de The Washington Post-ABC News, Hillary Clinton tiene 47% de las preferencias electorales, mientras Donald Trump 43%.

La ventaja de 4 puntos de Clinton es idéntica a la que se presentó en la encuesta de mediados de Octubre de 2012 de ABC, y después de la cual Barack Obama ganó con un margen de cuatro puntos.

Hillary se ha visto beneficiada por grupos que siguieron a Obama durante sus dos periodos. La gente afroamericana da un apoyo de 86% sobre 6% de Trump, muy cerca del 93-6% de las encuestas de salida de Obama en 2012.

 

 

En cuanto a la comunidad latina, 71% favorece a Clinton y 23% a Trump, muy parecido al 67-19%  que tenía Obama como margen ganador de 71-27% en 2012.

Otra encuesta de Morning Consult para politico.com revela que Clinton tiene 3 puntos de ventaja sobre Trump. La encuesta muestra  que en cuanto la votaciòn por gènero: Trump está arriba de Clinton por un punto entre los votantes masculinos, 44% contra 43%. Sin embargo, Hillary cuenta con 6 puntos más entre las mujeres, 47% contra 41 por ciento de Trump.

Si se habla de grupos raciales, Trump tiene 10 puntos arriba entre los votantes blancos, 49% contra 39 por ciento. Pero Hillary lidera la preferencia entre los afroamericanos 80% contra 11% de Trump, y 61% contra 27% entre los hispanos.

Al hablar sobre el segmento de educación, Trump tiene 19 puntos más entre aquellos que no tienen una licenciatura. Clinton supera a Trump por siete puntos entre aquellos que si tienen licenciatura, 48% contra 41 por ciento.

 

HONESTIDAD

 

Clinton continúa débil en el cierre de la campaña. Aventaja a Trump por cinco puntos en la pregunta sobre cuál candidato es más honesto y digno de confianza.

En sus actos de campaña de fin de semana Clinton incrementó sus argumentos contra Trump pidiéndoles imaginar al magnate frente al Capitolio a cargo del arsenal nuclear.

“Piensen acerca de lo que significa confiar los códigos nucleares a alguien con una piel muy delgadita que agrede a cualquiera que lo desafía. Imaginen con qué facilidad podría Donald Trump sentirse insultado y comenzar una guerra de verdad, no una de Twitter a las 3 la mañana”, agregó Hillary.

Clinton llamó a sus seguidores a realizar una “intervención” con amigos y familiares que planean votar por Trump para explicarles a ellos que “la ira no es un plan”.

"A veces el destino de las naciones más grandes se reduce a un solo momento", dijo Clinton. "Este es uno de esos momentos de hacer o no hacer algo por Estados Unidos. Esto está en tus manos”.

El viernes, Hillary hizo estuvo acompañada de amigos y celebridades. Primero con el empresario multimillonario Mark Cuban en Pittsburgh y luego en un concierto con Jay Z en Cleveland.

En tanto, pesos pesados de la política recorrieron el país: Su esposo, Bill, estuvo en Colorado, mientras el presidente Obama departió con votantes en Carolina del Norte.

En comparación, Donald Trump fue una figura solitaria. Cuando se trata de reforzar a Trump, el Partido Republicano no envía a los mejores hombres: como los líderes del partido lo han desautorizado o se han negado a respaldar su candidatura, Trump ha dejado en su lugar a un grupo ecléctico de jugadores de apoyo para ayudarlo en su último round.

Y aunque las encuestas muestran que Trump se acerca más a Clinton, los republicanos más prominentes en los estados clave que pueden cambiar aún temen que su impopularidad pueda mancharlos por asociación.

El viernes Trump estuvo en New Hampshire, pero no apareció la senadora Kelly Ayotte, un republicano que busca la reelección, tampoco Chris Sununu, el republicano nominado para gobernador. La señora Ayotte retiró su respaldo a Trump el mes pasado, y Sununu tomó distancia del magnate en su muy competido estado.

Además, dos ex ayudantes del gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, quien preside el equipo de transición de Trump, fueron condenados por todos los cargos relacionados con un complot para crear un gigantesco atasco de tráfico en el puente más activo del país como retribución política.

Tres personas, incluyendo el autor intelectual, testificaron en una corte federal que Christie sabía sobre ello, pero el gobernador Christie continuó negando que sabía sobre el plan.

El final de esta contienda se decidirá en el Colegio Electoral conformado por 538 personas. El que logre 270 o más votos de los estados se alzará con la victoria, aún si el voto ciudadano no le favorece.

Todo el mundo estará pendiente de lo que pase este martes. El Día D.

 

(Con información de The New York Times , The Wahington Post y poltiico.com)

 

 

lrc