METRÓPOLI

Vuelven mariposas Monarca a santuarios del Edomex

La mariposa se ha asentado para su hibernación en la región mazahua del Estado de México, en la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca

  • ARTURO CALLEJO
  • 09/11/2020
  • 19:00 hrs
  • Escuchar
Vuelven mariposas Monarca a santuarios del Edomex
Ruta de migración de la mariposa Monarca (Fotos: ARCHIVO CONANP)

Luego de volar cuatro mil 200 kilómetros, desde los bosques del sur de Canadá hasta el centro de México, la mariposa Monarca se ha asentado para su hibernación en los macizos forestales de la región mazahua del Estado de México, conformada por los municipios de Temascaltepec, Temascalcingo, San Felipe del Progreso, Donato Guerra y San José Villa de Allende, es decir, en las 56 mil 259 hectáreas que conforman la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca.

Las colonias también se ven en una parte del Nevado de Toluca y en el municipio de Atlautla, en la región del Iztapopo, informó Gloria Tavera Alonso, directora regional del Centro y Eje Neovolcánico de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP).

Mientras que en el estado de Michoacán, la Monarca se observa en grandes colonias de los bosques de Contepec, Senguío, Angangueo, Ocampo, Zitácuaro y Aporo.

 Foto: archivo CONANP

Este fenómeno considerado como Patrimonio Natural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), comenzó a verse desde el 26 de septiembre pasado por Ciudad Acuña, Coahuila, que es la puerta de entrada para la mariposa, zona muy pegada al Río Bravo y por donde a estas fechas aún se observan algunas colonias.

“Las Monarcas ya llegaron a los santuarios de hibernación, siguen llegando, siguen pasando, siguen moviéndose, se siguen viendo algunas en Acuña, hay algunos mezquites donde a las Monarcas les encanta llegar, descansar, tomar agua y seguir su vuelo hacia el centro de México. entraron una gran cantidad de Monarcas a finales de septiembre, un hecho para nosotros no común, porque generalmente esos grupos de mariposas los vemos como a mediados de octubre y este año se vieron grupos más grandes muy temprano, se les ha visto en grupos importantes en sitios como Piedra Herrada, Chincua, El Rosario y San José del Rincón”, indicó la experta.

 Foto: archivo CONANP

 Fotos: archivo CONANP

Se estima que en el transcurso de estos 15 días, las miles de mariposas Monarcas ya estén bien establecidas en los bosques mexiquenses de oyamel, a la par de que no se ven enfermas, “se han visto grupos bastante fuertes, vienen bien alimentadas, se les ve en el abdomen, traen suficiente grasita, muy naranjas, vienen en muy buen estado de salud”, agregó Tavera Alonso.

Mientras que los árboles de su ruta migratoria también están en buenas condiciones, como los que se localizan en el municipio de Santa Catarina, en Nuevo León y de igual forma en los mezquites de Tamaulipas, San Luis Potosí y Guanajuato.

 Foto: archivo CONANP

“Han preferido alimentarse de estos como girasoles que son sus preferidas que hay en las zonas de cultivo a todo lo largo de la ruta y para su reposo utilizan una serie de árboles desde mezquites, oyameles, todo tipo de arbustos que se dan en la zona semi desértica, se han llegado a observar que se quedan uno o dos días en árboles grandes como el sauce a orilla de los ríos”, indicó.

Mientras que su hábitat de hibernación, que es en la Biosfera de la Mariposa Monarca (en el Estado de México), los bosques de oyamel son sus favoritos para percharse y resguardarse hasta finales de febrero, para nuevamente retomar su vuelo de regreso a Canadá en su migración de primavera y dar paso a la siguiente generación de mariposa Monarca.

 Foto: archivo CONANP

La mariposa Monarca, explicó Tavera Alonso, directora regional del Centro y Eje Neovolcánico de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, parte del sur de Canadá, pasa por el Este y Oeste, sobre los Grandes Lagos, en la parte norte de Estados Unidos, aunque también se han visto cerca de San Francisco, California y por Arizona, “aunque hace tres años tuvimos una pequeña colonia que fue registrada en Tijuana, en Baja California Norte, que para nosotros fue todo un suceso porque no se tenían registros que se estableciera fuera de San Francisco”.

Durante su trayecto de cuatro mil 200 kilómetros, desde Canadá, pasando por Estados Unidos, hasta llegar a sus santuarios mexiquenses y purépechas, la mariposa Monarca es muy susceptible a las sequías extremas, lluvias intensas, granizadas, tormentas y a todo el mal tiempo en general.


(Sharira Abundez)