METRÓPOLI

Vuelven a Taipeí dos víctimas de la fábrica de Chimalpopoca

De acuerdo con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), fueron diez personas extranjeras las que fallecieron por el colapso del edificio

  • REDACCIÓN
  • 03/10/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Vuelven a Taipeí dos víctimas de la fábrica de Chimalpopoca
Vuelven a Taipeí dos víctimas del colapso de la fábrica de Chimalpopoca (Especial)

13 días después del sismo que les arrebató la vida, Helen Chin y su hija Amy Huang vuelven a Taipeí, su ciudad de origen. Ambas mujeres fallecieron en el derrumbe de la fábrica de la colonia Obrera, que se encuentra entre las calles Bolívar y Chimalpopoca. 

Fue su “último viaje familiar”, como lo describió su hijo Huang Jack, en redes sociales. Los cuerpos de madre e hija fueron llevados por sus familiares de regreso a su hogar. 

Te puede interesar: Amy, la taiwanesa que murió en la fábrica de la Obrera

“Gracias a mi madre (Helen Chin) y hermana por acompañarme estos 22 años de vida llena de maravillas y sorpresas. Ahora pueden descansar en paz, yo me haré cargo de mi papá y Tony Huang. Buen viaje a donde vayan”, escribió Jack en su cuenta de Facebook. 

La joven trabajaba en una de las empresas textileras que se encontraban en el edificio, en el cual había empresas extranjeras: Línea Moda Joven S.A. de C.V; New Fashion; Foleys; Dash Company, especializada en videocámaras; y una armadora de juguetes con el nombre ABC Toys Company S.A. de C.V

Esta última era una empresa china y su encargada era conocida como “la señora Chen”, quien tenía a su cargo a trabajadores mexicanos y extranjeros

Otra empresa con el nombre de “Asia Jenny Importaciones”, era de origen taiwanesa, que producía juguetes. Esta firma era propiedad de la familia de Amy Huang y su madre. 

De acuerdo con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), fueron diez personas extranjeras las que fallecieron por el colapso del edificio. Cinco de ellos de nacionalidad taiwanesa, una coreana y un argentino, una mujer francesa de 86 años, una panameña de 55 y otra española. 

Fueron tres días de búsqueda agotadores para la familia de las mujeres. El cuerpo de Amy de 23 años de edad, fue el último en ser reconocido en el Servicio Médico Forense.