METRÓPOLI

Triple crimen en la Roma: ¿en qué va el caso a un mes de la masacre?

Omar García Harfuch, titular de la SSC, reconoció que aún no se esclarece el móvil del crimen, aunque dijo que hay avances importantes que no se pueden revelar

  • IGNACIO ALZAGA
  • 23/06/2022
  • 17:07 hrs
  • Escuchar
Triple crimen en la Roma: ¿en qué va el caso a un mes de la masacre?
(Foto: tomada de internet)

A un mes del triple homicidio perpetrado por un sicario en un despacho jurídico de la colonia Roma Norte, alcaldía Cuauhtémoc, autoridades de la Ciudad de México no han logrado una sola detención ni han dado a conocer el móvil.

El secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch, pidió paciencia en la investigación del triple homicidio perpetrado en un despacho de abogados, el 23 de mayo pasado, pero afirmó que el caso no quedará impune y los responsables irán a prisión.

Sin embargo, reconoció que hasta el momento las pesquisas no han esclarecido el móvil de este hecho criminal.

El funcionario dijo a La Silla Rota que hay avances importantes  en la investigación que realizan la SSC y la Fiscalía General de Justicia capitalina, los cuales no pueden ser revelados públicamente.

Recordó que en la indagatoria se han analizado diversos videos de las cámaras de seguridad del  C5 capitalino y mexiquense, para determinar horarios y rutas que el sicario siguió hacia el Edomex.

De hecho, señaló que cuentan con el apoyo del fiscal general de esa entidad, José Luis Cervantes, con quien se ha establecido un mecanismo de intercambio de información para ese y otros casos.

García Harfuch confió que las indagatorias permitirán la detención de los autores material e intelectual del homicidio del abogado Rodolfo Castelán Salas, su yerno Esteban "N" y su colaboradora Patricia " N".

El triple homicidio que se cometió en 120 segundos 

El crimen fue cometido en dos minutos por un asesino a sueldo que actuó con la precisión de pistoleros al servicio de las agrupaciones de la delincuencia organizada, admitieron detectives que participan en la investigación.

Señalaron que el sujeto no dejó con vida a testigos presenciales del asesinato del abogado Rodolfo Castelán Salas, pues también disparó contra su yerno Esteban "N" y su colaboradora Patricia "N".

"Al menos en el caso de la mujer, creemos que no era originalmente uno de los objetivos directos", agregaron los investigadores.

De acuerdo con la indagatoria, al sicario le llevó alrededor de cuatro minutos cometer los asesinatos la tarde del 23 de mayo de 2022, desde el momento en que llegó al edificio de la calle Durango número 10, ingresó al despacho 34 y mató a las víctimas, hasta que huyó del lugar en motocicleta.

El homicidio, según estimaciones de los investigadores, le tomó 120 segundos y fue cometido con tiros precisos, efectuados con una pistola calibre 40 con silenciador.

La primera víctima fue el abogado, quien recibió un disparo en el rostro dentro de su cubículo, sentado frente a su escritorio; la mujer quedó en el pasillo y el yerno del litigante fue sorprendido en su oficina.

"El asesino tenía conocimiento del lugar, trató de dejar el menor número de pistas posibles, sabía la hora en que sería más fácil actuar, conocía las rutas de escape y las zonas donde las cámaras de seguridad no podían seguirlo, particularmente al cruzar el Estado de México", dijeron servidores públicos consultados por La Silla Rota.

La Fiscalía General de Justicia (FGJ) se comprometió a que este caso no quedará impune; sin embargo, ni la Fiscalía de Delitos de Alto Impacto ni la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) han reportado un solo detenido por su responsabilidad en la autoría material e intelectual del triple asesinato.

Aunque tanto el vocero de la FGJ, Ulises Lara, como el titular de la SSC, Omar García Harfuch, han señalado que se trató de "una agresión directa", ninguna autoridad ha dado a conocer avances en las pesquisas por este caso ni el móvil.

El crimen sigue impune a un mes de perpetrado, aun cuando se viralizaron en redes sociales y se difundieron ampliamente en medios de comunicación, imágenes del sicario y de un probable cómplice que actuó como "halcón" o vigía.

La indagatoria señala que alrededor de las 14:04 horas del 23 de mayo pasado, se observa a un sujeto de 1.70 metros de estatura, complexión delgada, playera y pantalón negros, tenis blancos, gorra beisbolera y casco verde con vivos negros ingresó al edificio de cinco niveles y de 50 oficinas y despachos de diferentes giros.

Los despachadores del C5 observaron que el sicario huyó en su motocicleta hacia avenida Cuauhtémoc, luego se dirigió a Viaducto, tomó Bulevar Puerto Aéreo hacia Avenida 608.

A las 14:24 horas se registró en imagen su última ubicación; autoridades le perdieron el rastro cuando se dirigió a la Avenida Central y ya no fue posible ubicarlo cuando ingresó al Estado de México.

Ante la sospecha de que se internó en los municipios de Ecatepec o Nezahualcóyotl, la FGJ recurrió al fiscal de Justicia del Estado de México, José Luis Cervantes Martínez, para que autorizara vía ministerial el análisis de las cámaras del C5 en esta entidad.

Con base en oficios de colaboración, agentes y policías establecieron vigilancias fijas y móviles en varios municipios mexiquenses, pero hasta la fecha no se ha dado a conocer la captura del asesino ni de quien o quienes le ordenaron el crimen.

Una estrategia común de homicidas y delincuentes que operan en Ciudad de México es huir hacia el Estado de México para evitar el rastreo a través de cámaras del C5, lo que obligó a autoridades de ambas entidades a implementar operativos de revisión de motocicletas que circulan en zonas limítrofes.


MRV