METRÓPOLI

Restaurantes de CDMX piden reabrir; “habrá sanciones”: Sheinbaum

La jefa de Gobierno aseguró que la Ciudad de México está en su nivel más alto de ocupación hospitalaria desde que inició la pandemia

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ, ISAAC RAMÍREZ Y ARTURO CALLEJO
  • 11/01/2021
  • 21:24 hrs
  • Escuchar
Restaurantes de CDMX piden reabrir; “habrá sanciones”: Sheinbaum
Los inconformes argumentaron que sus comercios son seguros y que no hay contagios dentro de ellos (Fotos: Especial)

Frente a los cacerolazos con los que dueños y trabajadores protestaron por el cierre de los restaurantes, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum alertó que la ocupación hospitalaria está en su punto más alto desde el inicio de la pandemia por lo que advirtió que quien desafíe las decisiones sobre el cierre de esos establecimientos serán objeto de apercibimientos, clausuras y multas.

En conferencia de prensa, Sheinbaum, reiteró que habrá sanciones para los restaurantes que decidan reabrir sus puertas, a pesar de que no esté permitido por el semáforo rojo.

“Va a haber sanciones: en primer lugar apercibimientos y si continúa este comportamiento habrá suspensión de actividades o multas”, dijo en conferencia de prensa.

Por la noche, a través de una tarjeta informativa la Secretaría de Gobierno informó que su titular José Alfonso Suárez del Real y el secretaria de Desarrollo Económico Fadlala Akabani tuvieron un encuentro virtual con el sector restaurantero con el cual acordaron que se realizará una nueva mesa de trabajo el miércoles 13 de enero, cuando  se determinará una posible fecha de reapertura de restaurantes.

La dependencia recordó que esta industria no pagará en enero el impuesto sobre nómina, cantidad que suma 20 millones de pesos.

A mediodía, la jefa de Gobierno explicó que de acuerdo con artículos científicos, el mayor número de contagios se da en lugares cerrados donde no se usa cubrebocas y no hay distanciamiento social, como en fiestas y restaurantes.

Aseguró que la ocupación hospitalaria se encuentra entre el 88 y el 90 por ciento y explicó que esta semana se prevé ampliar el número de camas para atender pacientes covid-19, con la apertura del hospital del ISSSTE en Tláhuac.

De acuerdo con la Red IRAG, en la Ciudad de México hay una ocupación del 91.43 por ciento de camas generales, del 83.68 por ciento en cama con ventilador y del 89.75 por ciento en camas con ventilador en cuidados intensivos.

En la conferencia de la Secretaría de Salud federal de anoche, se mencionó que la ocupación en la Ciudad de México para camas generales es de 92 por ciento.

Por su parte, Fadlala Akabani, Secretario de Desarrollo Económico (Sedeco), presentó el avance en la entrega de apoyos económicos a la ciudadanía ante la emergencia sanitaria. 

Dijo que hasta el momento se han registrado 13 mil 68 personas para la entrega de microcréditos de 10 mil pesos, de los 50 mil que se tiene previstos en el programa, con un monto destinado de 500 millones de pesos.

Mientras que se han dispersado 14 mil 555 apoyos y se han registrado 76 mil trabajadores de restaurantes, el cual consiste de un pago único de 2 mil 200 pesos. Se prevé la entrega de 100 mil apoyos emergentes, con un monto destinado de 220 millones de pesos.

ABREN RESTAURANTE PESE A RESTRICCIONES

Al grito de “Abrimos o morimos”, dueños y empleados de restaurantes organizaron un cacerolazo a un costado de la catedral, a unos metros de Palacio Nacional y del Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Armados de cacerolas, cucharones, sartenes, cucharas y algunos con su uniforme de chef, pidieron reabrir sus puertas y alertaron que, en caso de no hacerlo pronto, podrían quebrar definitivamente.

Otros, como Sebastián Gotthelf, director de Sonora Grill, de plano decidió abrir las puertas de su restaurante a los comensales, pese a las restricciones impuestas por el gobierno de la Ciudad de México, como parte de las medidas del semáforo rojo epidemiológico.

(Foto: Marco Antonio Martínez)

Por la noche las autoridades informaron que se realizaron 231 verificaciones a restaurantes de los cuales 4 si están ofreciendo servicio de consumo al interior del establecimiento, por lo que fueron apercibidos para que solo operen con servicio para llevar.

Otros restaurantes, como Alfonso Rosas, del café La Blanca, que no fue al cacerolazo y respetó las restricciones sanitarias, hasta las 12 del día no había atendido ni un pedido para llevar, pese a su invitación a probar el menú.

LA DESESPERACIÓN NOS TRAJO AQUÍ

César Alarcón es gerente del restaurante Herencia Oaxaqueña, en Xochimilco. Se trata de uno de los asistentes al cacerolazo a unos metros de Palacio Nacional. Recordó que abrió en junio del año pasado, pese a la pandemia. Pero con el semáforo rojo epidemiológico sus ventas se desplomaron entre 85 a 90 por ciento.


