METRÓPOLI

Vecinos exigen retirar publicidad del Metrobús en Línea 7

"Que Mancera cumpla la ley", demandan

  • SHARENII GUZMÁN
  • 28/03/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Vecinos exigen retirar publicidad del Metrobús en Línea 7
Metrobús Línea 7. (Fotos: SHARENII GUZMÁN )

Aunque para el Gobierno de la Ciudad de México, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) sólo emitió "una advertencia" y no una orden para retirar la publicidad en las estaciones de la Línea 7 del Metrobús, los vecinos opositores al transporte que corre sobre Paseo de la Reforma exigen que el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera cumpla la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas.

Línea 7 del Metrobús no es opción; usuarios la reprueban 

Esto no se trata de que haya acuerdos entre el gobierno y el INAH, se trata de acatar una ley existente, señalan.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) envió un oficio al sistema de transporte Metrobús para solicitar el retiro de la publicidad, mientras se llega a un acuerdo sobre el tratamiento de los anuncios. El Instituto consideró que la instalación de los anuncios sobre la línea “carece de asesoría técnica”.

Se le requiere a efecto de que a la brevedad posible se retiren todos los anuncios publicitarios hasta contar con un acuerdo específico para el tratamiento de los anuncios, y su mobiliario que han sido instalados sin contar con la asesoría técnica previa y autorización de este Instituto”, indica el documento con fecha del 16 de marzo de 2018.

En respuesta, el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera señaló que la Secretaría de Gobierno entablará un diálogo con el INAH para revisar el tema. El mandatario local adelantó en su reporte matutino que no quitarán los anuncios y aclaró que el Instituto realizó una advertencia, mas no una orden.

Es como una prevención que está haciendo el INAH, que está advirtiendo que puede haber elementos luminosos, una serie de temas que estará trabajando el secretario de Gobierno, habrá reuniones y vamos a ver cómo avanzan estas reuniones. Esperemos que todo vaya bien”, refirió Mancera.

 Eduardo Farah, integrante del comité vecinal de Polanco, enfatiza que no debe existir un acuerdo entre el gobierno de la ciudad y el INAH. “Queremos que se aplique la ley y dejen limpio de publicidad Paseo de la Reforma”, dijo.

La normativa que exigen aplicar es la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas, ya que Paseo de la Reforma es considerado Patrimonio Nacional.

Al que por cualquier medio dañe, altere o destruya un monumento arqueológico, artístico o histórico, se le impondrá prisión de tres a diez años y multa hasta por el valor del daño causado”, dice el artículo 52 de dicha Ley.


El vecino puso el ejemplo de la Línea 4 del Metrobús que cruza el Centro Histórico. En esa parte no hay anuncios para permitir que se vea el patrimonio histórico.

En cambio, agregó que a Paseo de la Reforma la llenaron de anuncios publicitarios, y no sólo en parabuses. Hay en puestos de bicicleta por tres de sus lados, en casetas telefónicas y en unas estructuras móviles que tendrán luces.

Eduardo Farah aseguró que destruyeron dos avenidas históricas. La reacción de los vecinos fue en contra. Interpusieron amparos, realizaron marchas y enviaron cartas a las distintas instancias.

Luego de una demanda de amparo por parte de la Academia Mexicana del Derecho Ambiental (AMDA) en contra de la Línea 7, el 12 de junio de 2017 el juez octavo de Distrito ordenó al gobierno de la Ciudad de México la suspensión definitiva de la obra. Como respuesta, la administración de Mancera Espinosa presentó un recurso de revisión y mostró la autorización general del INAH.

Debido a esto el juez realizó un ajuste. Dijo que permanecía la suspensión definitiva, pero que se le hacía algunas modificaciones, como que el gobierno podía continuar con la obra aunque con ciertas condiciones, las cuales debían ser supervisadas por el INAH.

Con ello, la administración de Mancera tendría la autorización de la dependencia federal, pero continuaron las obras. No obstante, los vecinos opositores advirtieron al INAH que no se cumplían con las condiciones.

“El juez dijo que tenían que ser los paraderos chicos, no podía haber anuncios, ni invadir los amplios paseos peatonales y que no tumbaran árboles. No cumplieron ninguna medida. Todas las violaron”.

Los vecinos se quejaron en el INAH

Un grupo de vecinos se reunió con el director del INAH, Duego Prieto y se le informó a la Secretaría de Cultura del presunto incumplimiento de los acuerdos y de la ley. Insistieron por varias vías.

En una carta fechada el 28 de febrero, Víctor Juárez, residente de la colonia San Miguel Chapultepec, solicitó la revocación de la autorización del INAH que otorgó el pasado 19 de junio al gobierno de la ciudad para que continuara la obra de la Línea 7. 

La autorización fue burlada e incumplida en nueve de las 10 condiciones, que permitieron al gobierno de la Ciudad destruir el Sendero Procesional Histórico en Calzada de los Misterios y afectar negativamente todo el Paseo de la Reforma con publicidad y paraderos ilegales”, señaló la misiva.

Después de la petición de los vecinos, los días 14 y 15 de marzo, personal del INAH realizó inspección ocular por las estaciones ubicadas en el corredor de la Línea 7.

La conclusión fue que “se observó que se colocaron anuncios a base de mupis que son piezas de mobiliario urbano a base de soportes al servicio de la publicidad estandarizados, que albergan carteles en dos de sus caras y cuentan con retroiluminación que están ubicados en los costados de los paraderos del Metrobús y otros más diseminados a lo largo del corredor de tránsito del Metrobús.

Los elementos fueron colocados en contravención de la autorización otorgada por este instituto y carecen de la debida asesoría técnica y autorización que debe corresponder, lo que sí causó un impacto negativo sobre el carácter histórico de los sitios patrimoniales protegidos”.

Farah reconoció que era un avance que el INAH se manifestara e hiciera caso a los vecinos, después de varios meses de insistir en las presuntas violaciones. Sin embargo, criticó que sólo determinara que los anuncios publicitarios contravienen con la autorización y dijera en su oficio que las estaciones cumplían con lo establecido, que no invadía los amplios paseos peatonales y que no habían modificado las banquetas.

Están violando el tamaño permitido. También invaden los paseos peatonales y rompieron las banquetas. Hicieron modificaciones. Hay muchas violaciones en la Línea 7 y el INAH no lo dice en su carta y luego piden que quiten los anuncios. No tienen que solicitar nada, lo que deben es aplicar la ley y quitar todos los anuncios”, agregó Farah.

En su oficio, el INAH expresó sobre las demás medidas del acuerdo que las estaciones de embarque y desembarque que se construyeron sobre Paseo de la Reforma cumplieron con la autorización otorgada por este Instituto, así como del diseño transparente y de colores neutros de las estructuras modulares de los parabuses, mismas que fueron colocadas en emplazamientos que no causan afectación a los bienes de valor histórico.

JAMP