MUNDO

Así justificó Bush ante América Latina la operación Causa Justa a Panamá

George H. W. Bush informó a presidentes de AL que el ataque brutal que EU desplegó en Panamá era para “proteger vidas americanas” y detener a Noriega

  • REDACCIÓN
  • 17/12/2019
  • 13:58 hrs
  • Escuchar
Así justificó Bush ante América Latina la operación Causa Justa a Panamá
La operación Causa Justa, como Estados Unidos bautizó la invasión a Panamá, fue un ataque desmesurado de 27, 000 soldados con armamento de última tecnología. (Especial)

Fue el 20 de diciembre de 1989 a las 3:41 cuando Estados Unidos atacó brutalmente a Panamá, poniendo a arder con bombas el barrio El Chorrillo de la ciudad como una bola de fuego, mientras que los vecinos huían de las llamas esquivando cadáveres.

En ese preciso momento el presidente estadounidense George H. W. Bush le decía por teléfono a su par argentino Carlos Menem que el ataque brutal que Estados Unidos acababa de desplegar en Panamá era para “proteger vidas americanas” y “ayudar a los panameños a restaurar el gobierno democrático”.

“Tuvimos que tomar acciones”, le dijo Bush a Menem.

La frase era casi idéntica a la que había usado minutos antes con el presidente mexicano Carlos Salinas y con el venezolano Carlos Andrés Pérez a quienes llamó también esa noche para justificar la invasión a Panamá.

Después de las 3:00 de la mañana, desde la Casa Blanca, Bush padre dedicó una hora a explicarles a tres mandatarios latinoamericanos, uno tras otro, que no le había quedado más opción que usar la fuerza militar para capturar a Manuel Antonio Noriega, el dictador que gobernaba el país ya desde hace 21 años.

Dijo que Noriega les había declarado la guerra: que el Ejército panameño había asesinado a un oficial de la Marina de su país y que había golpeado a otro y abusado de su esposa. “No podíamos permitir que Noriega brutalice a los americanos”, le dijo Bush al mexicano Salinas, y repitió sus razones en cada llamada como si recitara un libreto.

Las llamadas de Bush de esa noche muestran que su Gobierno había elaborado un discurso claro sobre las bondades que la invasión traería a los panameños, pero obviaba cualquier mención a los costos humanos y sociales de la acción militar.

MÉXICO

El entonces representante de México ante Naciones Unidas, Jorge Montaño, recibió la llamada telefónica de Javier Pérez de Cuellar, secretario general de la ONU, quien le avisaba que en esos momentos tropas de Estados Unidos estaban invadiendo Panamá.

Por lo que de inmediato, Montaño marcó a Los Pinos para transmitirle la noticia al entonces presidente Carlos Salinas, éste colgó el teléfono y unos minutos más tarde, el propio Salinas se comunicó con Montaño

Me acaba de hablar el presidente Bush (padre) y quiere que México convoque a una reunión del Grupo de Río para promover una iniciativa que respalde la invasión, le dije que mañana le doy una respuesta


Salinas tomó una decisión: “México no puede bajo ninguna circunstancia apoyar la invasión”.

Causa Justa

La operación Causa Justa, como Estados Unidos bautizó la invasión a Panamá, fue un ataque desmesurado de 27, 000 soldados con armamento de última tecnología, aviones bombarderos Nighthawk, helicópteros de combate Apach, para sacar a un dictador que, hasta hacía poco, había sido un estrecho colaborador de la CIA y un aliado clave de los estadounidenses en el apoyo a los movimientos de contrainsurgencia en la región.

Noriega comandaba uno de los ejércitos más pequeños del continente, las Fuerzas de Defensa de Panamá, que habían sido creadas con el consentimiento y el adiestramiento de Estados Unidos, el mismo país que la madrugada del 20 de diciembre de 1989 ejecutó una acción planificada para desmantelarlas y entregar el gobierno al abogado panameño Guillermo Endara.

30 años después

El contenido de las conversaciones que el presidente estadounidense mantuvo esa madrugada con distintos líderes políticos del continente forma parte de los documentos desclasificados que, a días de cumplirse 30 años de la invasión a Panamá, ahora podrán consultarse en línea de forma sistematizada gracias al trabajo conjunto del colectivo de periodistas Concolón, la Comisión 20 de diciembre de 1989 y el Centro de Derechos Humanos de la Universidad de Washington.

Hasta el momento son más de 600 documentos que van desde 1977 hasta 2011 y corresponden a informaciones de la Casa Blanca, los Departamentos de Estado y Defensa, el Comando Sur y organismos como el National Security Council y la CIA, entre otros, que se publican este martes en la plataforma Panamá Files.

MJP