MUNDO

Caso Lambert: la eutanasia se mete al debate en Francia

La situación de Lambert se ha convertido en un símbolo sobre la muerte digna en Francia, similar al caso español

  • EFE
  • 02/07/2019
  • 14:24 hrs
  • Escuchar
Caso Lambert: la eutanasia se mete al debate en Francia
Vincent Lambert está en estado vegetativo desde hace más de diez años. (Especial)

París, 2 jul (EFE).- El equipo médico que trata al tetrapléjico francés Vincent Lambert, en estado vegetativo desde hace más de diez años, iniciará el proceso para retirarle la alimentación e hidratación artificiales que lo mantienen con vida a partir de este martes.

El gabinete del letrado Patrice Spinosi, que representa a la mujer de Lambert, señaló a EFE que el hospital de Reims, en el norte del país, tomó la decisión el viernes por la tarde, el mismo día en que el Tribunal Supremo de Francia reabrió la vía para poder detener su tratamiento.

"Estamos muy contentos", dijo la defensa de Rachel Lambert, que lleva años enfrentada judicialmente a los padres de su marido, católicos conservadores que se oponen a dejarle morir.

Lambert no dejó por escrito su testamento vital por lo que su situación se ha convertido en un símbolo sobre la muerte digna en Francia.

El hombre sufrió un accidente de tráfico en 2008 que le dejó tetrapléjico y totalmente dependiente.

En 2011, los médicos descartaron toda posibilidad de mejora, y fue en 2014 cuando su estado fue calificado de vegetativo.

En este tiempo, el hospital había obtenido tres veces la autorización para cesar el tratamiento, pero no pudo aplicarla por la acción judicial de los padres.

La última vez que inició el protocolo para dejarle morir fue el pasado mayo, pero el Tribunal de Apelación, al que los padres recurrieron, frenó ese proceso con una sentencia que el viernes fue invalidada por el Supremo.

Ese día, la defensa de los padres amenazó con denunciar al doctor de su hijo, Vincent Sánchez, por "asesinato con premeditación" en caso de que activara el proceso, y este lunes la madre lanzó un "llamamiento de ayuda" en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra para evitar que se le aplicara "la eutanasia por su discapacidad cerebral".

Caso de España

En España, la eutanasia está prohibida, y la ayuda a ejercerla también lo está , por lo que Ángel Hernández fue detenido y enfrentará un proceso penal.

Ángel Hernández, de 70 años, ayudó a su esposa, María José Carrasco, a poner fin a su vida de sufrimiento tras padecer por más de 30 años esclerosis múltiple. Y lo grabó en video. Un hecho que ha conmocionado a la sociedad española y al mundo entero.

Pues en España hay una creciente demanda social para que se legalice la eutanasia y una encuesta del organismo estatal CIS apuntó que el 70 % de los españoles están de acuerdo en regularla.

Regular la eutanasia en España fue uno de los compromisos de Pedro Sánchez cuando llegó al Gobierno. Sin embargo, su proposición de ley para legalizar la eutanasia y que se convirtiera en un derecho constitucional no ha podido ser aprobada.

Actualmente, tanto el suicidio asistido como la eutanasia están castigados en el Código Penal con penas de dos a cinco años, en el primer caso y, de seis a 10 años, en el segundo. 

Muerte digna

La decisión del hospital que atiende a Vincent Lambert, llega justo cuando aquí en México el Senado aprobó por unanimidad la reforma constitucional al artículo 4 que permite la muerte digna, a través del acceso a cuidados paliativos y la utilización de medicamentos controlados en pacientes con enfermedades terminales.

Con la aprobación, el artículo 4, referente a la salud, incluirá el siguiente párrafo: “Toda persona tiene derecho a la protección de su salud en condiciones de dignidad. La Ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud incluyendo los cuidados paliativos multidisciplinarios ante enfermedades en situación terminal, limitantes o amenazantes a la vida, así como la utilización de los medicamentos controlados; y establecerá la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general, conforme a lo que dispone la fracción XVI del artículo 73 de esta Constitución”.

Cabe destacar que los cuidados paliativos tienen como objetivo “aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes y de sus familias, con ello, un porcentaje importante de pacientes en fase avanzada podrían aliviar su sufrimiento”.

En el dictamen se enfatizó que todos los ciudadanos tienen derecho a tener una muerte digna (no la eutanasia, que está prohibida en la ley), es decir, a contar con el tratamiento necesario que les permita paliar dolores físicos, emocionales, sociales y psicosociales del paciente, con el fin de garantizarle la mejor calidad de vida hasta el último momento.

También se menciona que “con la muerte digna, deberán de incorporarse en la Ley General de Salud, los mecanismos de aplicación de los ciudadanos paliativos, entre ellos el manejo, venta y suministro de medicamentos clasificados en las fracciones 1, 11 Y 111 del artículo 226 que contienen sustancias psicoactivas y estupefacientes”.



MJP