(Foto: Marco Antonio Martínez)

El joven gerente, tiene 27 años, asegura que han sido minuciosos en atención a los clientes y además han invertido en gel, caretas, termómetro, sanitizantes para garantizar que son seguros. Pero el cierre que trajo consigo el segundo semáforo podría obligarlos a cerrar y por eso acudieron a la manifestación.

“Sí tenemos miedo de venir por las personas que están aquí, porque nos estamos cuidando, pero la desesperación nos trajo aquí”, explica Alarcón, cubierto con cubrebocas y careta, y sin soltar su cacerola y cucharón.

Va acompañado de Ivette Romero, quien tampoco oculta la frustración que le causa el cierre, pues sin comensales sus ingresos se caen.

“La modalidad para llevar es un golpe directo, la mayoría de las ganancias se basaba en nuestras propinas y la gente como pide para llevar, no ve la necesidad de darle propina al mesero”.

Romero y Alarcón coinciden que la modalidad sólo para llevar no les conviene y las aplicaciones son caras, pues se llevan hasta 40 por ciento del ingreso.

A ello se agrega que como ya no se pueden usar desechables de plástico, ahora deben emplear compostables como recipientes para llevar, lo que encarece todo.

"CON EL AGUA HASTA EL CUELLO"

 Uno de los restaurantes que cumplió su advertencia de que iba a abrir fue el Sonora Grill. La sucursal del sitio especializado en cortes de carne, comenzó a atender a partir de la 1 pm.

Sebastian Gotthelf, director de grupo Prime, que maneja los restaurantes, dijo a La Silla Rota que decidieron abrir, pese al semáforo rojo, para levantar la voz a las autoridades de que están en riesgo de cerrar.

“La empresa ha disminuido muchísimo sus ventas y es tener que abrir para continuar con los empleos, colaboradores y no cerrar”.

Sobre si tenía miedo de ser visitado por el Instituto de Verificación Administrativa (Invea), dijo que no estaban contra la autoridad, sino que es un acto de sensibilización.

“Si viene el Invea cerramos, aquí no confrontamos a la autoridad ni mucho menos”, agregó.

Dijo que sólo la terraza, al aire libre, estaba abierta y la gente le respondió muy bien, agregó, mientras volteaba a ver a unos jóvenes que consultaban la carta para ver qué pedían.

Al gobierno le pediría que se sensibilice.

“Sabe que nosotros no somos un foco de contagios, no están en los restaurantes, en las fiestas privadas, en transporte público, donde no hay sana distancia y no hay cuidado, aquí puedes observar que tomamos muchas medidas”.

DE 50 PASAMOS A 8

Alfonso Rosas es mesero del café la Blanca, en 5 de mayo. Entrevistado por La Silla Rota, dijo que teme por su empleo, ya que con la modalidad de sólo para llevar, no se han podido recuperar.

“En la contingencia pasada se recortó plantilla, de 50 quedamos 8, y quien sabe cuántos vayamos a quedar”, explicó, afuera del restaurante, donde él y una compañera esperan que alguien pida para llevar, pero que hasta las 12 del día nadie lo ha hecho, porque para agravar la situación, hubo menos gente por la descompostura de seis líneas del metro, entre ellas la 2, que pasa por el Centro.

(Foto: Marco Antonio Martínez)

Recordó que ambos semáforos rojos los afectaron, primero fueron los tres meses de la Jornada de Sana Distancia y en junio estaba previsto que abrirían, pero lo atrasaron y lo autorizaron hasta julio, con 30 por ciento de los comensales.

Esperaban recuperarse para diciembre, pero con el nuevo semáforo rojo, teme que más bien puedan llegar incluso a la quiebra.

CACEROLAZO EN TOLUCA

(Foto: Marco Antonio Martínez)

Frente al Palacio de Gobierno, en el centro de la capital del Estado de México, decenas de meseros, garroteros, franeleros y dueños de restaurantes protestan con un “cacerolazo” para exigir al gobierno les deje reabrir centenares de comercios dedicados al ramo alimenticio. 

Al tiempo en que afirman se pierden a diario decenas de empleos que difícilmente volverán a recuperarse.

RESTAURANTES DESATIENDEN CONVOCATORIA DE REAPERTURA EN NAUCALPAN

Aunque este lunes diversos empresarios restauranteros habían anunciado que abrirían las puertas de sus negocios para recibir a los clientes, bajo la demanda del "O abrimos o morimos", decenas de establecimientos de este giro decidieron mantenerse cerrados u operando bajo la modalidad para llevar, ante el riesgo de que sean suspendidos o clausurados por autoridades estatales y municipales, puesto que el semáforo epidemiológico se mantiene en color rojo.

Al realizar un recorrido por Naucalpan y Tlalnepantla, La Silla Rota constató que la convocatoria no tuvo mucho éxito entre los integrantes de este sector, quienes decidieron esperar más tiempo para regresar a sus instalaciones y ofrecer el servicio en mesa, mientras que otros optaron por seguir operando bajo las modalidades para llevar o entrega a domicilio mediante aplicaciones móviles.

