METRÓPOLI

Unidades de SVBUS remitidas no contaban con placas ni tarjetas de circulación: Semovi

La empresa también incurrió en faltas en cuanto al permiso obtenido, pues el que obtuvo no contempla paradas de ningún tipo

  • REDACCIÓN
  • 12/02/2020
  • 09:34 hrs
  • Escuchar
Unidades de SVBUS remitidas no contaban con placas ni tarjetas de circulación: Semovi
Unidad de SVBus (Foto: Especial)

Las trece unidades del servicio SVBUS remitidas a depósitos vehiculares, el pasado 6 y 7 de febrero, no contaban con placas metálicas ni tarjetas de circulación, informó la Secretaría de Movilidad (Semovi).

Por medio de una tarjeta informativa, la Semovi aseguró que las 13 unidades remitidas durante los operativos realizados en las zonas de Coapa, no contaban con un registro físico en los expedientes que obran en el Registro Público de Transporte, ni en la base de datos digital de la dependencia.

En cuanto a las otras 9 unidades, la Semovi aclaró que está revisando su documentación.

Estas unidades, de acuerdo con la dependencia, portaban pólizas de seguro correspondientes a otros vehículos no autorizados.

Asimismo, el servicio de SVBUS ha incurrido en incrementos de tarifa injustificados.

“El costo del servicio ha sufrido incrementos injustificados desde su puesta en marcha. En 2018 el precio por viaje pasó de 11 a 25 pesos. Además, existe una tarifa diferenciada en función del método de pago del servicio; es decir, si éste se adquiere previo al viaje se cobra una tarifa que oscila entre 25 y 55 pesos, mientras que, si se paga en efectivo al abordar la unidad, tiene un costo de 20 pesos”, se puede leer en la tarjeta informativa.

“Cabe mencionar que dichos aumentos no fueron reportados a la SEMOVI y, por ende, no han sido publicados en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México.”

La Semovi explicó que las unidades de SVBUS no cuentan con el permiso, otorgado por la Dirección General de Patrimonio Inmobiliario, para circular por la Supervía Poniente.

Además, la empresa incorporo unidades adicionales no autorizadas para incrementar la frecuencia del servicio, lo que significó contravenir lo establecido en su permiso sin solicitar la actualización de este ante la Semovi.

La empresa también incurrió en faltas en cuanto al permiso obtenido, pues el que obtuvo no contempla paradas de ningún tipo. “Esta característica no se cumplía ya que las unidades se detenían en diferentes momentos para el abordaje de personas a lo largo del trayecto”.

(Mauricio Oblea)