MUNDO

Ataque aéreo mata a poderoso comandante de la Guardia Revolucionaria iraní

El Pentágono afirmó que el ataque buscó disuadir futuros planes de Irán contra blancos estadounidenses

  • REDACCIÓN
  • 02/01/2020
  • 21:18 hrs
  • Escuchar
Ataque aéreo mata a poderoso comandante de la Guardia Revolucionaria iraní
El general Qassim Suleimani al centro. (Especial)

BAGDAD - La televisión estatal iraquí informó el viernes que el poderoso comandante del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán, el general Qassim Suleimani, murió en un ataque en el aeropuerto internacional de Bagdad la madrugada del viernes.

El ataque mató a cinco personas, incluido el jefe pro iraní de un grupo soporte para las milicias iraquíes, informó la televisión iraquí y confirmaron las autoridades de la milicia. El jefe de la milicia, Abu Mahdi al-Muhandis, era una figura fuertemente pro iraní.

El jefe de relaciones públicas del grupo, las Fuerzas de Movilización Popular en Irak, Mohammed Ridha Jabri, también fue asesinado.

 

Otras dos personas murieron en el ataque, según un oficial del comando conjunto de Bagdad.

El ataque parece haber sido aéreo y golpeó dos vehículos, dijo el oficial.

El Pentágono afirmó este jueves que el ataque en el que murieron el vicepresidente de las milicias chiíes iraquíes Multitud Popular, Abu Mahdi al Mohandes, y Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán, en Bagdad buscaba "disuadir" futuros planes de Irán.

"El general Soleimani estaba desarrollando activamente planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Irak y en toda la región", señaló el Pentágono en un comunicado citado por medios locales.

Fue el segundo ataque en el aeropuerto en cuestión de horas. Un ataque anterior, el jueves por la noche, involucró tres cohetes que no parecen haber causado ninguna lesión.

El ataque se produjo en un momento de alta tensión entre Estados Unidos e Irán.

Estados Unidos dijo que una milicia respaldada por Irán disparó 31 cohetes contra una base en la provincia de Kirkuk, la semana pasada, matando a un contratista estadounidense e hiriendo a varios militares estadounidenses e iraquíes.

Los estadounidenses respondieron bombardeando tres sitios de la milicia Khataib Hezbollah cerca de Qaim en el oeste de Irak y dos sitios en Siria. Khataib Hezbollah negó estar involucrado en el ataque en Kirkuk.

Los miembros de la milicia pro iraní marcharon luego a la embajada estadounidense el martes, encarcelando efectivamente a sus diplomáticos en el interior durante más de 24 horas, mientras miles de miembros de la milicia abarrotaban el exterior. Quemaron el área de recepción de la embajada, plantaron banderas de la milicia en su techo y garabatearon graffiti en sus paredes.

Se retiraron el miércoles por la tarde.

JGM