METRÓPOLI

Sufren secuestro y robo de 100 mil pesos al intentar comprar una consola musical

Las víctimas fueron un par de primos que querían comprar una consola musical en la colonia las Águilas, alcaldía Álvaro Obregón

  • IVÁN MEJÍA
  • 19/07/2021
  • 20:39 hrs
  • Escuchar
Sufren secuestro y robo de 100 mil pesos al intentar comprar una consola musical
(Cuartoscuro/Archivo)

La compra de una consola que fue ofertada en Internet terminó en el secuestro de dos primos, quienes además de ser golpeados y atados de pies y manos, tuvieron que pagar más de 95 mil pesos para volver a recuperar su libertad.

El 14 de julio pasado Luis Enrique vio en un sitio web que una consola musical que quería adquirir se vendía por 92 mil pesos, por ello contactó al supuesto vendedor y concretó una cita para revisar el artículo.

El joven le pidió a su primo que lo acompañara a la colonia las Águilas, alcaldía Álvaro Obregón, donde quedó de verse con el presunto vendedor. Sin embargo al llegar al inmueble, dos individuos los amagaron con un arma de fuego y los sometieron. A ambas víctimas los amarraron de pies y manos con cables de luz.

"Bueno, ya se la saben si quieren salir con vida, necesito que me den los 92 mil pesos", amenazó uno de los delincuentes. En ese momento Luis Enrique le dijo que no traían dinero en efectivo, pero que le podía hacer una transferencia de 10 mil pesos para que los dejara en libertad.

Los criminales les desataron las manos, la víctima sacó su celular y se metió a la aplicación de su banco.

Por ello, uno de los delincuentes vio que el afectado tenía 300 mil pesos en su cuenta. "Ah con que si tienen dinero y no valoran su vida", le señaló uno de los sospechosos.

Después los comenzaron a golpear. "Ahora por eso me vas a transferir 100 mil pesos, y me vas a dar tus tenis", le advirtió el criminal.

La víctima hizo tres transferencias para completar el monto que le exigían los delincuentes. Posteriormente los liberaron, pero antes les quitaron sus credenciales de elector y los amenazaron de que no acudieran con las autoridades.

Los primos se presentaron ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México a denunciar el delito del que fueron víctimas, y proporcionaron el número de cuenta al que transfirieron el dinero.