MUNDO

Desestiman mayoría de los cargos contra Alex Saab, ligado a empresario mexicano

Fiscales consideran que lavó más de 350 millones de dólares para pagar corruptelas del presidente venezolano Nicolás Maduro en sistema financiero de EU

  • ALEJANDRA CEBALLOS VARGAS
  • 01/11/2021
  • 17:00 hrs
  • Escuchar
Desestiman mayoría de los cargos contra Alex Saab, ligado a empresario mexicano
(Foto: Efe)

Una corte de Estados Unidos pospuso hasta el 15 de noviembre la lectura de cargos por lavado de dinero contra el empresario colombo-venezolano Alex Saab, presunto testaferro del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y ordenó desestimar 7 de las 8 acusaciones penales contra él para cumplir con las garantías dadas a Cabo Verde en el proceso de extradición.
La lectura de cargos estaba prevista para esta jornada pero se aplazó por dos semanas, según los documentos judiciales publicados hoy.
El juez Robert N. Scola Jr. accedió a retirar la mayoría de cargos tras una solicitud hecha hoy por escrito por el fiscal Kurt Lunkenheimer.
El fiscal pidió retirar siete cargos de lavado de dinero y dejar solo el de conspiración para cometer ese delito basado en las "garantías hechas a la República de Cabo Verde durante el proceso de extradición".

La extradición se concretó el pasado 16 de octubre, después de una batalla judicial demás de un año de duración.
Según señala por Twitter el periodista venezolano exiliado Roberto Deniz, que ha denunciado a Saab en sus escritos, parte del acuerdo con Cabo Verde era desestimar casos para no superar en Estados Unidos la pena máxima de ese país africano.
La Fiscalía señala además que la petición incluye solamente a Saab, y no al otro implicado, en referencia al empresario colombiano Álvaro Pulido, incluido en el mismo proceso criminal.

TAMBIÉN LEE: Antes y después de Alex Saab

A la cita de hoy la prensa no tuvo acceso a través de Zoom ni de forma presencial después de que algunos medios publicaran fotos de Saab durante la primera audiencia tomadas de esa plataforma el pasado 18 de octubre, lo cual es ilegal.

La prensa no tuvo acceso a la cita de este lunes a través de Zoom ni de forma presencial después de que algunos medios publicaran fotos de Saab durante la primera audiencia tomadas de esa plataforma el pasado 18 de octubre, lo cual es ilegal.

AUDIENCIA SIN PRENSA

Sobre la audiencia, que fue presidida por el juez de primera estancia Edwin G. Torres, no hubo detalles.
Los archivos judiciales de Estados Unidos también publicaron un documento firmado por Saab y por su abogado, Henry Bell, en el que el empresario colombiano renunciaba a comparecer este lunes tanto en persona como en la versión de internet de la audiencia a través de la plataforma Zoom.
En la audiencia, en la que Bell anticipó que se iba a declarar "no culpable", se preveía también que la defensa iba a solicitar la libertad bajo fianza.
Sin embargo, todos estos procedimientos no se realizarán hasta el próximo 15 de noviembre.

EL CASO DE SAAB

Saab, de 49 años, fue extraditado el pasado 16 de octubre desde el archipiélago africano de Cabo Verde y desde entonces está encerrado en una prisión federal de Florida a la espera del juicio, en el que es acusado de ocho cargos relacionados con lavado de dinero junto con el empresario colombiano Álvaro Pulido.
Por el colombiano, que está prófugo presumiblemente en Venezuela, según el Gobierno estadounidense, hay una recompensa de 10 millones de dólares para quien ayude con información sobre su paradero.

El juez Joh O'Sullivan, que presidió la primera audiencia, advirtió el pasado 18 de octubre de la prohibición de grabar audio o video de las audiencias, como también de su publicación.
Al respecto, el abogado Bell pidió a la corte controlar e investigar la "publicación ilegal" de ese material en el que se ve a Saab vestido de preso y compareciendo desde su celda el pasado 18 de octubre.
Según documentos judiciales, la Fiscalía se pronunciará sobre esa petición de la defensa el 9 de noviembre, tras lo cual el juez tomará una decisión.
Saab está acusado de siete cargos de lavado de dinero y uno más de conspiración para cometer ese delito.
Desde mayo de 2019, más de un año antes de su captura en Cabo Verde en razón de una orden dictada a través de Interpol, el empresario nacido en Barranquilla (Colombia) está sujeto a sanciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.
Los fiscales consideran que lavó más de 350 millones de dólares para pagar corruptelas del presidente venezolano a través del sistema financiero estadounidense

