MUNDO

Canadá responde a EU por aranceles mientras rechazan a estadounidenses

Le impone un arancel de 2,700 millones de dólares a productos estadounidenses debido a la reimposición del impuesto de EU a su vecino del norte

  • REDACCIÓN
  • 07/08/2020
  • 16:26 hrs
  • Escuchar
Canadá responde a EU por aranceles mientras rechazan a estadounidenses
Canadá responderá a Estados Unidos con aranceles por valor de 2,700 millones de dólares a la decisión del presidente Donald Trump de reimponer aranceles del 10% a algunos productos de aluminio canadiense. (FOTO: ARCHIVO)

TORONTO.- La viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland, dijo en una rueda de prensa que su Gobierno abrirá un período de consultas de un mes para determinar qué productos metálicos de EU serán objeto de los aranceles en respuesta a la decisión del país vecino.

"Canadá responderá de manera rápida y contundente", señaló Freeland.

Según la viceprimera ministra, los productos que finalmente se vean finalmente afectados por el incremento de los gravámenes ascenderán a un valor total de 3,600 millones de dólares canadienses (unos 2,710 millones de dólares estadounidenses).

Al anunciar este jueves la reimposición de aranceles del 10 %, Trump aseguró Canadá había roto su compromiso de "no inundar" el mercado con aluminio canadiense, "aprovechándose de nuevo", y que por ello el sector del aluminio de EU estaba siendo "diezmado".

Este nuevo capítulo en el recurrente enfrentamiento comercial entre los dos países se produce apenas un mes después de la entrada en vigor de su nuevo tratado comercial conjunto con México, conocido como T-MEC, que sustituyó al TLCAN, que estaba en vigor desde 1994.

El logro de ese acuerdo había permitido que recientemente se abriera un período de calma en las tensiones comerciales entre los dos socios que han sido constantes desde que Trump ocupó la Presidencia de EU en enero de 2017.

Freeland, no obstante, dijo que la respuesta de su Gobierno a la decisión de Trump será limitada y que intentará evitar una nueva escalada de la disputa comercial.

"No queremos una escalada, pero no nos echaremos atrás", aseguró Freeland a los periodistas durante una teleconferencia de prensa.

Aunque ahora se abre un período de 30 días de consultas con los sectores afectados, según Freeland, la respuesta canadiense afectará finalmente a una amplia gama de productos estadounidenses fabricados con aluminio, que van desde latas de refrescos y cervezas a lavadoras o materiales de construcción.

Canadá, que es el cuarto mayor productor de aluminio del mundo, aplicará su subida de aranceles dentro de un mes, mientras que Estados Unidos aplicará su medida el 16 de agosto.

CANADIENSES NO QUIEREN VISITANTES ESTADOUNIDENSES

Algunos ciudadanos canadienses, preocupados por la propagación del coronavirus, están tomando el asunto en sus propias manos y denunciando a los visitantes estadounidenses ilegales, de acuerdo con el New York Times.

Antes de la pandemia, cuando los estadounidenses podían elegir la mayoría de los países del mundo para viajar, Canadá era su segundo destino extranjero más popular, solo detrás de México. Atraídos por la proximidad, el tipo de cambio ventajoso y la seguridad de su vecino del norte, en los primeros seis meses del año pasado, los residentes estadounidenses hicieron 10.5 millones de viajes a Canadá, el nivel más alto en 12 años, según Statistics Canada, una agencia gubernamental.

Pero la alfombra de bienvenida fue enrollada el 31 de marzo, cuando la frontera entre los dos países se cerró a los turistas. Sin embargo, eso no ha impedido que algunos estadounidenses lo intenten. Muchos son rechazados de forma rutinaria en los cruces fronterizos, mientras que otros han optado por hacer turismo en lugar de tomar la ruta más directa a Alaska, a pesar de que los infractores enfrentan posibles multas, la cárcel o incluso la prohibición de Canadá.

La pena máxima en Canadá es hasta tres años de prisión y una multa de 750,000 para alguien que intencionalmente cause daño a otro.

Entre los detectives ciudadanos de Canadá se encuentran los estimulados por la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá. Algunas personas que viven en la isla de Vancouver han comenzado a monitorear el tráfico de embarcaciones, cuando notan que una embarcación se ha oscurecido, asumen que está invadiendo y lo informan a las autoridades.

Dos navegantes estadounidenses han sido multados con 738 cada uno según la Ley de Cuarentena federal de Canadá.

A pesar de la pérdida de ingresos de los turistas estadounidenses, los canadienses no quieren que se relajen las restricciones actuales aunque dependan del viajero estadounidense.  

Con información de EFE y New York Times