MUNDO

Caso Assange: Fundador de WikiLeaks se rehúsa a ser extraditado a EU

Julian Assange ha pasado casi un año y medio en prisión en Gran Bretaña por cargos de espionaje y uso indebido de computadoras

  • REDACCIÓN
  • 07/09/2020
  • 16:05 hrs
  • Escuchar
Caso Assange: Fundador de WikiLeaks se rehúsa a ser extraditado a EU
Las autoridades estadounidenses alegan que Assange conspiró con la analista de inteligencia del Ejército estadounidense, Chelsea Manning, para infiltrarse en una computadora del Pentágono. (EFE)

LONDRES.- El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, rechazó formalmente la solicitud estadounidense de ser extraditado tras casi un año y medio en prisión en Gran Bretaña.

Este lunes, Assange compareció en un tribunal de Londres para no ser extraditado a Estados Unidos para enfrentar un juicio por cargos de espionaje.

Varias decenas de simpatizantes, incluidas su pareja Stella Moris y la diseñadora de moda Vivienne Westwood, se reunieron frente al tribunal, cantando, tocando tambores y denunciando su caso como una amenaza a la libertad de prensa.

"Julian Assange es el detonante, él está arrojando luz sobre toda la corrupción en el mundo", afirmó Westwood.

Por su parte, los fiscales estadounidenses han acusado al australiano de 49 años de 18 cargos de espionaje y uso indebido de computadoras por la publicación en WikiLeaks de documentos militares secretos hace una década. Los cargos conllevan una sentencia máxima de 175 años de prisión.

LEE MÁS: Por temor a covid-19, abogados de Assange pedirán libertad bajo fianza

Sin embargo, sus defensores argumentan que Assange es un periodista protegido por la Primera Enmienda -de la Constitución estadounidense que garantiza la libre expresión- y dicen que los documentos filtrados exponen las irregularidades del ejército de Estados Unidos.

Por lo que la acusación tiene motivos políticos, sofocará la libertad de prensa y pondrá en riesgo a periodistas de todo el mundo.

CASO ASSANGE

Las autoridades estadounidenses alegan que Assange conspiró con la analista de inteligencia del Ejército estadounidense, Chelsea Manning, para infiltrarse en una computadora del Pentágono y tener acceso a miles de cables diplomáticos secretos y archivos militares sobre las guerras en Irak y Afganistán.

Los fiscales estadounidenses también dicen que Assange conspiró con organizaciones de hackers y trató de reclutar a piratas informáticos para proporcionar a WikiLeaks información clasificada.

TESTIGO DE LA DEFENSA

En la sesión de hoy empezó a declarar también el primer testigo del equipo defensor, el historiador del periodismo Mark Feldstein, de la universidad estadounidense de Maryland, que apoyó la tesis de que las acusaciones contra el informático de 49 años tienen "motivaciones políticas".

Feldstein dijo que, aunque sea "poco ortodoxo", Assange es un "editor" protegido por las cláusulas de la Constitución de EU sobre la libertad de prensa y expresión -aunque el Gobierno del presidente Donald Trump haya indicado que no se aplicarán a extranjeros-.

"Ha publicado información veraz e importante que ha expuesto actos ilegales y no éticos del Gobierno estadounidense", afirmó el académico por videoconferencia, e incidió en que "nunca antes" una Administración ha imputado delitos de espionaje al responsable de una publicación por revelar información clasificada.

Estados Unidos aspira a procesar a Assange por 17 delitos al amparo de su ley de espionaje y uno por la ley de fraude y abuso informático, sobre todo por la difusión en 2010 y 2011 (aunque ahora amplía el periodo de 2007 a 2015) de registros militares y otros documentos confidenciales.

Las revelaciones en WikiLeaks expusieron crímenes de guerra en Irak y Afganistán, archivos sobre las detenciones extrajudiciales en la prisión de Guantánamo y cables diplomáticos que desvelaron abusos de derechos humanos en todo el mundo.

Mientras Assange seguía el proceso desde la galería blindada de los acusados en Old Bailey, en la calle una colorida y ruidosa "troupe" se manifestaba para pedir su liberación.

El colectivo recibió el apoyo presencial del padre del periodista, John Shipton, y de su pareja y madre de dos de sus hijos, Stella Moris, asediada por los medios tras haber sacado recientemente a la luz su relación y su vida familiar. 

(MJP)