INMUNIDAD DIPLOMÁTICA

Entre tanto, sus abogados en Cabo Verde insistieron este fin de semana que al empresario colombo-venezolano se le violó la inmunidad diplomática.
"A pesar de estar debidamente informado de la condición diplomática de Alex Saab, y a pesar de las protestas de varios Estados (entre ellos Venezuela, Irán y Rusia), Estados Unidos se negó a retirar su solicitud de extradición", señaló en un comunicado el abogado nigeriano Femi Falana.
El Gobierno de Venezuela, que afirma que Saab tenía inmunidad diplomática cuando fue detenido en Cabo Verde, mostró su rechazo a la extradición suspendiendo unilateralmente el diálogo que llevaba a cabo con la oposición en México.

Previamente, Saab había sido nombrado en ausencia representante del Gobierno en esas conversaciones.
Mientras el exilio venezolano en Estados Unidos confía en que Saab colabore con la Justicia y ponga así en evidencia a Maduro, desde Caracas portavoces oficiales y la esposa del empresario insisten en que no se va "doblegar".
El Gobierno del demócrata Joe Biden ha mantenido la decisión tomada durante la Presidencia de Donald Trump de desconocer a Maduro como presidente y ha corroborado el reconocimiento al opositor Juan Guaidó como presidente interino.
Tampoco ha modificado la presentación de cargos por narcoterrorismo contra el presidente venezolano hecha en 2020 ni la oferta de 15 millones de dólares por cualquier información que lleve a su captura.  

PRIMERA AUDIENCIA

La primera audiencia tuvo lugar el 18 de octubre ante el juez John O’Sullivan en medio de una gran expectación, tanto que hubo momentos en que llegó a haber 350 personas conectadas a la sesión de Zoom, la mayoría periodistas.

Saab compareció virtualmente desde la cárcel donde está recluido desde su llegada a Estados Unidos y hubo medios que infringieron la Regla 53, que prohíbe publicar las imágenes de las audiencias, por lo que la imagen de Saab con el uniforme color naranja de reo y el pelo largo y suelto fue reproducida masivamente.

Los abogados de Saab reclamaron al tribunal que en lo sucesivo tomen “las medidas razonables para prevenir nuevas violaciones de la Regla 53” e hicieron algunas sugerencias al respecto.

Saab no quiere más videos

El juez Scola demandó a la Fiscalía que diera a conocer su parecer sobre este punto antes de anunciar cómo procederá, pero por ahora no ha habido anuncios.

El abogado Bell dijo que "no puede hablar en nombre del tribunal sobre cómo abordará ahora la publicación ilegal de las imágenes de Saab".

El Gobierno de Venezuela, que afirma que Saab tenía inmunidad diplomática cuando fue detenido en Cabo Verde, mostró su rechazo a la extradición suspendiendo unilateralmente el diálogo que llevaba a cabo con la oposición en México.

Previamente, Saab había sido nombrado en ausencia representante del Gobierno en esas conversaciones.

ALEX SAAB, LOS PANDORA PAPERS Y SU LIGA CON UN JOVEN EMPRESARIO MEXICANO

En junio de 2020, el nombre del empresario colombo-venezolano Alex Saab le dio la vuelta al mundo, cuando los medios informaron sobre su captura en Cabo Verde y su extradición a Estados Unidos; en México, un joven empresario fue vinculado con el entramado de empresas y sus cuentas ya fueron congeladas en México y Estados Unidos.

Saab es acusado de lavar dinero en nombre del presidente venezolano, Nicolás Maduro, por medio de un extenso esquema de corrupción que salió a la luz con los Pandora Papers. De acuerdo con información en Estados Unidos, Saab y sus cómplices transfirieron alrededor de 350 millones de dólares a cuentas que poseían o controlaban en otros países.

En octubre de 2021, más de un año después de su detención, Cabo Verde finalmente extraditó a Saab a Estados Unidos. El empresario ahora enfrenta un juicio que tiene la atención internacional, ya que en él se podrían evidenciar vínculos de Maduro con esta red de corrupción.

