METRÓPOLI

"Tiraron a mi bebé durante el parto y ahora está intubado"

Sarahí denunció de manera virtual al personal médico del hospital materno infantil de Chimalhuacán por la negligencia con la que la atendieron

  • JUAN LÁZARO
  • 15/01/2021
  • 15:23 hrs
  • Escuchar
Tiraron a mi bebé durante el parto y ahora está intubado
(Especial)

CHIMALHUACÁN.- Un bebé está en calidad de intubado, luego de que aparentemente se le cayó al suelo a la ginecóloga y a las enfermeras que atendían el parto en el hospital Vicente Guerrero. 

Sarahí, de 27 años, es originaria del pueblo de Santiago Cuautlalpan, municipio de Texcoco, pero acudió al hospital materno infantil de Chimalhuacán para que fuera atendida de su embarazo. 

"El pasado 13 de enero, ingresé al hospital materno infantil Vicente Guerrero Chimalhuacán aproximadamente a las 02:15 con dolores de parto  y salida de líquido amniótico, me ingresan con el folio 347972 en el área de urgencias", relató. 

La paciente paso toda la noche con dolores de parto y salida de líquido amniótico que tenía un  color verde. 

"Me indican que para que me puedan atender, debo esperar aún con el riesgo de que mi bebé se quedara sin líquido y de todas las consecuencias que conllevan que se pase la hora del parto".

Sarahí informó que como  a las 8:40 horas "me empiezan los dolores del parto más fuertes por lo que le indico al personal médico que mi bebé está a punto de nacer, hacen caso omiso y cuando por fin procedieron a revisarme se dan cuenta que mi bebé ya está naciendo por lo que me trasladan en camilla a la sala de cirugía y es entonces que mi bebé nace". 

La paciente relató que "la médico ginecóloga de apellido Hernández y demás personal médico, careciendo totalmente de pericia, no agarran a mi bebé, por lo que cae al suelo desde la camilla". 

Agregó: "es entonces que me incorporo pues lo vi caer y una enfermera de manera violenta me empuja hacia atrás con la intención de que no pudiera enterarme de la situación, además me dice que yo tuve la culpa de que lo hayan tirado".

A la madre del recién nacido se le hizo extraño que su bebé no llorara por lo que preguntó a una enfermera qué sucedía y que si le podían acercar a su bebé, lo que le negaron rotundamente. 

"Mi mamá puede pasar a ver a mi bebé y me indica que se le hace extraño que mi bebé sea el único con gorrito y que además ese gorrito es rosa, siendo que mi bebé es niño, dicho atuendo parece improvisado, ella preguntó a la enfermera porque mi bebé llora tanto pues todo el tiempo estuvo llorando a lo que la enfermera le contesta que es normal ya que se encuentra intubado", describió.

A las  21:19  horas de ese día, la madre aún no podía ver al recién nacido, ya que le reportan que su estado de salud es delicado. 

A sus familiares le niegan toda información sobre las condiciones de salud del bebé, de acuerdo a la denuncia. 

La afectada presentó una denuncia vía electrónica al Instituto de Salud del Estado de México por lo que ocurrió en el hospital con su recién nacida.

Guadalupe Paz, familiar de Sarahí, informó que se interpuso una queja en el hospital y también con la encargada de calidad del hospital, pero "ella menciona que no cree que haya pasado algo así". 

Al recién nacido se le realizaron placas y aun esta intubado, pero a los familiares se les niegan dar detalles del expediente clínico de ambos pacientes.

Al respecto, el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) rechazó que haya el reporte de la caída del paciente recién nacido dentro o fuera de las salas de expulsión del Hospital Materno Infantil de Chimalhuacán.

El ISEM detalló que la mujer ingresó a dicho nosocomio el 13 de enero, en la valoración médica los especialistas detectaron 41 semanas de embarazo, ruptura de membranas con amplia evolución, dilatación, expulsión de líquido amniótico y en general un diagnóstico que provocó trabajo de parto en fase latente.

Es de referir que los servicios del personal de salud se llevaron a cabo conforme los lineamientos clínicos. A las 20:51 del 13 de enero, la usuaria dio a luz con éxito a un masculino, estableció el ISEM.

A causa de las condiciones antes descritas, se aplicó el protocolo de revisión del pequeño en la Unidad de Cuidado Intensivo Neonatal (UCIN), donde se encuentra en buen estado de salud, sin requerir apoyo ventilatorio.

 

 

fmma