CONTINGENCIAS AMBIENTALES

Se estancó el plan para reducir contaminación en CDMX

Si bien la CDMX es la que mide mejor la calidad del aire en el país y en AL, hace falta revisar viejos criterios para disminuir emisiones y cambiarlos, coinciden especialistas
Se estancó el plan para reducir contaminación en CDMXLuego de dos días en Contingencia Ambiental por altos niveles de contaminación, esta se levantó. (Cuartoscuro)

Desde hace 20 años que el programa de las contingencias ambientales está vigente en la Ciudad de México, sí ha ayudado a reducir los niveles de contaminación y se mejoró un poco la calidad del aire; sin embrago, las medidas que han implementado los gobiernos capitalinos no han atacado el problema de raíz, reconocieron especialistas.

Este jueves, la Comisión Ambiental de la Megalópolis levantó la Contingencia Fase 1 después de dos días por altos niveles de contaminación.

Expertos consultados por LA SILLA ROTA coincidieron en que no se han generado alternativas efectivas de movilidad para las personas tanto en transporte público como para los usuarios de vehículos no motorizados. Agregaron que mientras se siga promoviendo el uso del automóvil, las contingencias resultan insuficientes.

TE PUEDE INTERESAR: Activan cuarta contingencia ambiental en CDMX y supera a todo 2018

En lo que va del año, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) ha activado cuatro contingencias ambientales, en su fase 1, tres completas y una regional. Dos de ellas se declararon este mes, la última fue levantada la tarde de este jueves. En el 2018 hubo dos, una de las cuales fue regional; en 2017 se registraron cuatro y en 2016, 10.

De los 107 días del 2019, la ciudad ha tenido 39 días limpios, el Estado de México siete y la Zona del Valle de México también siete.

Pablo Ramírez, coordinador de la campaña de calidad de aire en Greanpeace México, señaló que después de un tiempo de estas medidas políticas, la reducción de los niveles de contaminación se ha estancado.

“También eso explica que desde 2014 comenzó a haber un repunte en la contaminación del aire. Entendiendo que este problema se debe a muchos factores: la composición de la atmósfera y las situaciones térmicas en 2016 tuvimos días súper contaminados y volviéramos a tener periodos de contingencias prolongados, algo que no sucedió desde los años 90”.

Comentó que este año la ciudad empezó a tener contingencias más frecuentes, aunque su activación se debe a diversos orígenes.


Ahora estamos en una temporada de ozono y las últimas dos contingencias es debido a las altas concentraciones de ozono en el aire y éste, dentro de los contaminantes que se miden para declararlas es el único que no se emite como tal en la atmósfera, de ninguna fuente, es resultado de reacciones fotosintéticas de otras partículas con la luz del sol y la temperatura”.


Indicó que los óxidos de nitrógeno, que también son un precursor, están directamente relacionados, al menos en la Ciudad de México, con el sector transporte y a la quema de combustibles fósiles en los motores de combustión interna.

“En ese sentido mientras no logremos reducir la quema de estos combustibles ni mitigar la contaminación desde la fuente, pues será muy difícil que durante estos periodos, que ya de por sí son de alta propensión, tengamos concentraciones que nos permitan respirar aire sano”.

Dijo que lo que tiene que hacer el gobierno para reducir aún más los contaminantes en la ciudad es desarrollar sistemas de movilidad integrados que puedan ser una alternativa para que la gente deje el automóvil.

PIDEN TOMAR MEDIDAS PREVENTIVAS

Para la codirectora de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), Astrid Puentes, aunque se sabe que entre febrero y junio ocurre la llamada temporada de ozono y no lloverá y hay escasos vientos, no es normal que no se tomen medidas preventivas para evitar las contingencias ambientales.

“No es normal porque año con año sabemos que esta situación existe y deberíamos estar mejor preparados para el tema para evitar que haya contingencias ambientales. Sabemos que por esta época sube porque hay mayor radiación y no aparecen las lluvias y tenemos la obligación de prepararnos para evitar que suba el ozono y haya mayor contaminación”, dijo a La Silla Rota.

Explicó que en parte la contaminación se da por la cantidad de coches en la ciudad, el tráfico excesivo, lo que aumenta las emisiones de monóxido de carbono y otras sustancias que al combinarse con la falta de vientos, llevan a que haya ozono por encima de los niveles permitidos.

“¿Qué debemos hacer? Mejorar la calidad de las gasolinas que se usan, aumentar el transporte público y disminuir el uso de transporte privado sobre todo particulares privados y autobuses y camiones que contaminan más y mejorar el control de contaminación vehicular, sabemos qué hay muchos motores que están contaminando más allá de lo que las normas lo permiten”. 

Cuestionada sobre si la situación podría agravarse con el regreso de automovilistas a la Ciudad de México, contestó que es probable.

“Es posible que la situación se agrave, es lamentable que en la ciudad tengamos ya una temporada de ozono. Lo que deberíamos saber, previamente, es que se viene el aumento de ozono por la falta de lluvias y el aumento en la radiación solar y tener medidas adicionales para tener una verificación adecuada, mejor combustión de los motores para que no estén contaminando tanto, que haya buena calidad de las gasolinas que se usan en la ciudad y ver qué otro tipo de medidas preventivas y no reactivas se necesitan en la ciudad.

Necesitamos mejorar políticas públicas para que no estemos reaccionando, literalmente, apagando incendios ahora que tenemos ozono alto, sino que podamos prevenir la situación para evitar que lleguemos a punto de contingencia”.

