MUNDO

Bolivia denuncia "golpe de Estado en camino" sin descartar segunda vuelta

El canciller Diego Pary dijo que si las auditorías así lo definen habrá una segunda vuelta

  • EFE
  • 04/11/2019
  • 17:09 hrs
  • Escuchar
Bolivia denuncia golpe de Estado en camino sin descartar segunda vuelta

WASHINGTON.- El canciller de Bolivia, Diego Pary, denunció este lunes un "golpe de Estado en camino" en su país tras las elecciones del 20 de octubre que han derivado en protestas en contra del Gobierno de Evo Morales, y no descartó la posibilidad de una segunda vuelta en caso de que las auditorías así lo planteen.

"Nosotros vamos a esperar lo que la auditoría vaya a definir y si la auditoría toma una definición en esa línea, estamos dispuestos también a acatarlo", declaró a los periodistas el ministro de Relaciones Exteriores al término de la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Pary sentenció que el Gobierno de Morales se ha comprometido con la OEA a acatar y "cumplir con la decisión que se va a tomar" tras la auditoría que ha iniciado el organismo interamericano.

"Esta auditoría nos va a permitir dilucidar si hubo el fraude o no hubo el fraude que denuncia el candidato perdedor", agregó el jefe de la diplomacia boliviana.

El funcionario descartó igualmente que pueda haber alguna diferencia entre la labor de la OEA y la evaluación que hará el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (CEELA), y defendió que el proceso electoral "ha sido absolutamente transparente"

"En realidad, son auditorías complementarias que no se contradicen pues lo que se va a hacer es la verificación de lo que ha sucedido el día de las elecciones. Se va a verificar desde el primer momento en que se empieza a votar hasta el momento en que se hace el cómputo de votos; por lo tanto, no tendría que haber ninguna diferencia entre el proceso de verificación que hagan", opinó.

Consultado sobre el ultimátum de 48 horas que el líder del Comité Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, dio el pasado sábado dio a Evo Morales para que deje la Presidencia, Pary subrayó que es una "señal clara de que hay un golpe de Estado en camino", del que responsabilizó a dirigentes cívicos y al "candidato perdedor", en alusión al expresidente Carlos Mesa.

"El Gobierno, los movimientos sociales, los sectores populares seguiremos trabajando conforme establece la Constitución política del Estado, conforme establece nuestra democracia, pues son claras señales que hay grupos radicales en el país, a la cabeza de este señor Camacho y el candidato perdedor Carlos Mesa, que están llevando hacia el desastre a Bolivia", afirmó. 

PROTESTAS SE TRASLADAN A INSTITUCIONES

Las protestas por un supuesto fraude electoral a favor del presidente de Bolivia, Evo Morales, se trasladaron este lunes frente a instituciones públicas en varias ciudades como Sucre, capital del país y sede del Poder Judicial.

Los accesos a instituciones como el Tribunal Constitucional y la Fiscalía General del Estado de Bolivia se vieron afectados por las movilizaciones en Sucre, con bloqueos en calles adyacentes.

La movilización ciudadana obligó al cierre de sucursales del estatal Banco Unión en esta ciudad y otras urbes bolivianas.

La Alcaldía de Cochabamba, en el centro del país, tuvo que cerrar durante buena parte de la mañana hora local, mientras que en la cercana ciudad de Quillacollo la puerta del Gobierno municipal fue tapiada con un muro de ladrillos.

Un cartel junto al muro improvisado advertía que el ingreso estaba "clausurado por los vecinos".

Las sedes del Servicio de Impuestos Nacionales del Estado, el Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado y la Defensoría del Pueblo también fueron escenario de las movilizaciones en Cochabamba.

El delegado de la Defensoría en Cochabamba, Nelson Cox, declaró a los medios que se tomarán acciones legales contra quienes bloquearon el ingreso.

Santa Cruz, la mayor ciudad del país, registró bloqueos frente a empresas e instituciones estatales como el Instituto Nacional de Reforma Agraria, mientras que en La Paz, sede del Gobierno y el Parlamento bolivianos, hubo algún altercado en una de las estaciones de la compañía pública de teleférico.

Bolivia vive este lunes una jornada de espera a lo que pueda pasar cuando al final del día se cumpla el ultimátum lanzado por un líder cívico para que el presidente Evo Morales renuncie, en medio de la crisis en el país tras unas elecciones que la oposición exige que se repitan.

El Comité Pro Santa Cruz, cuyo líder, Luis Fernando Camacho, fue quien el pasado sábado dio a Evo Morales 48 horas para que deje la Presidencia, tiene prevista una nueva reunión en la noche de este lunes, cuando expire el plazo del desafío lanzado al mandatario.

Por su parte, Morales dijo que convocaría de urgencia a los movimientos afines que le respaldan desde su acceso al poder, hace 13años, aunque lo único que ha trascendido es una reunión esta mañana con una federación de cooperativas mineras, algo habitual en su agenda diaria.

Las sospechas de fraude surgieron cuando al día siguiente de las elecciones el recuento provisional pasó de augurar una segunda vuelta entre Morales y Mesa, por ser los dos más votados pero sin mayoría suficiente, a prever un triunfo en primera ronda del jefe de Estado para su cuarto mandato consecutivo hasta 2025.

JGM