MUNDO

Así es cómo ha crecido el dengue en América Latina

Brasil, Colombia, Guatemala, Honduras o Nicaragua son algunos de los países más afectados por la extensión de este virus que se contagia a través del mosquito 'aedes aegypti'

  • EFE
  • 11/09/2019
  • 19:01 hrs
  • Escuchar
Así es cómo ha crecido el dengue en América Latina
El mosquito 'aedes aegypti', también es transmisor de las enfermedades del zica y del chicunguña. (Especial)

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) activó la alerta epidemiológica en Latinoamérica, después de que la región haya registrado más de dos millones de casos de infectados por el virus del dengue en lo que va de año, una cifra que no se alcanzaba desde el último gran brote de 2016.

"Es una herramienta que se utiliza en la organización para avisar a los estados miembros en la región de las Américas de cualquier enfermedad que signifique una amenaza para la salud pública", explicó en entrevista con Efe el doctor Miguel Aragón, consultor de enfermedades transmisibles de la OPS.

En la última actualización del mes de agosto, la OPS contabilizó 2,029,342 casos de la enfermedad en Latinoamérica y el Caribe, de los cuales 723 se saldaron con la muerte de los pacientes.

Brasil, Colombia, Guatemala, Honduras o Nicaragua son algunos de los países más afectados por la extensión de este virus que se contagia a través del mosquito 'aedes aegypti', transmisor también de las enfermedades del zica y del chicunguña.

Aragón explicó que el brote ha afectado especialmente a los países centroamericanos debido a que la región ha experimentado un período más caluroso, aunque vaticinó que el número de casos se incrementará en el Cono Sur de Sudamérica con la llegada de la primavera y del verano.

Guatemala es el estado con un mayor porcentaje de letalidad, ya que el 0.32 % de los diagnosticados ha fallecido.

El consultor de la OPS explicó que la expansión del virus está directamente relacionada con la situación de pobreza que atraviesan algunos países, ya que el control del medioambiente, el abastecimiento de agua o la gestión de las basuras condicionan la propagación del 'aedes aegypti'.

"Está muy relacionado con el desarrollo de los países, pero más que todo con las condiciones de pobreza en las que están nuestras poblaciones", explicó Aragón, quien advirtió de que los brotes que se producen en los "bolsones" de las grandes ciudades.

Además, el doctor también reconoció el impacto que tiene el cambio climático en el desarrollo de la enfermedad, ya que el aumento de la temperatura y de la humedad favorecen la cría del 'aedes aegypti'.

"El mosquito se ha transformado en una mascota más en nuestras viviendas porque no conseguimos eliminarlo", lamentó Aragón.

Los niños, los ancianos y las personas que padezcan algún tipo de enfermedad crónica son los que presentan un mayor de riesgo de sufrir complicaciones graves de salud tras contraer el dengue.

En ese sentido, Aragón defiende la importancia de que los ciudadanos acudan a los servicios médicos cuando detecten alguno de los signos de alarma, como fuertes fiebres, dolor de cabeza intenso, náuseas, vómitos o dolores abdominales.

"Es una enfermedad que hoy no te sientes muy mal pero en dos o tres días puedes evolucionar a una situación de gravedad y cuando el paciente se siente muy mal difícilmente el personal médico puede responder", agregó el doctor.

Desde la OPS se ha instado a los países miembros a que mantengan una Estrategia de Gestión Integrada de Arborbirosis que no solo contemple medidas sanitarias, sino también de prevención como la fumigación de larvas o la eliminación de los recipientes con agua, donde los mosquitos ponen sus larvas.

Según las estimaciones de Aragón, la epidemia actual de dengue podría alcanzar los 2.5 millones de casos a finales de 2019, aunque no prevé un aumento generalizado de la tasa de letalidad del virus con respecto a años anteriores.

Hasta el momento no se ha encontrado ninguna vacuna para el dengue, aunque desde la OPS reconocen que se están desarrollando investigaciones biológicas y de modificación genética de los mosquitos, que todavía tienen que avanzar antes de ser testadas por la organización.

"Las condiciones en nuestras ciudades son favorables para que esta enfermedad continúe con nosotros los años futuros. Mientras no tengamos herramientas tecnológicas de gran impacto para eliminar esta enfermedad, vamos a tener que seguir lidiando", concluyó Aragón.

Brasil es el país que ha notificado un mayor número de infectados por el virus.

Brasil

Los casos de dengue detectados en Brasil entre el 1 de enero y el 24 de agosto pasados llegaron a 1,439,471, lo que supone unas siete veces más que en el mismo período de 2018, cuando habían sido 205,000, informó el gobierno este miércoles.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, además del acentuado aumento del número de casos, en el período analizado hubo 591 muertes debido a esa enfermedad, frente a las 139 que se registraron a lo largo de todo el año pasado.

