Se decían “influencers”, pero eran ladrones 5 estrellas

Se decían “influencers”, pero eran ladrones 5 estrellas

Autoridades alertan por nueva modalidad de robo en hoteles de lujo

METRÓPOLI
  • IVÁN MEJÍA
  • 17/06/2021
  • 08:00 p.m. hrs
  • Escuchar

En vehículos de lujo y vistiendo ropa de marcas exclusivas, así llegaban a hoteles de alta gama un par de cubanos que se hacían pasar por “influencers”, como parte de un montaje para robar artículos de alto valor de las suites.

Como parte de su modus operandi, los delincuentes también aprovechaban para hurtar alguno de los automóviles que estaban estacionados en los hoteles en los que se hospedaban, los cuales están ubicados en zonas exclusivas de la Ciudad de México, como Santa Fe, Polanco y San Ángel.

Las investigaciones realizadas por la Fiscalía General de Justicia (FGJ) capitalina indican que estos individuos están relacionados en al menos tres atracos similares, pues los identificaron en los videos de las cámaras de seguridad de los establecimientos en los que se registraron robos con esta modalidad.

Fue el jueves de la semana pasada cuando este par de amantes de lo ajeno fueron detenidos en la alcaldía Cuajimalpa, donde fueron sorprendidos por empleados del hotel donde se hospedaban, antes de que huyeran con una camioneta valuada en un millón de pesos y con artículos de la suite, cuyo valor ascendía a más de 40 mil pesos.

Según el parte oficial los trabajadores de seguridad del hotel, ellos observaron una actitud sospechosa por parte de los “clientes”, pues rondaban por los pasillos del hotel sólo unos minutos después de haberse hospedado. “Parecía que estaban ubicando los puntos en donde había cámaras de seguridad”, dijo uno de los empleados a las autoridades.

Y es que era difícil que pasaran desapercibidos, pues su aspecto físico era llamativo, tienen tatuajes en casi todo el cuerpo y vestían ropa extravagante. Los elementos de seguridad también ubicaron a los cubanos grabando videos en el estacionamiento del hotel y, al ser cuestionados por ello, aseguraron que era parte del material que subirían a sus redes sociales, ya que eran “influencers”.

Más tarde, uno de los clientes del hotel bajó al lobby y les dijo a los empleados que la alarma de su camioneta Land Rover se había activado. Acompañados del dueño del vehículo los guardias se dirigieron al estacionamiento, donde se percataron que el vehículo no estaba. Pero a través de las cámaras de seguridad, observaron que la camioneta iba saliendo del hotel.

Al marcarle el alto, notaron que los tripulantes que pretendían escapar con la camioneta eran los supuestos “influencers”, quienes fueron entregados a elementos de la Policía Auxiliar (PA) de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

Los policías, al revisar el vehículo, encontraron artículos de la suite en la que se hospedaron. Entre los objetos estaban la pantalla de la habitación, de 48 pulgadas. El atraco lo planearon en las tres horas que estuvieron hospedados, de acuerdo con fuentes de la SSC y de la FGJ que fueron consultados por La Silla Rota.

Cifras oficiales de la Fiscalía capitalina indican que, en abril pasado, se registraron 878 robos a negocio sin violencia, mientras que un mes antes hubo 944 carpetas de investigación por este delito.

LOS ROBOS SON RECURRENTES

Aunque este modus operandi de hacerse pasar por “influencers” es nuevo, elementos de la Policía capitalina consultados al respecto aseguraron que los robos en los hoteles de la zona son recurrentes.

“Recibimos, recurrentemente, reportes de robos sin violencia en los hoteles de la zona de Santa Fe, porque esos están bien equipados, tienen habitaciones que cuentan con muchos artículos de valor, lo que los hace un objetivo atractivo para los ladrones”, dijo un agente, quien prefirió reservar su identidad.

El elemento de la SSC señaló que los objetos que más se roban son los artículos de belleza, como secadoras, tenazas o cables, incluso las cajas fuertes de las habitaciones, que no exceden de un peso máximo de 5 kilos.

Por esto, afirmó que los robos de carros y pantallas que hicieron los cubanos empezaron a llamar la atención de las autoridades, por lo que fue más fácil ligarlos a los tres atracos que se cometieron con el mismo modus operandi.

Las autoridades no descartan que haya más cómplices o bandas que comiencen a imitar esta modalidad de robo, ya que les dio resultado a los cubanos, quienes, en sus robos anteriores, obtuvieron motines valuados hasta en millones de pesos.

MJP