MUNDO

Caos en Washington: toque de queda y cuatro muertos en protestas

Contingentes de guardia nacional, policías locales, estatales y federales disuelven protesta con gases lacrimógenos. Antimotines cercan el Capitolio

  • REDACCIÓN
  • 06/01/2021
  • 22:18 hrs
  • Escuchar
Caos en Washington: toque de queda y cuatro muertos en protestas
(Foto Especial)

Al menos cuatro personas murieron a consecuencia de las protestas violentas de simpatizantes de Donald Trump en el Capitolio. 

De acuerdo con AP, la policía de Washington D.C. fue la que informó sobre el deceso de cuatro personas sin dar mas detalles. 

Hasta el momento se conocía el caso de una mujer que fue herida de bala dentro del Capitolio de Estados Unidos y falleció posteriormente, según reportó el diario estadounidense The Washington Post. 

Las circunstancias de los hechos que derivaron en el fallecimiento de la mujer no están claras, detalló el diario.

De acuerdo con EFE, la mujer fue trasladada de emergencia con una fuerte hemorragia desde el interior de la sede legislativa durante el asalto de centenares de manifestantes por la fuerza y que se prolongó durante varias horas de tensión.

Según estas fuentes, un miembro de las fuerzas de seguridad disparó contra la mujer dentro del Capitolio durante el caos durante la toma de las instalaciones por una multitud.

Manifestantes pro Donald Trump tomaron las instalaciones del Capitolio, varios de ellos estaban armados según se ve en las imágenes y videos difundidos por la prensa estadounidense. 

Durante la toma del Capitolio, EFE reportó que se escucharon disparos dentro del inmueble, por su parte CNN aseguró que hay una mujer en estado crítico tras recibir un disparo en el pecho dentro del Capitolio.

A este reporte se sumó la televisora MNSBC, que señaló que una persona en una camilla acaba de salir con lo que parece ser una lesión grave.

TOQUE DE QUEDA Y RETIRO DE MANIFESTANTES

Los manifestantes que tomaron el Capitolio de Estados Unidos comenzaron a abandonar el lugar luego que la alcaldesa de Washington D.C., Muriel Bowser, decretara toque de queda a partir de las 18:00 horas. 

Videos difundidos por Univisión muestran como poco a poco manifestantes abandonan el Capitolio. 

De acuerdo con CNN, toda persona que no cumpla con el toque de queda a partir de las 18:00 horas será puesta bajo arresto.

"Habrá ley y orden y esta conducta no será tolerada", dijo la alcaldesa en conferencia de prensa.

Aunque las autoridades lograron despejar el Capitolio y sus alrededores, muchos de los seguidores de Trump ignoraron el toque de queda y apenas se alejaron un poco del Capitolio, dirigiéndose hacia otras zonas del centro de la capital.

La Policía lanzó inicialmente gases irritantes y de aturdimiento con el fin de expulsar a los seguidores de Trump de las inmediaciones del Capitolio.

Una vez que entró en vigor el toque de queda, los agentes antidisturbios empezaron a avanzar hacia el centro de la ciudad para empujar a los seguidores de Trump lejos del Capitolio, y estos obedecieron, alejándose de la zona lentamente pero sin dar señales de querer regresar a sus residencias u hoteles.

Algunos manifestantes se dirigieron hacia la calle 16, a una intersección situada enfrente de la Casa Blanca y bautizada como la plaza de "Black Lives Matter" ("Las vidas negras importan").

Allí, dos decenas de ellos se enfrentaron con otros manifestantes contrarios a Trump, a puñetazos, con gas pimienta y una pistola de descarga eléctrica, hasta que la Policía intervino para que pararan, informó el diario The Washington Post.

La seguridad será reforzada en la zona con la presencia de miembros de la Guardia Nacional y 200 policías estatales de Virginia. 

También se da luego del llamado del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a los manifestantes, quienes son sus simpatizantes, de irse a casa. 

Tras reiterar supuesto fraude, Trump pide a protestantes “vayan a casa”

Tras los hechos de violencia registrados en el Capitolio, el presidente Donald Trump pidió a los manifestantes a irse a casa no sin antes insistir en el supuesto fraude electoral. 

