METRÓPOLI

Tras muerte de una joven, pacientes exigen aplicación de diálisis en Toluca

Desde inicios del mes de enero se registró un conato de incendio dentro del Centro Médico en Toluca, lo que afectó la fuente de energía del área de hemodiálisis

  • ARTURO CALLEJO
  • 28/01/2021
  • 14:05 hrs
  • Escuchar
Tras muerte de una joven, pacientes exigen aplicación de diálisis en Toluca
Familiares de pacientes se manifestaron en las inmediaciones del Centro Médico en Toluca (Especial)

TOLUCA.-Enfermos y sin dinero, alrededor de 40 personas que requieren su diálisis al menos tres veces por semana, se apostaron afuera del Centro Médico Lic. Adolfo López Mateos, en la ciudad de Toluca, para exigir a las autoridades pongan cuanto antes a funcionar la UPS, que es la fuente de poder que echa a andar el sistema de hemodiálisis para que alrededor de 120 pacientes vuelvan a recibir su tratamiento y no fallezca ni un enfermo más, como sucedió el día de ayer con una jovencita de 21 años de edad, aseguraron afuera del hospital estatal.

La señora Tania García, originaria del poblado de San Juan de las Huertas, en el municipio de Zinacantepec, señaló con lágrimas en los ojos, que a veces siente que su paciente fallece, “no queremos un familiar más muerto, no tenemos el dinero suficiente como para estarlos llevando a particular, queremos una solución, dicen que está en la aduana (el aparato), pero no sabemos más”.

Agregó que su paciente está muy mal de salud, pues no ha recibido su tratamiento de diálisis que es de tres veces a la semana, “le ha faltado el aire, se ha puesto muy mal, muy, muy mal, a veces siento que se nos muere, de verdad, es doloroso ver a un familiar así, hemos empeñado la televisión, lo que más se ha podido, hemos pedido prestado y ya estamos endeudados, ya no podemos solventar esto, por eso venimos a exigir que nos digan cuando nos permiten volver a traer otra vez a nuestros familiares”, agregó.

Refirió la comunera de San Juan de las Huertas, que la diálisis que necesita su familiar en un hospital particular le cuesta hasta mil 500 pesos y hay que llevarla tres veces a la semana, por lo que serían cuatro mil 500 pesos, “ya no podemos pagar, es algo que se nos está saliendo de las manos”.

En tanto, una paciente de 42 años de edad y originaria del municipio de Almoloya de Juárez, sostuvo que se ha quedado sin dinero para continuar con su tratamiento, “como dicen las compañeras, hemos tenido que empeñar de todo para seguir adelante, vender las cosas, he vendido mi televisión, mis animales, todo lo que tengamos, una moto, todo lo hemos vendido porque en un particular es muy caro y ahorita nos piden estudios y no podemos solventar esos gastos”.

Subrayó que por su estado de salud, tiene que hacerse dos veces por semana su diálisis, “porque la verdad, con una no sobrevivo y estamos muy gastados ya, no podemos más”.

Luego de que un grupo de personas ingresó al Centro Médico, indicaron que los encargados del inmueble hospitalario les dijeron que en el transcurso de este jueves llegaría el UPS, recién salido de la aduana.

“Sí estuvo fuerte el corto, ya cambiaron cables, cambiaron equipo, tableros nuevos, el equipo que va en la azotea ya está arriba, ya está todo, llegó un chavo y le comentaron que ya había salido de la aduana el UPS”, indicó uno de los afectados.

Cabe referir que a inicios de mes, en uno de los pisos del citado hospital mexiquense, se suscitó un conato de incendio que afectó la planta de energía que suministra a los diferentes aparatos donde se desarrollan los tratamientos de hemodiálisis para al menos 120 pacientes.

Ahora esperan que a más tardar el lunes el servicio se retome para que nuevamente vayan recuperando su salud.

Finalmente, la entrada del hospital fue resguardada por elementos de la Guardia Nacional y en las inmediaciones se apostaron al menos tres patrullas con elementos de seguridad de la policía municipal de Toluca. Mientras que la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM), no se había pronunciado respecto a la problemática de salud por la que atraviesan decenas de habitantes del Valle de Toluca.



(Sharira Abundez)