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, aseguró este 31 de octubre que sobre el caso de las despensas CLAP y la presunta red de lavado de dinero del empresario colombiano en México, se presentaron cinco denuncias ante la Fiscalía General de la República (FGR) en contra de 25 sujetos involucrados.

Se bloquearon más de 26 millones de pesos y 1.5 millones de dólares, detalló el funcionario mexicano.

La UIF también presentó ante la Secretaría de la Función Pública y ante asuntos internos de la FGR la denuncia contra funcionarios de la UIF y de la PGR de la administración anterior que participaron en un acuerdo reparatorio ilegal derivado de compra de alimentos a sobreprecio para Venezuela.

Pero, ¿quién es Alex Saab, y a qué se enfrenta?

EL ASCENSO DE UN MILLONARIO

Alex Saab comenzó vendiendo llaveros. Para para agosto de 2021, sin embargo, Estados Unidos calculó que su fortuna superaba los mil millones de dólares.

Aunque las sanciones en su contra solamente se hicieron públicas en 2019, medios como Armando.Info, Reuters y Univision tenían años rastreando las actividades de Saab.

El portal venezolano Armando.Info reportó en abril de 2015 que Saab era uno de los beneficiarios de un negocio de exportaciones de casas prefabricadas que se lucraba de las restricciones cambiarias en Venezuela.

En este artículo, el medio cuenta que, en tiempos del presidente Hugo Chávez, Saab estuvo presente en la firma de un convenio entre Colombia y Venezuela como contratista del gobierno venezolano.

En julio de 2016, la agencia Reuters reportó que Saab estaba a la cabeza de una empresa que se había ganado una licitación de la petrolera estatal PDVSA por cuatro mil 500 millones de dólares. Esto a pesar de que la compañía no tenía experiencia en la industria.

A los pocos días, Armando.Info se sumó al tema de Reuters y publicó información adicional, como el nombre del socio de Saab: Álvaro Pulido. A esto se le sumaron investigaciones de Univision, que señalaban los posibles nexos que Saab y Pulido habían tenido con el narcotráfico en el pasado.

Estos tres medios llegaron a recibir amenazas por parte del abogado de Saab por difamación.

En abril de 2017, Armando.Info reveló que Saab también tenía el negocio de uno de los programas bandera del gobierno venezolano: los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

El periodista Roberto Deniz, en entrevista con el medio colombiano La Silla Vacía, define este programa como “la venta de alimentos subsidiados por parte del gobierno venezolano a la población de menos recursos”.

Explica que desde que comenzó el programa, en 2016, Armando.Info detectó que uno de los grandes beneficiarios era Saab.

“A través de distintas sociedades registradas en paraísos fiscales, Alex Saab recibía contratos millonarios del gobierno venezolano, salía a comprar en países como México o Turquía alimentos de muy baja calidad, y los revendía al gobierno venezolano con sobreprecio”.

El Tiempo de Bogotá reveló que el FBI descubrió que Alex Saab abrió empresas fachada con cuentas en un banco de Andorra, por lo que también salió en la trama conocida en 2021 como Pandora Papers.

¿VÍNCULOS CON MÉXICO?

En 2017, Venezuela destituyó a su fiscal general, Luisa Ortega, por diferencias con el gobierno de Nicolás Maduro. La exfiscal huyó del país y denunció casos de corrupción dentro del gobierno, incluyendo el de los CLAP.

“Tenemos investigación de las bolsas de alimentos que se entregan en Venezuela, los CLAP, una empresa mexicana, registrada en México a nombre de dos personas”, aseguró Ortega. “La empresa tiene nombre Group Grand Limited, empresa que se presume es del presidente de la República, Nicolás Maduro”.

En octubre de 2018, México desactivó una red que vendía a sobreprecio alimentos de baja calidad al gobierno de Venezuela. La entonces Procuraduría General de la República (PGR) informó que tanto empresarios mexicanos como venezolanos participaban en esta red.

El 17 de septiembre de 2019 se dio a conocer que una controvertida empresa vinculada a las operaciones de corrupción en la importación de alimentos del régimen de Nicolás Maduro recibió un jugoso contrato de mil 275 millones de pesos de la Policía Federal, de acuerdo con documentos obtenidos por el Nuevo Herald.

El contrato para suministrar alimentos, hospedaje y apoyo logístico fue otorgado a la empresa Surtipractic, filial de la proveedora de alimentos El Sardinero empresa que fue sancionada en diciembre de 2014.

