METRÓPOLI

Sheinbaum mantiene ''guardias fantasma'', figura para inhibir denuncias

Policías de ''imaginaria'' en los Ministerios Públicos han servido de filtro para maquillar cifras de delitos en Ciudad de México

  • ANTONIO NIETO
  • 11/08/2019
  • 19:40 hrs
  • Escuchar
Sheinbaum mantiene guardias fantasma, figura para inhibir denuncias
Continúa inhibición de denuncias en CDMX (Especial)

¿Qué va a denunciar? Pregunta el oficial Hernández de la Policía capitalina apostado en la entrada del Ministerio Público de Benito Juárez 1 y 2.

Robo de vehículo, le responde el denunciante. ¿En qué colonia fue? cuestiona el policía. Aunque una persona puede denunciar en cualquier agencia y, en este caso, el ilícito ocurrió a unas cuadras de BJ 1 y 2, el uniformado responde que ahí no corresponde, sino en la agencia de Obrero Mundial y Cuauhtémoc, ubicada 3.7 kilómetros de distancia.

Se trata de un elemento policial de imaginaria, es decir, que se dedica a “batear” delitos para hacer que los registros de incidencia delictiva no suban. Se le conoce como guardias fantasma, como dio a conocer La Silla Rota en 2018

Todo fue grabado en video e incluso el oficial Hernández pide al ciudadano esperar afuera del MP a otro uniformado para que le pase datos del vehículo robado.

“Aquí solo le corresponde la colonia Nápoles”, alega el policía.

La realidad es que uno puede denunciar en la agencia que sea, y en este caso inclusive la zona correspondía a BJ 1 y 2, pero las guardias “fantasma” tratan de inhibir o desalentar a los ciudadanos.

Al esperar al siguiente policía, éste pregunta dónde fue dejado el vehículo robado y se ofrece para llevar al denunciante a buscarlo por la zona.

“Lo que pasa es que a veces lo dejan estacionado en un lugar y no se acuerdan”, explica.

Pero no solamente en robos existe la tendencia a inhibir a los denunciantes; otro ejemplo es el de Laura, quien al querer denunciar que una camioneta la atropelló la mañana del domingo pasado y su conductor huyó, personal de Álvaro Obregón 1 y 2 la retuvieron varios minutos afuera del sitio para que al final le dijeran que tenía que ir a Álvaro Obregón 4.

“Me dirigí a la agencia a hacer mi denuncia y al llegar a barandilla fui abordado por una persona de unos 50 años de edad, vestido de civil, tez morena y con una placa metálica colgando del cuello y que una vez que le conté lo sucedido me sacó de la agencia y me llevó a un cubículo que está a un costado de la reja que delimita la agencia de la calle. Ahí fui abordada por una segunda persona de 50 a 55 años de edad, de barba negra y a los costados gris, tez blanca, pantalón de vestir negro y camisa azul, corbatas de este mismo color y quien también portaba una placa colgada al cuello”, relató Laura en el marco de la carpeta CI-FAO/AO-4/UI-3S/D/003330/08-2019.

Abundó que durante unos minutos le enseñaron un mapa y le dijeron que no le correspondía denunciar allí, sino en otra agencia; a pesar de que ella insistió en iniciar una carpeta allí, los servidores públicos se negaron a atenderla.

Por ello, al final denunció en Álvaro Obregón 4, cuyo personal inició un acta contra los elementos de AOB-1 por negación de servicio, y se le dio parte a Asuntos Internos, pues se sospecha que eran agentes de Investigación.

¿QUÉ ES LA IMAGINARIA?

El término imaginaria surgió de la milicia y se refería a un elemento que hacía guardias nocturnas, pero en términos policiales, se trata de un elemento que está de guardia en las agencias del Ministerio Público.

Su turno es de 24 horas laboradas por 48 de descanso y al estar solamente en las agencias no tiene que hacer remisiones ni detenciones, solo servir como primer “filtro” entre la ciudadanía que va a denunciar y el Ministerio Público.

El Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia ha advertido sobre estas prácticas desde el año pasado: “estas guardias tratan de inhibir el establecimiento de denuncias, los pretextos más comunes es que no es competencia de la autoridad en ese momento y que será muy difícil que le resuelvan al denunciante”, consideró el presidente del Consejo, Salvador Guerrero Chiprés.

MAQUILLAN CIFRAS

La inhibición de denuncias a través de un policía de imaginaria ha servido para maquillar cifras de delitos en Ciudad de México.

A principios de año, la Procuraduría capitalina, a cargo de Ernestina Godoy, descubrió que en las administraciones pasadas se clasificaron mal algunos delitos, con el propósito de maquillar la incidencia delictiva e informar que los ilícitos bajaban cuando en realidad se mantenían o, incluso, se incrementaban.

Por ello, el Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública realizó una auditoría de las estadísticas delictivas del 2018.

Por ejemplo, durante la gestión del procurador Edmundo Garrido Osorio -de julio de 2017 a noviembre de 2018- se señaló que la capital registró 32 mil 506 carpetas de investigación cuando en realidad fueron 56 mil 532.

Uno de los ilícitos que sufrió modificaciones más visibles en ese periodo fue el robo a pasajero dentro del Metro, del cual se informó habían sido 904 casos cuando en realidad fueron 4 mil 586.

De hecho, en total, 24 mil 26 delitos de alto impacto fueron mal clasificados o asentados como denuncias de hechos.

En este maquillaje de cifras, el policía de imaginaria es el primer eslabón.

fmma