MUNDO

Con nuevo presidente, ¿cómo enfrentará El Salvador a las Maras?

Nayib Bukele, el nuevo presidente de El Salvador, uno de los países más violentos de Centroamérica, aseguró que el problema de las pandillas es por falta de oportunidades

  • REDACCIÓN
  • 05/06/2019
  • 19:30 hrs
  • Escuchar
Con nuevo presidente, ¿cómo enfrentará El Salvador a las Maras?
Nayib Bukele, el hombre que se convirtió en el presidente más joven de la historia de El Salvador. (EFE)

En la primera lectura del plan de gobierno de Nayib Bukele, el hombre que este sábado se convirtió en el presidente más joven de la historia de El Salvador pareciera sugerir que esa esperanza de que combata desde la raíz el problema de las pandillas no está totalmente desencaminada.

La problemática de los grupos criminales que atentan contra la Seguridad Pública no puede ser tratada exclusivamente desde una óptica de combate a la delincuencia, ya que es un problema social donde la falta de oportunidades y opciones de vida comienzan a producir el círculo vicioso de la pobreza, el crimen y la violencia

"Sabemos que la sociedad reclama un cambio de paradigmas en el combate al crimen; principalmente porque ha presenciado cómo los grupos criminales han crecido y se han fortalecido, a pesar de todos los planes de mano dura, súper dura, tregua y medidas extraordinarias que han sido efectuados por las administraciones anteriores", continuó.

Por lo que el joven presidente salvadoreño, prometió acciones en materia de empleo, educación, deporte, cultura, salud e infraestructura "para recuperar el territorio de manera integral".

"Vamos a poner a todo el estado a trabajar en conjunto para lograr eso", dijo el nuevo mandatario al final de su primer consejo de ministros y después de caracterizar al Salvador como un Estado "cuasi fallido" y a las pandillas como una "estructura paralela" al mismo.


Esto, luego de que La Mara Salvatrucha dejara dejara en claro en una reciente entrevista con la revista salvadoreña Factum que las pandillas de El Salvador esperan que con la llegada de un nuevo presidente también cambien las políticas de seguridad del más violento de los países centroamericanos.

En pocas palabras, las maras esperan que Nayib Bukele "pueda ser el presidente que trate el problema desde la raíz y no con esa política absurda de las medidas extraordinarias, grupos de exterminio y más, como querer armar a la gente para matar pandilleros", según un representante de la más grande y peligrosa de las pandillas salvadoreñas.

mjp