En una carta enviada a LA SILLA ROTA en ese entonces, El Sardinero expresó que "jamás ha sido señalada por ningún órgano de gobierno por incurrir en alguna práctica anticompetitiva, ilegal o irregular".

Sin embargo, el Departamento del Tesoro recibió un extenso informe sobre los posibles vínculos entre El Sardinero y altos funcionarios venezolanos involucrados en prácticas de corrupción, y la posibilidad de que la empresa mexicana esté ayudando al régimen a mover dinero.

Las tres familias mexicanas más beneficiadas por la exportación de los alimentos CLAPVenezuela fueron, según los documentos, los empresarios Jorge Carlos Fernández Francés, presidente de El Sardinero Es Servicio, SA de CV; el empresario guanajuatense Aristóteles Vaca Pérez, dueño de Rice&Beans y Almacenes Vaca, y los hermanos Jorge y Elías Landsmanas Dymensztejn, dueños del Corporativo Kosmos y sus filiales: La Cosmopolitana, SA de CV, y Productos Serel, SA de CV.

CASO LIBRE ABORDO Y SCHLAGER BUSINESS GROUP

La Fiscalía General de la República dio a conocer que los productos se compraban en México y se vendían en Venezuela a un precio 112% mayor a su costo real.

Según publicaciones de diversos medios internacionales, el principal centro de distribución de alimentos de Venezuela estaba en el puerto de Veracruz, en México. Desde ahí, a miles de kilómetros de distancia, en lo que va de año han zarpado buques cargados con las cajas de alimentos para los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), el programa diseñado por Nicolás Maduro. La travesía de unos cinco días implica bajar desde el golfo mexicano, atravesar el mar Caribe y tocar costas venezolanas, y ha conducido a un negocio millonario a Group Grand Limited

En junio de 2020, Estados Unidos puso en su lista negra a la empresa mexicana Libre Abordo y a una firma relacionada, Schlager Business Group -ligadas a Olga María Zepeda Esparza y su madre, Verónica Esparza García y Joaquín Leal Jiménez- a las que acusó de ayudar al gobierno de Venezuela a evadir sus sanciones.

Justo un año después de la firma de contratos con Corpovex, el 18 de junio de 2020,  impuso sanciones a las tres personas mencionadas además de ocho entidades extranjeras y dos embarcaciones por estas actividades.

Estas empresas, de acuerdo con los señalamientos, comenzaron a recibir crudo venezolano para su reventa en los mercados asiáticos a finales del 2019, después de firmar dos contratos con el gobierno de Maduro a del año.

El acuerdo se se dio en la forma de un pacto de petróleo por alimentos, exento de las sanciones de Estados Unidos. Las empresas darían a Venezuela 210 mil toneladas de maíz como parte del acuerdo.

Desde que comenzaron estos envíos, las empresas recibieron unos 30 millones de barriles de petróleo venezolano, según documentos de PDVSA.

Para Estados Unidos, Libre Abordo fue cómplice de la red de corrupción liderada por Saab.

POSTURA DE LIBRE ABORDO

El 13 de junio de 2019, Libre Abordo firmó un contrato de ayuda humanitaria con Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex) para proveer mil camiones cisterna con el gobierno de Venezuela proyectadas para implementar un programa de distribución de agua en regiones marginadas del país.

Un segundo contrato data del 17 de junio de 2019, para suministrar maíz blanco. En ambos contratos se estableció la recepción como pago en especie de barriles de petróleo necesarios para cubrir el valor de la transacción, de acuerdo con documentos.

La empresa, en un documento, detalló que al momento de la firma de los contratos, pesaba la Orden Ejecutiva del gobierno de Estados Unidos número 123850 sancionando a la compañía estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA). El 5 de agosto, con otra orden ejecutiva, Donald Trump extendió los alcances de la sanción a los activos de PDVSA para evitar que el gobierno de Maduro tuviera acceso a recursos financieros.

Libre Abordo explicó que recurrió a diversos despachos legales con sede en Washington para analizar los alcances de las órdenes ejecutivas de EU y posibles sujetos de sanción y se llegó a la conclusión que ni las compañías navieras contratadas para movimientos de hidrocarburos y también se llegó a la conclusión de que las operaciones de Libre Abordo no aportan beneficios financieros ni a PDVSA no al gobierno de Maduro.