En relación a si la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) ha hecho lo que debería ante la situación, consideró que sí, pero propuso que se mejoren los sistemas de alerta para difundir las contingencias y que cuando haya contingencia ambiental no haya actividades al aire libre y los impactos sobre todo entre la población de grupos vulnerables como adultos mayores, niños, mujeres embarazadas y personas con enfermedades respiratorias sean menores.


El gobierno debe tomar medidas más efectivas en relación con el parque vehicular y otras fuentes de contaminación en la ciudad, como industrias. Ahora hay verificación, se ha hecho un esfuerzo en el tema de las gasolinas, tiene que ser más efectivo y amplio, que la verificación sea eficiente, que los autobuses y camiones cumplan con estándares de contaminación y que en conjunto no la generamos, que estemos haciendo cosas para controlar mejor. Es un tema político importante porque en el momento que hay más restricción vehicular o de verificación hay problemas y grupos de interés se quejan. Son cosas en las que se debe de avanzar. El aire es un derecho humano, tenerlo limpio nos beneficia todas, es una de las cosas más democráticas que tenemos y debemos hacer un esfuerzo conjunto para ayudar al gobierno de la ciudad a implementar”.

LSR TE RECOMIENDA: Abogado demandará a CDMX por mala calidad del aire

SE HACE POCO PARA DESINCENTIVAR EL USO DEL AUTO

Xavier Treviño, codirector de la asociación civil Céntrico, apuntó que lo que no se está contemplando en la estrategia gubernamental es que cada vez hay más automóviles en la ciudad y se está haciendo muy poco para desincentivar su uso.

“Lo que pasa en otros países es que lo que se gana en el tema de eficiencia de motores se pierde en el momento de que metes el volumen de autos que cada vez más circula en el mundo. En todas las ciudades pasa eso, me parece que el enfoque de eficiencia está bien, pero tenemos cerca de 100 mil vehículos cada año que entran en circulación en el Valle de México”, señaló. 

Añadió que no habría forma de mejorar la calidad del aire, solamente apostándole a la eficiencia de los vehículos o a las contingencias ambientales.

Consideró que en los cuatro meses que lleva el gobierno de Claudia Sheinbaum, la estrategia en relación a la calidad del aire y al transporte público son correctas. “Pero me parece que en el tema de la reducción del uso del automóvil tiene un programa muy débil comparado con los retos que tenemos en cambio climático, accidentes de tránsito y el tiempo perdido en las calles. Tiene cosas buenas y otras que se deben de trabajar más”.

Coincidió en que estos 20 años la política de control de aire ha sido positiva por la disminución de la contaminación. Sin embargo, expresó que el problema de las contingencias es que están vinculadas con un indicador que es definido por las autoridades, por lo que no tiene un estándar de comparación.

“Lo más lógico sería compararlos con los estándares de la OMS. Por ejemplo en el momento en que cambiaron el límite de los índices para declarar la contingencia, también cambió el número de días. Lo ideal sería que los días de contingencias siempre sean los mismos e ir ajustando el estándar cada vez mejor”.

REVISAR CRITERIOS DE EMISIONES

Aunque se han registrado cuatro contingencias ambientales, no se han vuelto a repetir los niveles de contaminación con la magnitud que se vio hace tres años, recordó Dana Corres, especialista en Movilidad y Género.

Agregó que si bien la Ciudad de México es la que mide mejor la calidad del aire no solo en el país, incluso en Latinoamérica, sí hace falta revisar los criterios para disminuir emisiones, que ya son viejos, y hay que revisarlos y cambiarlos, tal como ha dicho la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum.


Sabemos que esta temporada no nos favorece, nos toca revisar medidas de transporte, lo que sí podemos cambiar son medidas de Hoy no circula y de verificación de transporte. Revisar el transporte, sabemos que está rebasado. ¿Qué pasa cuando bajas el uso de auto? Atascas el transporte público; por donde le veamos necesitamos invertir miles de millones en transporte en esta administración y la que sigue en un plan a largo plazo.


El plan del Metro que existía desde los 70 no se cumplió. Esto es consecuencia de políticas de transporte que no se cumplieron. Tiempo atrás debió invertirse y la Ciudad está superada en ese sentido”.

Sintetizó sus propuestas en que debe revisarse el transporte de carga y sus emisiones; que los automóviles tipo SUV tengan convertidores catalíticos para consumir menos gasolina y contaminen menos, y una gasolina de mayor calidad.

Coincidió en que la contaminación puede agravarse con el regreso de vacacionistas y propuso que la iniciativa privada apueste por el trabajo home office para eliminar viajes y en horarios laborales escalonados e incluso facilitar trámites tanto de gobierno como de bancos por internet. La solución también pasaría por las fábricas, pero es difícil que paren, reconoció.

LEA TAMBIEN


Sigue la mala calidad del aire en Semana Santa

Coacalco y Ecatepec son los municipios más contaminados en el Estado de México con 101 y 109 unidades Imeca, y las alcaldías Iztapalapa y Tláhuac, con 103 y 104

ImagenMultimediaRelacionada

LEA TAMBIEN


Incendios voraces devoran hectáreas en La Primavera, Campeche y Veracruz

El voraz incendio que afectó el fin de semana el Bosque La Primavera, no es el primero que esta área natural ha sufrido

ImagenMultimediaRelacionada

djh





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información