METRÓPOLI

Se quejan en Perinatología: buscan vacunar a personal administrativo

Personal médico del Instituto Nacional de Perinatología protestó el pasado viernes 29 de enero de que en la vacunación contra la covid son excluídos

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 01/02/2021
  • 19:24 hrs
  • Escuchar
Se quejan en Perinatología: buscan vacunar a personal administrativo
Denuncian exclusión personal médico en primera línea de combate a la pandemia (Especial)

Personal médico del Instituto Nacional de Perinatología, Isidro Espinosa de los Reyes, protestó el pasado viernes 29 de enero de que en la vacunación contra la covid-19, se ha privilegiado a personal administrativo y que no está en la primera línea de combate a la pandemia, en lugar de quienes sí lo están.

“Según se hizo una selección, se avisó cuando se iban a presentar, te avisaban, salía la lista y quienes fueron seleccionadas era personal que está en supervisión o administración de enfermería, gestión del cuidado, calidad, o en educación de enfermería, cuando ese personal no está en área covid e incluso gozan del descanso semanal (de un día más) cuando ellas no entran a área covid”, dijo Martha (nombre cambiado a petición de la entrevistada).

De acuerdo con la circular DG/004/2021, el 29 de enero de este año, las autoridades del hospital informaron que para el grupo que está pendiente de recibir la primera dosis (otro grupo ya la recibió el 11, 12 y 15 de enero), un día antes se ratificó a las autoridades la lista “y estamos en espera de que se nos informen las fechas de aplicación”.

Esa lista fue la que causó inconformidad entre el personal médico y el 29 aparecieron unas cartulinas pegadas en vidrios del hospital con el siguiente mensaje: “Enfermería de 1ª. Línea UCIN-UCIREN InPer labora bajo protesta por no haber sido considerados para ser vacunadas como personal prioritario”, se leía.

“Son cosas que sobrepasan los límites, hay un abuso de poder. Incluso estas listas cuando se empezó fue un despapaye porque había compañeras que no sabían si serían vacunadas y no se enteraron por sus supervisoras o jefes, sino por alguna amiga de que estaban en la lista. También había personal que estaba de vacaciones”.

SE INDIGNARON

De acuerdo con circulares en poder de La Silla Rota, desde el 20 de diciembre del año pasado, el director Jorge Arturo Cardona Pérez le avisó al personal que sería tomado en cuenta para el plan de Vacunación contra la covid-19 y se les informó que primero sería personal de los hospitales covid y posteriormente los demás, como es el caso del de Perinatología.

El 5 de enero otra circular informó que ya se trabajaba en la base de datos del personal del instituto, clasificándola por riesgo de actividad esencial, como lo solicito la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad.

Incluso cuando en las listas apareció personal que no estaba en la primera línea de atención a pacientes con covid-19, y se les reclamó, algunos se indignaron, dice Martha.

“Se indignaron porque se les reclamó que estuvieran incluidos y no estuvieran en primera línea y la subdirectora de Enfermería, Alejandra Antonio contestó que su trabajo es importante, cuando no se le ha vuelto a ver en un piso ni preguntar cómo están los demás”.

La Silla Rota pidió la postura de la Secretaría de Salud, encargada de operar el hospital, ubicado en Montes Urales 800, en la colonia Lomas de Virreyes, alcaldía Miguel Hidalgo. Pero al cierre de la edición no había habido respuesta.

NO ES LA PRIMERA PROTESTA

Martha recordó que el hospital prácticamente desde el inicio la pandemia empezaron los primeros casos de covid-19 y con ello la reconversión, con el cierre de áreas y adaptación de espacios.

También iniciaron como en otros hospitales, las protestas por la falta de equipo adecuado y una foto al respecto circuló en las redes sociales.

A ello se  han sumado inconformidades porque ha habido contagios y para hacerse las pruebas, les piden a enfermeras que vayan a los quioscos de salud instalados por el gobierno de la Ciudad de México.

Añadió que además, parte del equipo médico que se colocan para estar en área covid-19, como los overoles para estar dentro del área de Cuidados Intensivos, ya comienzan a deteriorarse y no se los han cambiado, y que las caretas con las que trabajan son de donaciones, y como ocurre con la vacuna, a veces le llega primero al personal administrativo que al médico.

“Hay quienes debemos desembolsar para comprar material de calidad como caretas, cubrebocas, overol y lo llevan a su casa para lavarlo. El tyvek es una bata que no debe traspasar el agua y la de tela que nos dan la traspasa, entonces buscas cómo protegerte. Nosotras no les importamos”, lamenta.

SE QUEDAN CON DONACIONES

Hay inconformidad además porque ha habido otras donaciones para el personal médico, como de desayunos y hasta de playeras de la selección de futbol mexicana, que primero se reparten entre el personal administrativo y no médico contra la covid-19, al que originalmente va destinado.

Recuerda que al personal que atiende casos de covid les dieron un día más de descanso, trabaja 4 y descansa 3 cada semana, pero que también hay personal que no se aparece en el Área de Cuidados Intensivos y les dieron los mismos días, y personal que va una o dos veces a la semana, sólo se los dan cada quincena.

El sindicato (Único de Trabajadores del Instituto Nacional de Perinatologia) tampoco los ha ayudado. El Comité Ejecutivo se reeligió, aprovechando la pandemia. Pero además hubo enfermeras que se fueron al sindicato y ya no se integraron y ya no desempeñan ningún papel, no trabajan para el personal médico.

“Ellas eligen el interés personal, el sindicato nos ha dejado solas, al no representarnos como base trabajadora, a ver qué está pasando. Lo que se ha conseguido ha sido por protestas. El descanso adicional fue por la foto de una protesta, no por el sindicato, que sólo está para ganar las cuotas. Ha influido para que se nos atropellen los derechos”, concluye. 



(Sharira Abundez)