Estados Unidos ha sancionado este jueves a tres empresarios y ocho compañías con sede en México a las que acusó de participar en una red para intentar evadir las penalizaciones que ha impuesto Washington al sector petrolero de Venezuela para presionar la salida de Nicolás Maduro. El país sudamericano enfrenta una escasez de combustibles debido a las constantes sanciones impuestas por Washington a los países que le venden el hidrocarburo al régimen chavista.

¿QUIÉN ES JOAQUÍN LEAL JIMÉNEZ?

Antes de las sanciones de Estados Unidos a Leal Jiménez, el joven de entonces 28 años aparecía en medios locales como un “gurú energético”, según el diario El País. En otras ocasiones se presentaba como un emprendedor o un filántropo.

Leal estudió en Babson College, una universidad privada en Estados Unidos. Con apenas 23 años, fundó con otros dos socios la empresa Suministro Sustentable de Energía en México (Sumex), la primera empresa privada que obtuvo permiso para revender la electricidad en México.

Según dijeron fuentes al medio, Sumex ideó un esquema de licencias de comercialización regionales. Este sistema le permitió ingresar varios millones de pesos, aunque ellos no iban a la empresa.

Sin embargo, los socios de Leal lo acusaron de malversar unos 90 millones de pesos y tratar de encubrirlo con facturas falsas. En 2017, se vio obligado a vender sus acciones y dejar la compañía.

Este no fue el único episodio que puso en duda su reputación. Leal diseminaba boletines de prensa en los que presumía de inversiones a empresas que él mismo había creado poco tiempo antes. Estos artículos repetían un patrón, ya que solamente lo mencionaban a él y se repetían declaraciones.

En 2019, varios medios informaron que un supuesto fondo de inversión canadiense llamado The Mystic Universe Capital invertiría en una empresa creada por Leal, llamada Luzy. Sin embargo, El País informó que no existe ninguna referencia sobre el supuesto fondo de inversión.

En la página, que ya no existe, no había ningún contacto, solamente una decena de empresas vinculadas con Leal y con el Grupo Diversidad SA de CV, una comercializadora de energía en la que Leal trabajó como asesor tras su salida de Sumex.

El periodo en el que el Departamento de Tesoro enmarca los negocios de Leal con Saab fue durante el último año del joven empresario en Grupo Diversidad.

LAS ACUSACIONES CONTRA SAAB

En julio de 2019, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento de Tesoro de Estados Unidos sancionó a Saab por su presunta participación en esta red de corrupción.

“A través de una sofisticada red de sociedades pantalla, socios comerciales y familiares, Saab volcó a mecanismos de lavado de dinero cientos de millones de dólares procedentes de la corrupción en todo el mundo”, según el comunicado del Departamento de Tesoro.

Sin embargo, Saab se encontraba en Venezuela, por lo que Estados Unidos tuvo que esperar para detener al empresario. Esta oportunidad no tardó mucho en llegar: el 12 de junio de 2020, Saab fue arrestado en Cabo Verde, cuando su vuelo hacía una escala camino a Tehrán, la capital iraní.

Mientras se alistaba la extradición de Saab, el gobierno venezolano salió a su defensa, asegurando que el empresario tenía inmunidad diplomática y que estaba haciendo “gestiones en nombre del Gobierno Bolivariano, destinadas a garantizar el derecho a la alimentación, la salud y otros derechos básicos fundamentales del pueblo de Venezuela”.

Finalmente, el 16 de octubre de 2021, Saab fue extraditado al país norteamericano. Una vez más, Venezuela salió en defensa del empresario y comparó la extradición con un secuestro, y la situación llegó a tal grado que el gobierno pospuso los diálogos que llevaba a cabo con la oposición desde agosto de este año.

Saab se presentó a su primera audiencia dos días después de su llegada a Estados Unidos. Las autoridades lo acusan de siete cargos de lavado de dinero y uno de conspiración para cometer este delito, que implican violaciones de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA), según el Departamento de Justicia.

El empresario se enfrenta a 20 años de cárcel si es declarado culpable.

En octubre de este año, los “Pandora Papers”, del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), exhibieron cómo varias de las personas más poderosas del mundo utilizaron cuentas offshore para evadir impuestos.

El nombre de Alex Saab aparece en esta investigación y en la de “Panama Papers”, publicada en 2016 por el ICIJ.

 

 

Con información de Armando.Info, BBC, EFE, El País, El Universo y La Silla Vacía.