MUNDO

A esto se debe la polémica en India por la entrada de mujeres a uno de sus templos más sagrados

Bindu Ammini y Kanakadurga, hicieron historia, en enero de este año, al convertirse en las primeras mujeres en poner un pie en el templo en siglos

  • REDACCIÓN
  • 16/11/2019
  • 20:00 hrs
  • Escuchar
A esto se debe la polémica en India por la entrada de mujeres a uno de sus templos más sagrados
El hinduismo considera impuras a las mujeres con menstruación y por eso se les impide participar en rituales religiosos. (Especial)

La Corte Suprema de India acordó revisar un fallo histórico que, desde el año pasado, les permite a mujeres en edad de menstruación ingresar al Templo de Sabarimala, uno de los más sagrados del país.

En septiembre de 2018, el máximo tribunal indio dictaminó que la prohibición era discriminatoria y la revocó, una medida que desató una ola de protestas en el estado de Kerala, en el sur del país, donde se ubica el templo.

Pero desde que se levantara el polémico veto, Bindu Ammini y Kanakadurga, devotas de Ayyappan, la deidad del templo, hicieron historia, en enero de este año, al convertirse en las primeras mujeres en edad de menstruación en poner un pie en el templo en siglos.

No obstante, en ese momento, todo el estado se paralizó el episodio causó aún más protestas violentas y enfrentamientos que provocaron la muerte de una persona, por lo que se espera que el reciente anuncio de la Corte Suprema de India vuelva a causar movilizaciones por parte de grupos que defienden los derechos humanos de las mujeres en la región, quienes consideran haber obtenido una reñida victoria, el año pasado, con el dictamen que habilitó a las mujeres a entrar a Sabarimala.

Pero, ¿por qué causa tanta polémica la entrada de mujeres a este templo?

El hinduismo considera impuras a las mujeres con menstruación y por eso se les impide participar en rituales religiosos.

Aunque la mayoría de los templos hindúes permite el ingreso de mujeres, siempre y cuando no estén menstruando, Sabarimala sigue siendo uno de los pocos donde se cuestiona el ingreso de mujeres con edades comprendidas entre los 10 y los 50 años.

Según la mitología del templo, Ayyappan, su deidad, fue un soltero que hizo un juramento de celibato y, para los devotos hindúes, el veto no solo se debe a la menstruación, sino también porque el Dios habría establecido reglas claras sobre la peregrinación para pedir su bendición.

Y según ellos, el fallo de la Corte Suprema va en contra de sus deseos.