MUNDO

Biden ya barajea CV’s de ejecutivos y republicanos para su gabinete

De acuerdo con Politico, suenan el gobernador republicano de Massachusetts, Charlie Baker; el exsenador Jeff Flake y el exrepresentante Charlie Dent

  • REDACCIÓN
  • 20/10/2020
  • 20:00 hrs
  • Escuchar
Biden ya barajea CV’s de ejecutivos y republicanos para su gabinete
Entre los nombres que se han propuesto para posibles puestos en el gabinete de Biden se encuentran Meg Whitman, directora ejecutiva de Quibi y exdirectora ejecutiva de eBay. (Archivo)

WASHINGTON.- El candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos y líder en las encuestas, Joe Biden, analiza antecedentes y currículos de miembros del Partido Republicano y de exejecutivos de empresas con miras a la configuración de su gabinete de ganar las elecciones del 3 de noviembre, de acuerdo con el medio informativo Politico.

Entre los nombres que se han propuesto para posibles puestos en el gabinete de Biden se encuentran Meg Whitman, directora ejecutiva de Quibi y exdirectora ejecutiva de eBay; el exgobernador de Ohio John Kasich, quienes hablaron en la Convención Nacional Demócrata de agosto.

De acuerdo con el medio, también suena el gobernador republicano de Massachusetts, Charlie Baker, y el exsenador Jeff Flake (republicano por Arizona), al igual que el exrepresentante Charlie Dent (republicano por Pensilvania), quien renunció al Congreso en 2018 y se convirtió en cabildero.

“Nombrar a un republicano para el gabinete sería el último de una serie de pasos que Biden ha tomado para extender una rama de olivo por el pasillo. Su campaña realiza regularmente llamadas con un grupo de funcionarios que lo han respaldado, incluidos los republicanos. Después de dar a varios partidarios del Partido Republicano espacios privilegiados para hablar en su convención de agosto, seleccionó a otros para roles en su equipo de transición, incluida Cindy McCain, esposa del difunto senador republicano John McCain”, indicó Politico.

Seleccionar a un candidato republicano para que lidere una agencia federal podría ser una forma fácil y temprana de recompensar a los republicanos que lo respaldaron antes de las elecciones y señalar su intención de salvar la división partidista del país.

Sin embargo, advirtió, también podría alienar a los demócratas que ya están preocupados de si un candidato que se ha definido durante mucho tiempo como moderado seguirá políticas progresistas una vez en el cargo.

(MJP)