MUNDO

Demócratas y Casa Blanca prevén acuerdo preliminar sobre cambios en T-MEC

Aún falta finiquitar los detalles y el representante comercial estadounidense deberá presentar la legislación correspondiente ante el Congreso de EU

  • REDACCIÓN
  • 09/12/2019
  • 13:41 hrs
  • Escuchar
Demócratas y Casa Blanca prevén acuerdo preliminar sobre cambios en T-MEC
El T-MEC le daría tanto a Trump como a su principal opositora, Nancy Pelosi, un triunfo legislativo pese a la crisis política en Washington (Foto: Especial)

Demócratas en el Congreso de Estados Unidos llegaron a un acuerdo preliminar con los sindicatos y con la Casa Blanca sobre la nueva versión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que ha sido una de las prioridades del gobierno de Donald Trump, informó a AP una fuente demócrata que pidió guardar el anonimato.

Aún falta finiquitar los detalles y el representante comercial estadounidense deberá presentar la legislación correspondiente ante el Congreso. Por ahora no se ha fijado la fecha de la votación.

El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC o USMCA, por sus siglas en inglés) le daría tanto a Trump como a su principal opositora, la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, un triunfo legislativo pese a la crisis política en Washington por el proceso para una posible destitución de Trump.

Cabe mencionar que Pelosi revisa los cambios aplicados -sobre inspección laboral y disposiciones más estrictas sobre el acero- al acuerdo por Robert Lighthizer, representante de Comercio de EU y Jesús Seade, el subsecretario de la SRE para América del Norte.

El anuncio podría darse este lunes, aunque Pelosi aún no ha aprobado el plan según sus allegados.

El nuevo pacto comercial reemplazaría al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA), que eliminó casi todos los aranceles y otras barreras comerciales entre Estados Unidos, México y Canadá. Críticos -entre ellos Trump, los sindicatos y muchos legisladores demócratas- llevaban años denunciando que el TLCAN estaba eliminando empleos en Estados Unidos porque las compañías mudaban sus fábricas al sur, donde le pagaban menos a los obreros, y enviaban los productos al norte sin aranceles.

Las tensas negociaciones, que duraron semanas y fueron estrechamente observadas por importantes sindicatos estadounidenses, derivaron en un acercamiento. Pelosi siempre ha sido partidaria del libre comercio y estuvo a favor del TLCAN cuando se firmó en 1994.

Los demócratas en distritos electoralmente competitivos han estado presionando para que se aprobado el nuevo acuerdo, a fin de demostrar un logro de la mayoría demócrata en la cámara baja.

Si se ratifica el acuerdo, el Congreso podría quitarle algo de incertidumbre al futuro de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y Canadá (su segundo mayor socio comercial) y México (el tercero), y posiblemente estimularía a la economía estadunidense. Los agricultores estadunidenses, particularmente, están ansiosos de asegurarse de que sus exportaciones a Canadá y México sigan sin interrupciones.

El representante comercial estadunidense Robert Lighthizer negoció el año pasado el nuevo acuerdo con Canadá y México. Pero el T-MEC requería un voto del Congreso y la aprobación de demócratas sumidos en intensas negociaciones sobre aspectos técnicos del pacto.

OPINA EL CONTRAPESO

Por su parte, el senador y ex dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, acusó que el gobierno de AMLO se vio forzado a conceder sobre ciertos temas para acelerar la ratificación del T-MEC en EU y tener buenas noticias que presentar en materia económica.

"Estados Unidos ya le tomó la medida al gobierno que reconoce que le urge tener una bocanada de confianza que le daría la firma del T-MEC y se le imponen nuevas condiciones y las acepta, aunque haya una negociación con líneas rojas que se dice que no se van a cruzar", expuso.


Al igual, dijo que la Comisión de Economía de la cámara alta fue desplazada del seguimiento que se a las negociaciones que tienen que ver con el T-MEC.

En tanto, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) pidió a la actual administración federal no ceder ante las exigencias estadounidenses, así como a evitar acuerdos que afecten la soberanía del país o la competitividad de los distintos sectores productivos.

"En Coparmex, expresamos nuestro apoyo al gobierno federal para mantener firme su postura y no ceder por ningún motivo a la intención de realizar un proceso de certificación de todo producto en frontera, así como de habilitar cualquier mecanismo de operación de inspectores transfronterizos", afirmó el organismo a través de un comunicado.



AJ/djh