MUNDO

Mujeres marroquíes han sido violadas incluso estando embarazadas en España

Diez mujeres marroquíes denunciaron que han sido víctimas de violaciones, acoso y explotación laboral en los campos de fresa en la provincia de Huelva, España

  • REDACCIÓN
  • 29/08/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Mujeres marroquíes han sido violadas incluso estando embarazadas en España

Una pesadilla lo que vivieron diez mujeres marroquíes que llegaron a trabajar en Andalucía, en el sur de España, luego de ser violadas, sufrir acoso y ser explotadas laboralmente en los campos de fresa.

TAMBIÉN PUEDES LEER: VIDEO: Víctimas graban su propio genocidio

"Yo denuncio que he venido a trabajar y no me han pagado. Nada de nada", asevera una de las jóvenes que viajaron a España esperando recibir 40 euros al día por trabajar los campos de fresa de la provincia de Huelva, para regresar con dinero a Marruecos.

"Yo he venido a denunciar a mi jefe, que abusó sexualmente de mí", contó Russia Today otra de ellas.

Cabe señalar que predomina el acoso sexual en las denuncias de las mujeres: "Yo he venido a denunciar que estando embarazada abusaron de mí sexualmente", y agrega que su jefe les amenazaba con no contratarlas al año siguiente si rechazaban tener relaciones.

"Se abalanzó sobre mí, me apretaba los pechos, me besaba. Yo intentaba defenderme. Él es un hombre muy fuerte [...] yo no tenía más fuerzas", asegura otra de las mujeres que huyeron tras meses de abuso laboral y sexual.

Una de las victimas dijo que, tras haber cobrado solo 50 euros por varias semanas de recogida de fresa, decidió huir de la finca y se negó a regresar cuando sus jefes  le ofrecieron dinero y residencia en España; sin embargo,  la joven se negó y comenzó a recibir amenazas.

No tengo miedo. Si tengo que morir por defender mi honor y el de la gente que está conmigo en la finca, que me maten. Me siento orgullosa de lo que he hecho, y deseo volver a Marruecos con la cabeza en alto".

Las víctimas no revelaron sus nombres por miedo a las represalias en su país que, lejos de recibir apoyo, son juzgadas y reciben amenazas de muerte.

En Marruecos pueden perdonarte si matas a alguien y no lo hacen si has sido acosada sexualmente. Mi hermano me llama y me dice que vendrá a por mí para matarme. ¿Y ahora qué? ¿Quién se va a responsabilizar de lo que me pueda pasar?", expresó una de las mujeres.

Las mujeres aseguran que la justicia española ha mostrado una pasividad ante su situación, y la legislación laboral les abre las puertas de la impunidad: "Yo he venido a denunciar a la Guardia Civil que no nos ha protegido", dice una de las trabajadoras.

jamp