METRÓPOLI

Roban piezas de planta de bombeo de Sacmex

Se presume que las piezas fueron hurtadas porque contenían cobre, ya que no son son funcionales sin el tablero de control de donde fueron tomadas

  • IVÁN MEJÍA
  • 26/10/2020
  • 19:20 hrs
  • Escuchar
Roban piezas de planta de bombeo de Sacmex
Las bandas que se dedican a robar a este tipo de objetos con cobre, los llevan a talleres clandestinos, donde los venden dependiendo el peso y el contenido de este metal que contengan los objetos robados (Foto: Cuartoscuro)

Las bandas que se dedican a robar materiales u objetos que contengan cobre han tenido como objetivo a distintas instituciones y sistemas de transporte de la Ciudad de México, donde han logrado robar cientos de kilos que contienen este metal, lo que les ha dejado a los criminales "jugosas" ganancias.

Una de las últimas dependencias afectadas es el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX), pues una de una de sus plantas de bombeo fueron hurtadas piezas que contenían cobre. Fue la semana pasada que uno de los trabajadores de planta de bombeo conocida como La Raza, se percató que había un gabinete dañado.

Al realizar una inspección más a detalle el empleado observó que habían sido robados materiales del sistema de fuerza de tablero de control de motores. Sin embargo el trabajador se percató que las chapas de la entrada principal no fueron forzadas, según se lee en la carpeta de investigación que la Fiscalía General de Justicia (FGJ) inició por este caso.

Al rendir su declaración ante el Ministerio Público el representante de SACMEX aseguró que las piezas que fueron hurtadas, debieron ser con la intención del cobre que contenían, ya que ninguna era funcionable sin el tablero de control de donde las robaron. El empleado también abundó diciendo que desconocía el monto al que ascendía lo sustraído.

A este robo de piezas con cobre, se suman los hurtos de estatuas hechas de este metal que se ubican en Paseo de la Reforma, el cableado del Trolebús, el cable de las instalaciones de Telmex, y más recientemente materiales del Sistema de Transporte Colectivo (STC), como lo dio a conocer La Silla Rota.

De acuerdo con autoridades consultadas por este medio de comunicación, las bandas que se dedican a robar a este tipo de objetos con cobre, los llevan a talleres clandestinos, donde se funden metales. Dependiendo el peso y el contenido de este metal que contengan los objetos robados es el estimado de sus ganancias.

Algunos de esos lugares que operan bajo la ilegalidad en zonas como Azcapotzalco, Gustavo A. Madero, y Cuauhtémoc, pagan el kilo de cobre entre los 500 y 800 pesos. Y debido a que el robo de estos objetos no merece prisión preventiva, ya que no es un delito grave, los responsables siguen su proceso en libertad, lo que provoca un círculo vicioso de reincidencia en los que comenten los atracos.

cmo