METRÓPOLI

Ven precarización de ciudades por extinción de Fondo Metropolitano

Especialistas critican que desaparición del fideicomiso quitará recursos para obras de transporte público, drenaje y demás obras de infraestructura públicas

  • ISAAC RAMÍREZ
  • 02/10/2020
  • 19:53 hrs
  • Escuchar
Ven precarización de ciudades por extinción de Fondo Metropolitano
(Especial)

NAUCALPAN.- Las 74 zonas metropolitanas que existen en México dejarían de recibir tres mil 300 millones de pesos si la Cámara de Diputados aprueba la eliminación del Fondo Metropolitano, el cual forma parte de los 109 fideicomisos que el gobierno federal no contempló en el Proyecto de Presupuesto de Egresos que envío al Congreso de la Unión para 2021, y cuyos recursos permiten a las entidades federativas realizar obras de infraestructura urbana que promueven el desarrollo en las grandes ciudades.

Desde 2006, año en que se creó, los recursos del Fondo Metropolitano, administrado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), han servido para desarrollar obras de infraestructura que han permitido incentivar el desarrollo regional y urbano en ciudades que colindan con dos o más estados, a través de proyectos u obras que pretenden mejorar el transporte público y la movilidad no motorizada, el ordenamiento territorial, además de mitigar los riesgos causados por fenómenos naturales, ambientales o que son propios de la dinámica demográfica y económica.

Entre los proyectos que se han pagado con parte de este Fondo Metropolitano, se encuentran la construcción del Mexicable y de la línea 4 del Mexibús, en Ecatepec; la ampliación de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro, así como la rehabilitación de otras líneas existentes; la edificación del Túnel Emisor Oriente y Poniente y/o sus conexiones con el drenaje de los municipios metropolitanos, además de algunos distribuidores viales en zonas limítrofes entre la Ciudad de México y el Estado de México, entre muchas otras.

ADVIERTEN RETROCESO EN LA COORDINACIÓN METROPOLITANA

El académico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán de la Universidad Nacional Autónoma de México, David Morales González, consideró que la propuesta de eliminar el Fondo Metropolitano significa un retroceso y un golpe a las relaciones intergubernamentales y a la coordinación metropolitana que afectará directamente al desarrollo de infraestructura en las grandes urbes de México.

Señaló que, de concretarse la desaparición de esta partida, se afectará a áreas fundamentales de las metrópolis, como es el caso del transporte público y el desarrollo o rehabilitación de vialidades que permiten mejorar la movilidad en estas regiones urbanas, además de la ampliación de la infraestructura hidráulica que cada vez es más necesaria, ante los efectos del cambio climático.

Tras recordar que los recursos de este fideicomiso han permitido atender grandes problemas, como es el caso del drenaje profundo del Valle de México para reducir el riesgo de inundaciones, o de movilidad para la población como la ampliación de las líneas del metro en Guadalajara o Monterrey, el académico de la UNAM explicó que, en lugar de desaparecer el fondo, deberían haberse afinado las reglas de operación y de fiscalización por parte de la Secretaría de Hacienda, hacia los estados de la República que los solicitan, con la intención de garantizar una correcta aplicación y que no existan irregularidades en la contratación de las obras, como sobrecostos o el que no se concluyan éstas.

Aseguró que, desde su creación, se ha observado también una inequitativa aplicación de los recursos en las zonas metropolitanas, pues se estima que cerca del 40 por ciento de los recursos de esta partida presupuestal se quedan en el Valle de México, por lo que debe garantizarse que otras ciudadades puedan acceder a más recursos para garantizar su desarrollo y mejorar las condiciones de vida de sus habitantes.

De acuerdo con datos del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública, desde su creación, los recursos del Fondo Metropolitano se han destinado principalmente para la Zona Metropolitana del Valle de México, pues, en 2008, 64 por ciento de estos recursos se destinaron para las 16 alcaldías de la Ciudad de México, los 59 municipios metropolitanos del Estado de México y uno de Hidalgo, mientras que el resto se aplicó a Guadalajara (Jalisco), León (Guanajuato), La Laguna (Durango y Saltillo), Puebla-Tlaxcala, Monterrey (Nuevo León) y Querétaro; dos años después, en 2010, el fideicomiso se diversificó más y la asignación para el Valle de México bajó a 42.9, porcentaje en el que ha rondado en los últimos 10 años.