A través de un video difundido en Twitter, Trump aseguró que entendía el sentir de los manifestantes debido al supuesto robo de la elección de noviembre pasado. 

"Tienen que irse a casa ahora, tenemos que tener paz, tenemos que tener ley y orden", dijo Trump.

"Fue una elección fraudulenta, pero no podemos jugar en las manos de esta gente [...] Sé como se sienten, pero vayan a casa, y vayan a casa en paz", insistió.

“Detente ya”, exige Biden a Trump; “es asalto a la democracia”

Tras los hechos de violencia en el Capitolio, el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, llamó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump a detener ya los hechos de violencia a lo que llamó un “asalto a la democracia” y le pidió ponerse a la altura. 

“Llamo al presidente Trump a que salga ahora en televisión nacional, cumpla con su juramento y la Constitución”, mencionó el demócrata.

Y agregó: "En este momento nuestra democracia está bajo un asalto sin precedentes, nada como lo que hemos visto en los tiempos modernos".  

Durante un mensaje tras la toma del Capitolio por parte de simpatizantes de Trump, Biden aseguró que los manifestantes 

“Póngase a la altura y que dios bendiga a los Estados Unidos, que proteja a nuestros soldados y a los que se encuentran en el Capitolio”, señaló Biden.

El presidente electo acusó a Trump de incitar a los manifestantes: “Las palabras de un presidente, en el mejor de los casos, pueden inspirar, en el peor de los casos pueden incitar”. 

Biden aseguró que se trató de un asalto contra el estado de derecho como pocas veces se ha visto en Estados Unidos

Acusó a los manifestantes de provocar un caos que está rayando en la sedición, pidió que se detuvieran y que dejen seguir el trabajo de la democracia. 

"No es una protesta, es insurrección, el mundo está viendo, así como muchos otros estadounidenses", dijo.

Biden aseguró que lo que pasa en el Capitolio no refleja el verdadero Estados Unidos, sino un pequeño número de extremistas dedicados a la injusticia.

CAOS EN DE CAPITOLIO

La sesión del Congreso de Estados Unidos para contar los votos del Colegio Electoral que le dan la victoria a Joe Biden fue suspendida debido a la presencia de manifestaciones violentas en las afueras del Capitolio, quienes lograron entrar al inmueble y han provocado que la ciudad decrete toque de queda. 

Los manifestantes, simpatizantes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ingresaron al inmueble donde los congresistas ya habían suspendido la sesión. 

Periodistas que se encuentran dentro del Capitolio han compartido imágenes de oficiales apuntando con sus armas de fuego a manifestantes y también de policías intentando calmar a los simpatizantes del presidente.

Incluso uno de los manifestantes fue fotografiado en las oficinas de Nancy Pelosi, una de las principales opositoras del gobierno de Trump.

Reuters señaló que encontraron un artefacto explosivo en sede central del Partido Republicano y que el dispositivo fue detonado exitosamente.

Tras registrarse el ingreso de manifestantes al Capitolio, Trump eludió condenar los hechos y les pidió mantener la paz a través de un mensaje en su cuenta de Twitter. 

"Por favor, apoya a nuestra policía del Capitolio y las fuerzas del orden. Realmente están del lado de nuestro país. ¡Mantente en paz!", publicó.

"Pido a todos en el Capitolio de los Estados Unidos que permanezcan en paz. ¡Sin violencia! Recuerde, NOSOTROS somos el Partido de la Ley y el Orden: respete la Ley y a nuestros grandes hombres y mujeres de Azul. ¡Gracias!", dijo en presidente en un segundo tuit. 

Por su parte, el vicepresidente Mike Pence llamó a detener la violencia dentro del Capitolio.

"La violencia y la destrucción que tienen lugar en el Capitolio de los Estados Unidos deben detenerse y deben detenerse ahora. Cualquiera que esté involucrado debe respetar a los agentes del orden y salir inmediatamente del edificio", escribió en su cuenta de Twitter.

