METRÓPOLI

San Mateo Ixtacalco pertenece a Cuautitlán, resolvió el Congreso de Edomex

Desde la fundación de Cuautitlán Izcalli como municipio, en 1973, el pueblo y ejido de San Mateo Ixtacalco quedaron divididos

  • CARLOS MEDELLÍN
  • 20/07/2021
  • 21:37 hrs
  • Escuchar
San Mateo Ixtacalco pertenece a Cuautitlán, resolvió el Congreso de Edomex
Congreso de Edomex (Cuartoscuro/Archivo)

TOLUCA.- El territorio de San Mateo Ixtacalco es de Cuautitlán, así lo determinó la Legislatura local del Estado de México al aprobar el dictamen sobre el diferendo limítrofe entre los municipios de Cuautitlán y Cuautitlán Izcalli, que reconoce que un territorio de 18 kilómetros, del poblado de San Mateo Ixtacalco y Ejido de San Mateo Ixtacalco con sus comunidades “La Capilla” y “El Salado” forma parte de Cuautitlán, lo que terminaría un conflicto que data desde 1973. 

Desde la fundación de Cuautitlán Izcalli como municipio, en 1973, el pueblo y ejido de San Mateo Ixtacalco quedaron divididos y una parte correspondía a Cuautitlán y otra al de la nueva alcaldía. 

Desde entonces han pasado legislatura tras Legislatura y en cada una se forma una Comisión de Límites Territoriales que proponen solución definitiva, en algunos casos se quedó “congelada” la iniciativa que solucionaría el conflicto generado en San Mateo Ixtacalco.

Este martes el diputado Juan Pablo Villagómez Sánchez, presidente de la Comisión de Límites Territoriales del Estado de México y sus Municipios, presentó el dictamen y precisó que la delimitación territorial corresponde a lo indicado en el plano del levantamiento topográfico elaborado por la comisión legislativa, luego de que en marzo de 2019 se solicitará el inicio del Procedimiento para la Solución de diferendo limítrofe intermunicipal en contra del municipio de Cuautitlán Izcalli. 

La línea de solución al diferendo limítrofe entre los municipios de Cuautitlán y Cuautitlán Izcalli tiene una longitud de 18.23 kilómetros, y aseveró que el trabajo de la Comisión tardó cerca de dos años, con la intervención de la Comisión Estatal de Límites Territoriales, así como revisión de pruebas documentales, estudios de agrimensura, topográficos y asesoría de especialistas.

La diputada panista Karla Fiesco, y alcaldesa electa de Cuautitlán Izcalli pidió que se rechazara el dictamen y se regresara a comisiones para realizar un parlamento abierto entre las comunidades involucradas.

Sin embargo, el diputado Juan Pablo Villagómez lamentó que en dos años de trabajo que tardó el análisis de este diferendo, nunca se acercó para involucrarse en el tema, o en los recorridos del área del diferendo, a pesar de que las reuniones eran públicas.

El diputado Alfredo González González sostuvo que la Comisión de Límites Territoriales realizó un trabajo apegado a la ley reglamentaria para la solución del conflicto territorial, y se notificó sobre las visitas de inspección para conocer los polígonos en discusión. 

“Esta comisión, está haciendo su trabajo y se dejan a salvo los derechos que correspondan a los municipios para que en lo sucesivo hagan valer lo que a su derecho corresponda”. 

En su intervención, el diputado Gabriel Gutiérrez Cureño precisó que la comisión legislativa utilizó los mecanismos legales para llevar este tema que no es decisión arbitraria, pues hubo alrededor de 30 recorridos y reuniones para el dictamen final del diferendo, y se dio el derecho de audiencia a las autoridades involucradas.

“Al final la decisión fue unánime de la Comisión de Límites Territoriales, estoy de acuerdo que el tema de las consultas debe de ser valorado, espero que ahora cuando se avale una nueva Constitución se reglamente este tema”, indicó.


Destacó que es la primera vez que la Legislatura local ejerce su facultad de dictaminar un diferendo limítrofe, y no hay intención o en contra de ambos municipios, pues solo se actuó como la ley faculta, aunque quedan a salvo los derechos de los involucrados a impugnar la resolución.

La semana anterior la síndica municipal de Cuautitlán Izcalli, Johana Felipe Torres dijo que muchas familias del pueblo de San Mateo Ixtacalco y del ejido de San Mateo Ixtacalco, ya estaban inconformes debido al dictamen que sería presentado en el recinto de la Legislatura del Estado de México. 

La inconformidad es, dijo la síndico, entre además de los habitantes del pueblo de San Mateo Ixtacalco y de El Ejido de la Sabina, los de la Capilla, debido a que la resolución de límites urbanos favoreció en su primera etapa al municipio de Cuautitlán.

La tercera sindica, Johana Felipe Torres dijo que están en espera para ver cómo van a actuar, como se va defender, “si bien esa defensa se tiene que dar en el proceso es el presidente municipal Ricardo Núñez quien debe actuar con determinación, valor e impugnar y defender el territorio municipal”.


(SAB)