METRÓPOLI

Sin pistas, a un año de la desaparición de María, Mariana y Megan

Los familiares de las jóvenes protestaron luego de que la camioneta donde desaparecieron el pasado 10 de enero de 2020, fue regresada a su dueño

  • JUAN LÁZARO
  • 12/01/2021
  • 19:00 hrs
  • Escuchar
Sin pistas, a un año de la desaparición de María, Mariana y Megan
Familiares de jóvenes de desaparecidas (Especial)

ECATEPEC.- Para Carmen Zamora, del colectivo feminista Ehécatl, en nuestro país hay otra pandemia que no se ve ni se atiende: la de desaparición de niñas y mujeres, así como la de feminicidios. 

"Hablan de la pandemia de covid pero dejan a la otra pandemia, la de desaparición de mujeres y de feminicidios, de esa pandemia, nadie habla, no es noticia", expresó durante una manifestación en el centro de justicia de San Agustín, por la desaparición de tres mujeres justo hace un año. 

Y es posible que tenga razón. De acuerdo con la secretaria de Gobernación, desde el 2018 no había actualización de datos sobre la desaparición de niñas y mujeres. 

GOBIERNO FEDERAL ACTUALIZA CIFRAS 

En julio del 2020, el Gobierno federal dio a conocer la cifra actualizada: 18 mil 258 mujeres y niñas desaparecidas y no localizadas en México, la mayoría de entre 15 y 19 años, gran parte de ellas en el Estado de México, Tamaulipas y Veracruz, de acuerdo con los datos del nuevo Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas. 

En esta estadística actualizada, la de la otra pandemia que no se conoce ni se combate, están los nombres de María del Pilar Oliva Avendaño, de 23 años de edad, de Acolman; Mariana Lesli Flores Pacheco, de 19 años de edad, de Coacalco de Berriozabal y Megan Renata Hernández Ochoa, de 18 años, de Acolman. 

Ellas desaparecieron el 10 de enero de 2020 cuando regresaban del balneario Amajac en el vecino estado de Hidalgo

Ellas habían sido citadas por Enrique Rosas Alonso, socio de la empresa de Autobuses del Valle de México y sus trabajadores Luis Ángel Vega Pulido  y Víctor Pineda Badillo 

La camioneta en las que las vieron subir era una Tacoma blindada que después de la desaparición de las tres mujeres, fue localizada abandonada y en su interior las pertenecías de las chicas. 

El vehículo estaba en un paraje del municipio de Nopaltepec que limita con el estado de Hidalgo. 

REGRESAN VEHÍCULO QUE ERA EVIDENCIA 

De acuerdo con la versión de la representante del colectivo feminista Ehécatl y dos de los padres de las chicas, la camioneta que era evidencia de la desaparición y donde las tres mujeres dejaron sus pertenecías, fue regresada por un agente del Ministerio Público al hijo de Enrique Rosas Alonso. 

Los familiares protestaron por esa acción de un ministerio público porque la camioneta estaba bajo resguardo de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) ya que formaban parte de una investigación. 

 

EDOMEX, PRIMER LUGAR DE DESAPARICIÓN DE MUJERES 

Según la secretaría de Gobernación, las entidades en los que se concentran mayor casos de mujeres desaparecidas, es el Estado de México con 4 mil 132 casos, le sigue Tamaulipas con 2 mil 400 y Veracruz con mil 210 casos. 

En el Estado de México existe la Fiscalía especializada para la investigación de personas desaparecidas, no localizadas, extraviadas y ausentes. 

El fiscal Roberto Camacho acudió al centro de justicia de San Agustín, en donde un grupo de feministas habían tomado simbólicamente esas instalaciones de la FGJEM en protesta porque aún no se resuelve el caso de las tres chicas desaparecidas hace un año. 

Aunque se solicitó a la FGJEM sobre el resultado de la reunión de las feministas con el fiscal Roberto Camacho, esa institución informó que no podía difundir nada, porque se estaría traicionando la confianza de las mujeres. 

HABLAN LOS PADRES

La señora Hortencia Pacheco madre de Mariana Lesli Flores Pacheco, residente del municipio de Coacalco, dijo que la investigación de las tres mujeres desaparecidas han pasado por tres agentes del Ministerio Público y se han cometido irregularidades como la devolución de la camioneta al hijo del socio de la empresa de autobuses Valle de México. 

"Estamos muertos en vida. Ya paremos esto, ni la pandemia para esto. Queremos justicia, Roberto Camacho, basta de promesas", expresó. 

Por su parte, el señor Alfonso padre de María del Pilar, dijo: "Hay muchas cosas que le hacen perder la fe en la justicia, en las leyes y en las dependencias. Me quitaron a mi hija, al llevarse a mi hija destruyeron muchas vidas".

Dijo que hay cinco niños que esperan a sus madres, que todos los días preguntan por ellas. 

"Amanece y al abrir sus ojos, no ven a su madre a un lado". 

Estableció que en la Fiscalía "se necesita empatía y corazón, para que se pongan en los zapatos de uno, porque no estamos peleando bienes, estamos luchando por una vida". 

Se quejó que en dicha dependencia no haya suficiente personal para investigar la desaparición de mujeres, sólo hay tres en Ecatepec que no cuentan ni para la gasolina para sus vehículos y poder cumplir con su trabajo. 

"Hay funcionarios que andan en camioneta de lujo mientras que los agentes de la Fiscalía tienen que rolarse para poner para la gasolina, para poder hacer las diligencias. Es una vergüenza que no haya personal ni las unidades necesarias", dijo. 

Ante esto, la FGJEM, respondió que todos los policías de investigación tienen la capacidad para buscar a personas desaparecidas, no sólo a mujeres. Sobre la carencia no comentaron nada. 

Carmen Zamora, representante del colectivo feminista Ehecátl, dijo que en la Fiscalía que investiga las desapariciones no existe un grupo multidisciplinario, en el que esté integrado Odisea, para que sean más efectivas las búsquedas. 

Recordó que una de las nietas de don Alfonso, le preguntó "¿ya encontraste a mi mamá? 

Ellos, los cinco hijos de las tres mujeres desaparecidas, solo esperaban que el día de Reyes su madres estuvieran con ellos.


(Sharira Abundez)