METRÓPOLI

Roba a niña y la usa para vender mazapanes en Metro Zapata

La mañana del 18 de febrero, mujer tomó a la niña de una casa en la colonia Magdalena Mixhuca, alcaldía Venustiano Carranza

  • ANTONIO NIETO
  • 21/02/2020
  • 18:26 hrs
  • Escuchar
Roba a niña y la usa para vender mazapanes en Metro Zapata
La sospechosa vistió a la pequeña y la llevó consigo hasta el Metro Zapata. (Especial)

Una mujer sustrajo a una niña de 3 años de edad para utilizarla como “gancho” y así vender mazapanes en las inmediaciones del Metro Zapata, al sur de ciudad de México.

Por si fuera poco, la mujer de 45 años de edad usó a la pequeña mientras bebía mezcal hasta que policías preventivos detectaron el riesgo, comprobaron que no era su hija y la detuvieron, consta en la carpeta CUH-2/UI-2S/D/01092/02-2020.

Todo comenzó cuando la mañana del 18 de febrero, la mujer tomó a la niña de una casa en la colonia Magdalena Mixhuca, alcaldía Venustiano Carranza, pues sus padres se la habían dejado encargada.


Apenas se fueron, la sospechosa vistió a la pequeña y la llevó consigo hasta el Metro Zapata, donde compró una botella de mezcal y la terminó hacia las 19:30 horas, cuando automovilistas pidieron apoyo a los uniformados.

“Una señora trae en brazos a una niña chiquita, está borracha o luego la trae andando entre los coches”, dice la alerta emitida al C5, con la cual los policías acudieron al lugar.

Apenas fue arrestada, la mujer fue llevada al Ministerio Público, mientras la niña quedó bajo resguardo de la Fiscalía del Menor. Ya había una alerta de búsqueda por ella, pero no fue sino hasta el 20 de febrero que sus padres acudieron para reclamarla.


Declararon que la mujer, identificada como Paula “N” se llevó a la niña sin avisarles, aprovechando la confianza que tenían, pues incluso la pequeña le decía “abuela”, pero que posteriormente no contestó a sus llamados, por lo cual decidieron denunciar.

Ahora, la mujer está acusada de sustracción de menores, al tiempo que la niña fue entregada a sus padres luego de acreditar que era su hija. De acuerdo con trabajadores sociales de la Fiscalía capitalina, la pequeña presentaba alteraciones sicológicas derivadas del incidente.

(María José Pardo)