METRÓPOLI

Roma-Condesa: Corredor de la inseguridad

Los asaltos a clientes y dueños de restaurantes se concentran en calles y avenidas del corredor Roma- Condesa.

  • REDACCIÓN
  • 28/08/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Roma-Condesa: Corredor de la inseguridad

En el asalto al Cine Tonalá que ocurrió el martes 22 de agosto, un grupo de hombres armados no sólo robó las ganancias de los dueños del establecimiento, sino que también despojaron de sus pertenencias a los comensales y clientes que se encontraban en el lugar.

En el video que fue difundido en redes sociales se ve como un grupo de siete hombres, tres ellos armados, amagan a los clientes y les piden entregar sus celulares y carteras. Algunos de ellos incluso, revisan que los comensales no escondan sys pertenencias y tocan sus piernas y brazos.

De acuerdo con vecinos de cuadras cercanas al establecimiento que se encuentra en la Colonia Roma, este no es el único asalto que se ha presentado en la zona. Muchos de ellos se han unido en comités para alertar a los colonos si están en peligro.

Datos de la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México, señalan que el asalto a establecimientos mercantiles en la zona ha llegado a la cifra más alta en años, de acuerdo con sus registros, van 17 robos a negocios que se encuentran en el corredor Roma-Condesa. A pesar de las cifras, los vecinos denuncias que estas son más de los registros que hay ante las autoridades.

Estos son algunos de los asaltos más conocidos que se han presentado en la zona:

Octubre 2015- Belmondo

Dos hombres ingresaron al restaurante se encuentra en la calle Tabasco y obligaron a los comensales para que les entregaran sus pertenencias de valor. Los delincuentes escaparon en una camioneta que manejaban otros cómplices del robo.

Octubre de 2015- OKUPA

Cinco días después del asalto en Belmondo, dos sujetos armados con pistola robaron a 11 clientes que se encontraban en el establecimiento de la avenida Monterrey.

Febrero 2017- ALBA 23

Dos sujetos entraron al negocio y dispararon en contra de un guardia d seguridad y un joven de 15 años. El guardia murió en el lugar. Los atacantes huyeron y no han sido detenidos.

Mayo 2017- El Parnita

Después de amarrar al gerente y un guardia de seguridad para ingresar al restaurante que se encontraba cerrado, un grupo robó las ganancias del comercio y las pertenencias de los trabajadores.

Junio 2017- Grafo Café

Tres hombres y una mujer ingresaron al local, bajaron las cortinas y le quitaron sus pertenencias a los clientes. La policía capitalina logró detener a dos hombres en la Avenida Insurgentes.

Junio 2017- MIKASA

En el restaurante de comida japonesa, dos hombres asaltaron a clientes y trabajadores cerca de las 4pm. Los delincuentes huyeron a bordo de una motocicleta, pero la policía capitalina logró detenerlos calles adelante.

Agosto 2017- CINE TONALÁ

Tres hombres armados asaltaron a los comensales, quienes entregaron dinero y teléfonos celulares. Gracias al GPS de uno de ellos, fue detenido un asaltante.

Grupos delictivos responsables

Trabajos de investigación de la PGJ han logrado determinar que estos asaltos podrían ser causados por tres bandas criminales que asaltan en la zona y se especializan en el robo de comercios con giro comercial de restaurantes y cafés.

A pesar de que los grupos no tienen relación entre ellos, han logrado extender su zona de robo hasta las colonias Nápoles, Anzures, Narvarte, Anáhuac, Noche Buena y Del Valle, utilizando el mismo modus operandi para cometer el delito.

Hay 10 retratos hablados de supuestos sospechosos que fueron detallados por las víctimas y son actualmente analizados por las autoridades.

Modus Operandi

Para no ser captados por los vecinos, los asaltantes logran “camuflearse” como si fueran habitantes de la localidad.

Antes de hacer el robo, hacen rondines por calles aledañas, donde paran para tomar café, pasean perros o dan vuelta en bicicleta para simular que son colonos y que nadie pueda sospechar de ellos.

Al hacer un sondeo del lugar, identifican las horas en las que la policía no vigila la zona para poder comenzar con el asalto. Después de cometer el delito, los asaltantes salen del lugar y huyen a bordo de motocicletas que abandonan en estacionamientos, salen del lugar caminando y logran esconderse en vencindades de la calle Doctor Lucerna.


Con información de EL UNIVERSAL