GEOPOLÍTICA

Taiwán, Norcorea, China, Ucrania… ¿qué tan cerca está la tercera guerra mundial?

Los conflictos bélicos de Rusia con Ucrania, la constante amenaza de Corea del Norte y la rebeldía de Irán para mantener su plan de armamento nuclear y el reciente conflicto de EU con China por Taiwán ponen en la alerta a todo el planeta por un hipotético inicio de una tercera guerra mundial.

Fotos: EFE
Fotos: EFE
Por
Escrito en MUNDO el

Los conflictos bélicos de Rusia con su invasión interminable en Ucrania que hace recordar los momentos de la Guerra fría; además de la constante amenaza de Corea del Norte contra su vecino del Sur o la rebeldía de Irán para mantener su plan de armamento nuclear y sumando el reciente conflicto de Estados Unidos con China por la visita de Nancy Pelosi a la isla rebelde de Taiwán, han puesto en la mesa de discusión y la alerta en todo el planeta de un hipotético inicio de lo que podría ser una tercera guerra mundial.

Uno de los primeros políticos internacionales en hablar de “tercera guerra mundial” fue el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, quien advirtió el lunes 25 de abril sobre un “riesgo real” de una tercera guerra mundial, lo que desató que usuarios en las redes sociales volvieran tendencia estas tres palabras.

CASO TAIWÁN

El director ejecutivo del laboratorio de ideas Global Taiwan Institute, Russell Hsiao, dijo a Efe que aparentemente la Casa Blanca hizo todo lo que pudo para desaconsejar a Nancy Pelosi que fuera a Taiwán, a la luz de las desavenencias públicas y las declaraciones oficiales sobre la inquietud de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos sobre este viaje.

"Básicamente, esta es una decisión de la presidenta (de la Cámara Baja) y creo que el presidente Biden respetó el principio fundamental del sistema político de Estados Unidos, la separación de poderes", apuntó.

El experto en Asia Thomas Shattuck, del centro de pensamiento Foreign Policy Research Institute, precisó a Efe que cuando un miembro del Congreso hace este tipo de viajes normalmente tiene el apoyo de las Fuerzas Armadas en lo que respecta al transporte y la logística.

Por tanto, dedujo, "ha habido coordinación dado que ella tomó un avión militar y el presidente es el comandante en jefe. Pero más allá de eso no hay ninguna coordinación, está muy claro a la luz de las declaraciones que han aparecido, las filtraciones... que la Administración no está muy contenta con su decisión".

El historiador especializado en Taiwán James Lin, profesor de la Universidad de Washington, auguró que es posible que las represalias de Pekín continúen en las próximos días y semanas, ya que no ha hecho más que incrementar "sus dotes teatrales nacionalistas" de cara a su audiencia doméstica y extranjera.

Aun así, Lin señaló que "es posible" que China solo aplique el castigo a Taiwán y no contra Estados Unidos.

UN INDOPACÍFICO "MÁS INESTABLE"

Shattuck se manifestó seguro al "100 %" de que va a haber una escalada de tensión entre las dos grandes potencias internacionales, que va a hacer que la región del Indopacífico sea más "inestable".

En su opinión, las maniobras militares que China iniciará mañana suponen "una medida muy provocadora": "van a probar municiones de fuego real y misiles en áreas en las que pueden pasar civiles, o barcos civiles o contenedores", remarcó.

Esos ejercicios, agregó, suponen que habrá embarcaciones que tendrán que ser desviadas para evitar el estrecho de Taiwán, porque no se sabe lo que va a pasar. "Existe la posibilidad de que ocurra un accidente y si ocurre, o alguien malinterpreta un movimiento o acción se seguirá subiendo en la escalada", reflexionó.

Dicho grupo incluye el portaaviones USS Ronald Reagan, el destructor USS Higgins y los cruceros con misiles guiados USS Antietam y USS Chancellorsville, enumeró la fuente, que añadió que el buque de asalto anfibio USS Tripoli desarrolla "operaciones de rutina" en el mar de Filipinas.

Pese a que era previsible un aumento de la tensión, la propia Pelosi sostuvo en un artículo de opinión publicado ayer en el diario The Washington Post que su visita sirve para "apoyar" la democracia de la isla ante las "amenazas" que sufre por parte de China.

COREA DEL NORTE, OTRO RIVAL AVIVADO POR PELOSI

La presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, envió desde Corea del Sur un mensaje de disuasión a Norcorea frente a sus desarrollos armamentísticos, en plena crisis entre Washington y Pekín por su paso previo por Taiwán.

Seúl fue la siguiente parada de Pelosi después de su viaje relámpago, y no anunciado oficialmente, a Taiwán, que ha desencadenado las protestas airadas de China y represalias como el inicio este mismo jueves de maniobras militares con fuego real en torno a la isla.

