MUNDO

Ataque en Noruega pudo ser un "atentado terrorista", según autoridades

Algunos medios locales han identificado al agresor como Espen Andersen Bråthen, de 37 años de edad

  • EFE
  • 14/10/2021
  • 13:30 hrs
  • Escuchar
Ataque en Noruega pudo ser un "atentado terrorista", según autoridades
(Foto:Twitter)

COPENHAGUE.- El ataque protagonizado este miércoles con un arco y flechas por un danés converso al islam radicalizado, que mató a cinco personas e hirió a tres en Kongsberg, apunta a atentado terrorista, revelaron este jueves las autoridades noruegas.

La Policía ha confirmado que el agresor tiene 37 años, es residente en esa localidad y radicalizado, pero no que haya actuado por motivos terroristas, mientras los servicios de inteligencia (PST) sí han señalado en esa dirección.

"Los hechos ocurridos en Kongsberg apuntan por el momento a un atentado terrorista, pero será la investigación, conducida por la policía del distrito suroeste, la que determinará qué los motivó", consta en un comunicado del PST.

La inteligencia noruega ha resaltado que se trata de alguien que estaba bajo su radar y que ese tipo de ataques al azar en lugares públicos son típicos de fundamentalistas islámicos.

La Policía da por seguro que actuó solo y ha confirmado que usó más armas en el ataque, pero duda de su motivación real, algo que puede estar relacionado con el historial del agresor, al que varios medios han identificado como Espen Andersen Bråthen.


AMENAZAS DE MUERTE CONTRA SU PROPIA FAMILIA

Información publicada por la agencia NTB y la televisión pública NRK, pero no confirmadas oficialmente, revelan que Bråthen fue condenado en 2012 a 60 días de prisión condicional por robo y posesión de drogas; y en julio de 2020, un tribunal dictó seis meses de prohibición de visita a su familia en Kongsberg.

Dos meses antes de esa condena, había entrado en casa de sus padres y amenazado con matar a su padre, dejando una pistola en el sofá antes de marcharse.

Bråthen subió a internet dos videos en 2017, en los que lanzaba amenazas en noruego y en inglés y afirmaba su condición de musulmán, según declaró un amigo suyo al diario Nettavisen.

El atacante, que el viernes afrontará una vista para su prisión preventiva, será sometido a un examen psiquiátrico, ha confirmado la fiscal Ann Irén Svane Mathiassen, que desveló también que en el pasado él "contactó" a los servicios de salud en varias ocasiones.


MÁS DE MEDIA HORA RECORRIENDO EL CENTRO DE LA CIUDAD

Las autoridades recibieron a las 18:13 del miércoles el aviso sobre un hombre con un arco y flechas que se movía por el centro de Kongsberg, y cinco minutos después varios agentes tuvieron contacto con él, pero logró escapar después de dispararles.

Fue en la media hora siguiente hasta su detención a las 18:47 que la Policía cree que el individuo, que recorrió una amplia zona del centro, mató a cuatro mujeres y un hombre, de entre 50 y 70 años, e hirió a tres personas, según la última actualización.

En la operación de captura se movilizaron 22 patrullas, helicópteros y policías de cuerpos especiales llegados de la capital, mientras la policía pedía a los residentes que no salieran de sus casas.

"Hoy empezamos a darnos cuenta cuando pulsamos el ambiente en la ciudad. Creo que todos están paralizados y todo parece un poco irreal", declaró Kari Anne Sand, la alcaldesa de esta localidad, de unos 28 mil habitantes.

El rey Harald V se declaró en un comunicado "horrorizado" por lo ocurrido, mientras el líder laborista, Jonas Gahr Støre, abrió su intervención, después de asumir la jefatura del gobierno tras las elecciones generales de hace un mes, enviando el pésame a familiares de las víctimas y toda la ciudad de Kongsberg.

En su gabinete de centroizquierda figuran dos supervivientes de la masacre de Utøya, cometida por el ultraderechista Anders Behring Breivik en 2011 en el campamento de verano de las Juventudes Laboristas y en la que murieron 69 personas, la mayor tragedia en la historia reciente de Noruega.

"Estoy orgulloso de que muchos jóvenes sigan en la política y contribuyan con todas sus fuerzas (...). Diez años después podemos ver que la democracia ha ganado", afirmó.

Ocho años más tarde, Philip Manshaus asesinó primero a su hermanastra de origen chino y se dirigió armado a la mezquita de Bærum, donde fue detenido por dos personas hasta que llegó la policía, en el último atentado terrorista hasta ahora en suelo noruego.

El ayuntamiento de Kongsberg ha habilitado un centro de acogida para familiares y afectados y movilizado un equipo de crisis para afrontar la situación, mientras la iglesia local permanecerá abierta toda el día.



ACV