MUNDO

Columbine, la tragedia que cimbró EU y hoy “revive” en México

Dos jóvenes fuertemente armados, protagonizaron un tiroteo que dejó 13 muertos; a más de 20 años de los hechos, la masacre resurge

  • REDACCIÓN
  • 10/01/2020
  • 13:16 hrs
  • Escuchar
Columbine, la tragedia que cimbró EU y hoy “revive” en México
Columbine, la tragedia que cimbró EU y hoy “revive” en México (Foto Especial)

Pocos minutos después de las 11:00 horas pasaron cuando una explosión irrumpió a escasos tres kilómetros de la Preparatoria Columbine, en Estados Unidos. Era el 20 de abril de 1999.

Servicios de emergencia acudieron al lugar a apagar el pequeño incendio que una bomba casera había originado.

La detonación fue colocada por los estudiantes de dicha preparatoria, Eric Harris y Dylan Klebold, quienes pretendían distraer a los servicios de emergencia, pues tenían planeado a ser una masacre en la escuela.

A escasos 10 minutos de la explosión, Eric Harris y Dylan Klebold arribaron a la preparatoria donde colocaron varias bombas en la cafetería, su plan era que estas explotaran e hicieran salir a los estudiantes del plantel, para acribillarlos a todos juntos en la salida.

Sin embargo, las bombas no explotaron. Entonces, ambos jóvenes ingresaron a la preparatoria, se colocaron cerca de la cafetería.

Ahí lanzaron un explosivo a dos jóvenes que comían: Rachel y Richard. La bomba apenas explotó, lo que no importó a las jóvenes víctimas, esto molesto a los tiradores, quienes sacaron armas ocultas en sus dos largas gabardinas y dispararon en su contra.  Ella murió, el resultó fuertemente herido.

Luego, Harris disparó contra tres jóvenes más: Daniel, Sean y Lance, quienes resultaron heridos. Posteriormente, ambos dispararon contra cinco estudiantes más, dos de ellos terminaron lesionados, Michel logró escapar y Mark fingió su muerte.  

Entonces, ingresaron a la cafetería donde dispararon e hirieron a cuatro personas más, tres estudiantes: Anne, Brian y Stephanie; y una profesora, Patti, quien alertó a demás estudiantes de lo sucedido y llamando posteriormente al 911.

La policía alertó al oficial Neil Gardner, quien acudió a la escuela. Al llegar se encontró con Harris, quien disparó en su contra sin poder dar en el blanco, el uniformado devolvió los disparos, pero tuvo la misma suerte. El tirador huyó al interior de la preparatoria.

Dentro de la cafetería se encontraban más de 400 alumnos, quienes hubieran sido blanco de los tiradores de no ser por el profesor Dave Sanders.

Al percatarse de lo sucedido sacó a los jóvenes de la cafetería por diferentes salidas en las que no se encontrarían con Eric y Dylan, convirtiéndose en un héroe.

Dave, sin embargo, fue alcanzado por las balas de los tiradores cuando ayudaba a más estudiantes a huir del lugar, muriendo posteriormente.  

Habían pasado apenas 20 minutos desde la primera explosión a las afueras de la preparatoria, cuando Eric Harris y Dylan Klebold ingresaron a la biblioteca donde había alrededor de 50 estudiantes escondidos.

Harris ordenó a los estudiantes escondidos que salieran, que solo matarían a los que usaran gorras blancas, prenda característica de los atletas de la escuela, nadie salió, entonces ambos comenzaron a disparar.

En la biblioteca fue donde más muertos y heridos resultaron. Kyle, Steven, Cassie, Isaiah, Matthew, Lauren, John, Kelly, Daniel y Corey fueron asesinados; Evan, Patrick, Daniel, Makai, Kacey, Lisa, Valeen, Mark, Nicole, Jeanna, Jennifer y Austin fueron heridos.

Durante uno de los disparos en la biblioteca, Eric Harris se rompió la nariz por el “latigazo” del arma; ahí también se quitó su gabardina, dejando ver su playera blanca con la leyenda “Natural Selection”, sus dos tirantes y pantalones negros.

Dentro de la biblioteca solo estuvieron poco más de 10 minutos. Deambularon por media hora más por la preparatoria, disparando en ocasiones desde la ventana a la policía. Viéndose rodeados por los uniformados, ambos se suicidaron.

En su momento culparon a la música de Rammstein y al videojuego Doom por la matanza.

Posteriormente se supo que Eric y Dylan tenían problemas mentales y un largo historial de pequeños crímenes, como robo.

Antes de la masacre, el mismo Eric Harris creó un sitio web con el fin de guardar niveles del videojuego Doom, mismo que jugaba con Dylan Klebold.

En este sitio, Harris creó un blog que incluía bromas y demás escritos, sin embargo, poco a poco se fue llenando de otro contenido como instrucciones para fabricar explosivos.

También comenzaron a dar señales de su ira contra la sociedad, como amenazas de muerte para maestros y estudiantes de la preparatoria donde se dio la masacre.

De igual manera, realizaron un diario, donde documentaron el video el arsenal que poco a poco fueron juntando.

Varias fueron entonces las señales de lo que se venía, y aunque autoridades y familiares lo supieron de antemano, nada se hizo para evitar la tragedia.

Más de dos décadas después, la matanza resurge, luego que un menor de 11 años realizara un tiroteo dejando dos muertos y al menos seis heridos en el Colegio Cervantes de Torreón, Coahuila.

Antes de la tragedia, el tirador acudió al baño y se cambió la ropa, vistiéndose como Eric Harris: una playera blanca con la leyenda “Natural Selection”, un par de tirantes y pantalón negro.

En una entrevista radiofónica, el padre de uno de los menores que asisten a dicho colegio aseguró que el menor estaba obsesionado con la masacre en Columbine.

(Rodrigo Gutiérrez)