Durante su visita de este jueves, centrada en asuntos de cooperación sobre seguridad entre EE.UU. y Corea del Sur, Pelosi se reunió con su homólogo surcoreano, Kim Jin-pyo; mantuvo una conversación telefónica con el presidente del país, Yoon Suk-yeol, y visitó la frontera desmilitarizada intercoreana.

"DISUASIÓN PODEROSA Y EXTENDIDA"

Pelosi y su homólogo surcoreano se comprometieron a mantener "los esfuerzos de ambos gobiernos para la desnuclearización y la paz a través de la cooperación internacional y los diálogos diplomáticos", sustentados sobre "una disuasión poderosa y extendida" ante Pionyang, indicaron en un comunicado conjunto.

Ambos también expresaron su "preocupación por la grave situación, en la que el grado de amenaza de Corea del Norte está aumentando", en alusión al número récord de lanzamientos de misiles realizados este año por Pionyang y los indicios sobre un nuevo test nuclear del régimen que puede tener lugar de forma inminente.

El presidente surcoreano afirmó en la misma línea que la visita de Pelosi supone "una señal de disuasión por parte de Corea del Sur y Estados Unidos hacia Corea del Norte", según dijo su portavoz.

Yoon limitó su contacto con Pelosi a una conversación telefónica de unos 40 minutos, debido a que el presidente surcoreano se encontraba de vacaciones en las fechas elegidas por la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU. para visitar el país, según el Ejecutivo surcoreano.

Los medios locales especularon con la posibilidad de que el presidente haya evitado reunirse con Pelosi para no caldear más el ambiente con China, después de que la visita de la presidenta del Congreso a Taiwán, la de más alto nivel de un político estadounidense en 25 años, desatara la ira de Pekín.

PACTO NUCLEAR CON IRÁN, EN EL AIRE

La negociación para reactivar el acuerdo que en 2015 bloqueó que Irán pudiera hacerse a corto plazo con armas atómicas está prácticamente finalizada, pendiente de cinco o seis temas y de la voluntad política, especialmente de Irán y Washington, afirmó hoy en Viena una alto responsable de la UE.

"Hay una posibilidad real de llegar a un acuerdo, pero no va a ser fácil porque tras cada asunto técnico, cada párrafo y cada palabra hay una enorme decisión política, y esta decisión debe ser tomada en todas las capitales", señaló esa fuente, bajo condición de anonimato, a un grupo de periodistas en Viena, donde se han retomado hoy la negociación multilateral, tras cinco meses de parón.

Este intento se cerrar unos contactos que arrancaron hace 15 meses se centran en un borrador de acuerdo presentado hace dos semanas por el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, que actúa de coordinador de las negociaciones.

Las conversaciones directas entre Irán, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania llegaron el pasado marzo a un punto en que la mayoría de los asuntos pendientes se referían a temas bilaterales entre Teherán y Washington, señaló hoy la fuente comunitaria.

¿Y EL CONFLICTO RUSIA-UCRANIA?

Sobre la intervención militar de Rusia sobre Ucrania, la revista Foreign Affairs publicó que en un análisis racional de costo-beneficio, el precio de una guerra a gran escala sería terriblemente alto para el Kremlin.

El análisis de costo-beneficio de Putin parece estar a favor de cambiar el statu quo europeo. Los líderes rusos están asumiendo más riesgos y, por encima de la lucha política cotidiana, Putin se encuentra en una misión histórica para consolidar la influencia de Rusia en Ucrania (como lo ha hecho recientemente en Bielorrusia y Kazajistán).

La publicación advierte que para Rusia, la victoria en Ucrania podría tomar varias formas. Podría implicar la instalación de un gobierno obediente en Kiev o la partición del país y Europa no será lo que era antes de la guerra; incluso podría ser un preámbulo de algo parecido a una tercera guerra mundial.

¿HABRÁ O NO HABRÁ TERCERA GUERRA MUNDIAL?

“Sin duda no habrá una tercera guerra mundial, eso no le conviene a nadie”, comentó Juan Manuel Portilla Gómez, de la FES Acatlán y advirtió si bien siempre está latente (una conflagración), al parecer Occidente no se involucrará mediante la fuerza, sino que optará por la vía de las sanciones.”

En este punto concuerda Eduardo Rosales, internacionalista y también profesor de la misma FES: “Los pronósticos son difíciles, sin embargo, el caso de Rusia-Ucrania parece un conflicto regional en el que las potencias europeas apoyan a Kiev con insumos económicos o militares, pero no actuarán directamente. Por su parte, Joe Biden sabe que está en una posición débil y, hay que decirlo con responsabilidad, Estados Unidos ya no gana guerras, además que la opinión pública de su país no favorece el involucramiento” en un conflicto semejante.