EN RIESGO, ATENCIÓN DE PROBLEMÁTICAS REGIONALES

El presidente de la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC), Enrique Vargas del Villar, consideró que la probable eliminación del Fondo Metropolitano traería consigo un daño inmediato a los ciudadanos, pues al no llegar recursos a los estados para el desarrollo de infraestructura en las zonas más pobladas del país, se disminuye la calidad de vida de éstos y se corre el riesgo de que no se atiendan problemáticas reales y regionales en el corto, mediano y largo plazo.

Apuntó que esta partida presupuestal es indispensable para los estados y municipios, pues si bien son los primeros quienes los ejecutan, en la mayoría de los casos, se privilegiaban obras de infraestructura que permiten conectar de mejor manera a las demarcaciones colindantes, aunque éstas pertenecen a dos o tres entidades diferentes, pero que eran necesarias para mejorar la vida de la gente.

Enrique Vargas señaló que esta probable eliminación de recursos para infraestructura, se sumaría a la reducción de otras partidas presupuestales que el gobierno federal ha retirado a los municipios para detonar obra pública, por lo que se atenta contra el desarrollo local.

Por lo anterior, exigió al gobierno federal dar una explicación a los ciudadanos de cuál es el objetivo real de esta decisión y por qué se busca desaparecer fondos importantes como éste, el de Desastres Naturales y el Minero, los cuales tenían un beneficio directo para la población.

FUNDAMENTAL MANTENERLOS

Hace unos días, la presidenta de la Comisión de Desarrollo Metropolitano, Urbano, Ordenamiento Territorial y Movilidad en la 64 Legislatura de la Cámara de Diputados, Pilar Lozano Mac Donald, recordó que los recursos de Fondo Metropolitano se han convertido en un incentivo con el que cuentan los municipios, para coordinarse entre sí y entre las entidades federativas para realizar obra pública e infraestructura metropolitana de gran envergadura que difícilmente podrían construir por su cuenta, por lo que consideró fundamental que se mantenga y fortalezca este fideicomiso.

"De eliminarlo, el Ejecutivo anulará de tajo la eficacia de la gobernanza metropolitana y la mejor gestión de las zonas metropolitanas o conurbaciones, pues dejará sin fuente de financiamiento distintas acciones y proyectos metropolitanos. Hacerlo en el contexto de la crisis sanitaria y económica que enfrenta el país, atenta contra el desarrollo de las ciudades, la mejora en la calidad de vida de los ciudadanos, el medio ambiente sustentable y la calidad y eficiencia de la infraestructura urbana", aseguró.

PROYECTOS METROPOLITANOS DE LA CDMX, NO CORREN RIESGO

Pese a ello, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, aminoró el impacto que pudieran tener los grandes proyectos de infraestructura metropolitanos con el fin de esta partida, al asegurar que esos proyectos cuentan con otras fuentes de financiamiento a largo plazo, por lo que no existe el riesgo de que no puedan concretarse.

"Nosotros tenemos muy claro cuáles son las obras estratégicas que estamos planteando de aquí al (20)24 y están muy claras cuáles son esas obras metropolitanas que no serán afectadas. Antes había un fondo en donde pues a ver qué haces. Se utilizó para distintas obras que, en realidad, tuvieron muy poco impacto", afirmó.

Sheinbaum Pardo agregó que la eliminación de ésta y otras partidas acaba con una forma opaca en la que se distribuían los recursos y de inscripción de proyectos que se les ocurrían a los gobernantes en turno para acceder a los recursos públicos.

"Están muy claras cuáles son las obras estratégicas y en esas va a haber apoyo o las vamos a concluir con el presupuesto público y también desde el Gobierno de México", dijo.

SEIS DE CADA 10 MEXICANOS VIVEN EN ZONAS METROPOLITANAS

Se estima que 75.1 millones de los mexicanos habitan en estas 74 zonas metropolitanas, lo que representa el 62.8 por ciento de la población total del país, aunque se estima que, de seguir la tendencia mundial, para 2050, entre el 75 y 80 por ciento de la ciudadanía vivirá en una zona urbana, aunque las proyecciones se realizaron antes de la pandemia del covid-19.

Los investigadores señalan que este virus podría impactar en el largo plazo en esta concentración de la gente en zonas metropolitanas, para iniciar un proceso de descentralización de las ciudades, aunque es un fenómeno que se estudiará en los siguientes años.

fmma