Los congresistas se encuentran en el sótano del Capitolo, según señala The New York Times. 

El senador Mitt Romney, republicano de Utah, llamó a un periodista, y le dijo: "Esto es lo que ha causado el presidente hoy, esta insurrección", citó el diario estadounidense.

Todo comenzó cuando los manifestantes derribaron las vallas de seguridad intentando ocupar el edificio. 

Los hechos de violencia provocaron altercados entre los manifestantes y la policías. 

Incluso policías detonaron bombas de humo para dispersar a los cientos de simpatizantes de Trump que intentan ingresar al Capitolio.

Sin embargo, los manifestantes lograron escalar el Capitolio, mientras la policía desalojaba dos edificios aledaños.

Las manifestaciones no comenzaron en el Capitolio, sino en la Casa Blanca, donde Trump aseguró que "nunca" concederá la victoria de Joe Biden en las elecciones de noviembre pasado. 

"Nunca nos rendiremos, nunca concederemos [...] "¿Alguien cree que Joe Biden sacó 80 millones de votos?", dijo Trump en un mitin en las afueras de la Casa Blanca donde se reunieron innumerables de sus simpatizantes.

En el mitin, Trump instó al vicepresidente Mike Pence a no certificar en el Congreso la victoria de Joe Biden y calificó de "débiles" a los legisladores republicanos que planean ratificarlo como presidente electo, esto porque la sesión será dirigida por el propio vicepresidente.

Donald Trump le dijo a Mike Pence que espera "defienda el bien de nuestra Constitución y el bien de nuestro país [...] Y si no es así, voy a estar muy decepcionado de ti”.

Sin embargo, en un comunicado emitido antes de la sesión conjunta del Congreso, Pence rechazó poder regresar unilateralmente los votos electorales. 

"Mi juramento de apoyar y defender la Constitución me restringe de reclamar autoridad unilateral para determinar qué votos electorales deben ser contados y cuáles no", dijo Pence en el texto y agregó: "Mi papel al presidir es meramente ceremonial".

REPUBLICANOS PRESENTAN OBJECIÓN

Aunque normalmente es una formalidad para validar unos resultados que ya ha corroborado el Colegio Electoral, basta con que un miembro de la Cámara Baja y otro del Senado presenten una objeción a los resultados en uno de los estados para desatar un debate y una votación de ambas cámaras sobre la posibilidad de no contar los votos electorales en ese territorio.

Al menos trece senadores republicanos y más de cien congresistas de ese partido en la Cámara Baja han adelantado que presentarán o respaldarán objeciones a los resultados en varios estados.

Los senadores, liderados por Ted Cruz, aseguran que no pretenden revertir el resultado de las elecciones, sino dar voz a aquellos que creen que los comicios no fueron justos, a pesar de que no hay ninguna prueba de que hubiera un fraude o irregularidades masivas, como denuncia Trump.

Los certificados de los votos electorales se abrirán por orden alfabético, con el objetivo de contarlos para corroborar qué candidato presidencial superó la barrera de 270 votos electorales que da las llaves de la Casa Blanca (Biden obtuvo 306 y Trump 232, según confirmó el Colegio Electoral).

El primer estado que fue objetado en sus resultados por los republicanos fue Arizona, se espera se sumen Georgia, Michigan, Nevada, Pensilvania y Wisconsin.

Por cada estado sobre el que un congresista y un senador presenten una objeción, la sesión conjunta entrará en receso y se abrirán debates separados de un máximo de dos horas en cada una de las dos cámaras, seguidos de votaciones en sus respectivos plenos sobre la posibilidad de rechazar los resultados.

Debido a las precauciones relacionadas con la pandemia, las votaciones en la Cámara Baja duran normalmente una hora o más, por lo que es posible que se tarde de tres a cuatro horas en resolver las objeciones en cada estado.

Si los legisladores cuestionaran los resultados en los seis estados citados, es posible que la sesión dure 24 horas o más y, si son menos los territorios desafiados, es probable que el proceso se retrase igualmente hasta la madrugada del jueves.


rgg