MUNDO

Control de cambios frena por ahora caída del peso argentino frente al dólar

La medida limita a 10 mil los dólares que las personas físicas pueden comprar mensualmente

  • REDACCIÓN
  • 02/09/2019
  • 18:42 hrs
  • Escuchar
Control de cambios frena por ahora caída del peso argentino frente al dólar
Usuarios bancarios esperan la apertura de una sucursal tras los controles cambiarios. (EFE)

El peso argentino resistió el tirón de los mercados, tras el establecimiento, el domingo, de control de cambios a la moneda. El peso subió ligeramente frente al dólar en una jornada de poca actividad. El precio de la divisa estadounidense pasó de 61 unidades el viernes a 57 el lunes.

“Creo que vamos a mantenernos en este rango de precios”, dijo el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, “porque es suficientemente alto y hay reservas para absorber cualquier contingencia”.

El presidente Mauricio Macri reunió por la mañana a su Gobierno y siguió las evoluciones del mercado con cierto alivio. Instruyó a sus ministros para evitar declaraciones conflictivas y peleas con la oposición, con el fin de “preservar la tranquilidad y no crispar más la situación del país”.

Tras la reunión, el ministro de Hacienda compareció ante la prensa y explicó que los controles de cambio, una medida que el Gobierno hizo todo lo posible por evitar porque suponía el reconocimiento del fracaso en la liberalización de los mercados financieros, no fueron consensuados con la oposición peronista. “Les informamos de las medidas, pero no hay cogobierno, seguimos gobernando nosotros”, afirmó.

Los nuevos controles cambiarios establecidos por el Banco Central limitan a 10 mil los dólares que las personas físicas pueden comprar mensualmente. Empresas e instituciones, incluyendo los bancos, deben pedir autorización para acceder al mercado de cambios.

Las sociedades extranjeras necesitarán también autorización para repatriar beneficios. En general, se intenta dar la mayor libertad posible a los ciudadanos (no hay por el momento restricciones sobre tarjetas de crédito ni límites al ahorro en dólares), y son las empresas las que cargan con las principales limitaciones.

Algunos sectores, como el inmobiliario, afirmaron que los controles agravarán una situación ya muy deprimida tras tres años de recesión y una continua baja del consumo por la caída cercana al 12% en los salarios reales.

José Urtubey, ex presidente de la Unión Industrial Argentina, declaró al diario La Nación que no era posible “estar de acuerdo con este tipo de medidas, que encima llegan tarde”, y añadió que los controles cambiarios demostraban “el fracaso del modelo económico de Macri”. El presidente canceló el almuerzo que tenía previsto el lunes con los dirigentes de la Unión Industrial.

El presidente del Banco Central de Argentina, Guido Sandleris, defendió el "paraguas cambiario" decretado este domingo y dijo que las nuevas medidas permitirán estabilizar el tipo de cambio.

"Estoy convencido de que la medidas adoptadas permitirán reducir la volatilidad y así proteger la estabilidad cambiar y a los ahorritas", dijo Sandleris en una rueda de prensa.

El titular de la autoridad monetaria defendió las iniciativas anunciadas el miércoles pasado por el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, para buscar extender los vencimientos de deuda de corto, mediano y largo plazo de Argentina.

También destacó el decreto firmado este domingo por el presidente argentino, Mauricio Macri, que habilitó al Banco Central a obligar a los exportadores a liquidar sus divisas en el mercado local y a imponer algunas restricciones a la compra de dólares y las transferencias al exterior.

Estas medidas, aseveró, "tienen como objetivo disminuir la volatilidad para proteger a la población".

Las medidas fueron adoptadas ante las severas tensiones financieras desatadas tras el revés en las primarias del 11 de agosto sufrido por el presidente argentino, Mauricio Macri, que buscará la reelección en octubre próximo.

En cuanto a las iniciativas que buscan extender los vencimientos de deuda, Sandleris señaló que así "se ha dado prioridad al uso de las reservas internacionales para preservar la estabilidad monetaria y financiera, aun cuando ello implique extender el plazo de pago a los inversores de deuda pública en estas circunstancias difíciles".

Detalló que en el segmento en dólares, cerca de la mitad de los depósitos están resguardado en el Banco Central y disponible enteramente para las entidades y el resto está como liquidez en los bancos o prestado a exportadores.

"En el segmento en pesos, a pesar del movimiento del tipo de cambio, los depósitos están estables y la liquidez sigue siendo grande", aseguró Sandleri antes de insistir en que "el nivel de liquidez del sistema financiero argentino es uno de los más altos del mundo".

El presidente del Banco Central también intentó llevar calma a los clientes bancarios, que este lunes tuvieron una mayor afluencia a las sucursales de las entidades financieras.

"Entiendo que la volatilidad y la incertidumbre hayan generado algunos temores, pero me parece que se van a ir disipando a medida que transcurran los días y veamos cómo este paraguas cambiario ayuda a reducir la volatilidad", aseguró.

Por otra parte, informó que el nivel de reservas monetarias, que en agosto cayó en 13 mil 793 millones de dólares, hasta los 54 mil 098 millones, es "elevado".

Desde su óptica, el comportamiento del mercado este lunes "fue bastante positivo", aunque hoy "ha sido un día especial porque recién empiezan las nuevas medidas y porque era festivo en Estados Unidos".

Con información de EFE y El País

JGM