Asimismo, la estadística detectó un fuerte aumento de los casos de chikunguña y zika, que también son transmitidas por el mosquito Aedes aegypti.

Con relación al chikunguña, los casos hasta el 24 de agosto llegaron a 110,627, frente a los 76,742 del mismo período del año pasado, con 57 muertes, que contrastan con las 15 de todo 2018.

Sobre el zika, el Ministerio de Salud indicó que el número de casos llegó a 9,813, frente a los 6,669 entre enero y agosto del año pasado, con dos muertes confirmadas en 2019.

Las autoridades explicaron el aumento del número de casos, que revela una mayor presencia del mosquito transmisor, en lo que han considerado como una "asociación de factores".

Entre ellos, el Ministerio de Salud citó especialmente un "alto volumen de lluvias y altas temperaturas" registrado en lo que va de este año, que favorecen la reproducción del Aedes aegypti.

También alegó que el dengue y las enfermedades transmitidas por el mosquito se han expandido este año "en toda la región de las Américas".

Sin embargo, la mayor incidencia de la enfermedad registrada este año en el período analizado se ha dado en regiones muy distantes de las extensas fronteras terrestres de Brasil.

El estado con más casos de dengue en lo que va de este año ha sido Minas Gerais, en el sureste del país, con 471,165 enfermos.

Le siguieron en esa estadística Sao Paulo, también en la región sureste, con 437,047, y Goias, en el centro-oeste, con 108,079.

Postura del gobierno mexicano

El gobierno de México reconoció que en este año se ha registrado un repunte de casos de dengue que atribuyó a variaciones estadísticas, con un total de 10,211, y denunció una "campaña de desinformación" de empresas que quieren copar la venta de insecticidas para controlar el mosquito transmisor del virus.

En la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, explicó que el dengue es una enfermedad viral que puede afectar a todos los mexicanos, particularmente a quienes viven en las zonas más cálidas y húmedas.

Precisó que el virus es transmitido por mosquitos del género Aedes, que se encuentra en todo el país en altitudes por toda la debajo de los 1.800 metros.

El médico y doctor en epidemiología señaló que es posible controlar su proliferación para prevenir la enfermedad.

"Y la clave de la prevención está en el saneamiento básico, que tiene que ver con los espacios públicos, cuyo cuidado es responsabilidad de los gobiernos municipales, y con los espacios privados o comunitarios, y la responsabilidad allí es social, comunitaria, familiar y social", expuso.

En ambas esferas, indicó, la prevención radica en evitar la acumulación de agua en depósitos como charcos, platos, neumáticos abandonados o piletas, ya que en esos depósitos es donde los mosquitos depositan sus huevecillos.

En cuanto a los casos registrados este año, indicó que hay 10,211 confirmados hasta ahora, por 3,196 de todo 2018, lo que atribuyó a variaciones año con año.

"De hecho, la transmisión este año es menor al promedio de los últimos siete años", abundó.

De los casos confirmados este año, 6,958 han sido de la variedad no grave y 3,253 de la grave, que puede derivar en la muerte. En lo que va del año se han confirmado 28 decesos por dengue, dijo.

De acuerdo con López-Gatell, el dengue tiene un ciclo estacional muy marcado, con pocos o ningún caso en temporadas frías y secas, y un aumento en la temporada de lluvias. "Esa temporada es cuando hay que estar mucho más activos con las acciones de saneamiento", manifestó.

No obstante, indicó que a veces se requiere llegar a un segundo nivel, que es controlar el mosquito con insecticidas. En este punto el funcionario descartó reportes de que el retraso en la compra de insecticidas por parte del gobierno federal sea la causa del repunte de este año.

"Hemos sido objeto de una campaña de desinformación de grupos interesados en la comercialización de insecticidas. Esto es un mercado anual de más de 900 millones de pesos (45 millones de dólares), solo de la compra federal", aseguró.

Agregó que hay dos grandes grupos que se disputan el mercado de estos productos. "Mercados concentrados, mercados amafiados", comentó.

El subsecretario informó que desde hace muchos años, dos terceras partes de las compras de insecticidas las realizan los estados y el resto el gobierno federal. "Y la compra federal es para una fase tardía, cuando las capacidades de algunos estados ya se han visto rebasadas", sostuvo.

Agregó que tradicionalmente la compra federal se realizaba en mayo, pero que este año ocurrió en agosto porque, al no haberse encontrado evidencias científicas para preferir un insecticida sobre otro, se hizo una amplia consulta con expertos nacionales e internacionales para identificar "cuáles podían ser los esquemas de equivalencia de estos productos".

Pero enfatizó que esto no cambió la operación, "que empieza con los estados, así que comprar en agosto no afecta los calendarios de uso de esos recursos federales". EFE

MJP