(Foto: Isaac Ramírez) 

En Ciudad Satélite, Naucalpan, por ejemplo, los restaurantes La Biela, de Circuito Puericultores; Maqué, de Circuito Cirujanos; así como Giornale, La B-T-K y Rafaelll, de Pafnuncio Padilla, decidieron mantener el servicio para llevar, mientras que el M17, Costillas El Paisa y Adetto, de Circuito Puericultores, además de Yakiniku House y Parrilla Suiza, localizados sobre Manuel E. Izaguirre, y Casa Ávila y La Mansión, ubicados sobre el Boulevard Manuel Ávila  Camacho, mantienen sus puertas cerradas.

En Tlalnepantla, la realidad no fue distinta, pues los restaurantes Parrilla Urbana y Buffalo Wild Wings, decidieron permanecer cerrados completamente, mientras que Johnny Rockets, 50 friends y Mr. Sushi, apuestan por obtener ganancias con la venta para entregar a domicilio.

(Foto: Isaac Ramírez) 

Aunque la franquicia Sonora Grill fue una de las que anunció que este lunes abriría cinco de sus 20 restaurantes ubicados en el Valle de México, en el caso de la sucursal localizada al interior de Mundo E, se mantiene con las mesas recogidas y los clientes únicamente pueden solicitar sus alimentos para llevar.

Los trabajadores de estos sitios relataron que enfrentan una situación económica grave en sus familias, puesto que, tras el cierre de la actividad comercial, apenas están percibiendo el 40 por ciento de los ingresos que tenían antes de marzo de 2020, con descansos prácticamente la mitad de la semana, debido a que sus empleadores se han visto en la necesidad de turnarlos para que todos puedan recibir un ingreso mínimo.

ABRIERON SOLO 5% DE TODOS LOS RESTAURANTES DEL VALLE DE MÉXICO

El presidente de la Asociación de Bares y Restaurantes (Asbar) del Estado de México, Patricio Gonzalez Suárez, aseveró que, aun cuando no está definidoun número de establecimientos que abrirían sus puertas a partir de esta semana, se estima que cerca del cinco por ciento de los 136 mil restaurantes que existen en el Valle de México regresaron a operar con mesas, aunque con un aforo máximo permitido del 30 por ciento.

Aseveró que, a pesar de que los representantes de esta industria no están alentando esta apertura anticipada de los restaurantes aun cuando no están de acuerdo con las disposiciones actuales, hay un respeto hacia la decisión de quienes han querido hacerlo, pues esto muestra la desesperación que tienen los inversionistas por seguir conservando sus fuentes de empleo y sus negocios, y seguir apoyando a sus colaboradores.

(Foto: Isaac Ramírez) 

El líder de la Asbar aseveró que el sector restaurantero del Estado de México ha mantenido un diálogo abierto con el gobierno estatal, quien los ha escuchado, pero no les ha dado alguna certidumbre sobre lo que pudiera ocurrir en los siguientes días, pues no se tiene una fecha para que puedan abrir de manera formal estos negocios, pero, por el contrario, se permite la proliferación del comercio ambulante.

"Queremos ser parte de la solución, no del problema. En el Estado de México había casi 76 mil negocios de este tipo antes de la pandemia y la Ciudad de México tiene casi 60 mil unidades, por lo que es muy importante este sector. Le damos trabajo a casi 500 mil personas y dos millones aproximadamente viven de manera directa o indirecta de esta actividad, por eso apelamos a que nos escuchen. No es un desafío o un reto, nosotros hemos sido cien por ciento respetuosos de las disposiciones, pero ya no se puede más", alertó.

Patricio González lamentó que la autoridad no mida de la misma forma al sector informal, en donde, aseveró, se ha registrado un mayor número de contagios por la falta de medidas sanitarias y de supervisiones de la autoridad, pues mencionó que, en el caso del sector restaurantero, apenas se registraron casos en uno por ciento de la planta productiva que regresó a laborar con la reactivación económica.

DISEÑARÁN PLAN PARA REAPERTURA DE RESTAURANTES

Por su parte, el Gobierno del Estado de México afirmó que comprende las demandas del sector empresarial y confía en contar con su apoyo para lograr una reapertura gradual y segura que priorice la salud de los mexiquenses y, al mismo tiempo, que permita recuperar la dinámica económica.

(Foto: Isaac Ramírez)

"El gobernador Alfredo Del Mazo Maza ha instruido a los titulares de las Secretarías de Desarrollo Económico, Enrique Jacob, y de Justicia y Derechos Humanos, Rodrigo Espeleta, estrechar la colaboración con los empresarios mexiquenses, particularmente con aquellos que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad, como es el caso de la industria restaurantera", confirmó.

Acotó que ambas dependencias trabajarán esta semana junto con este sector, para diseñar un esquema que permita reabrir de forma segura las actividades, mismo que se dará a conocer a la brevedad.

#AbrimosOMorimos

En redes sociales, bajo el hashtag #AbrimosOMorimos, empresarios dueños de restaurantes en la Ciudad de México anunciaron que abrirán sus puertas este lunes, lo cual no está permitido por el semáforo rojo.

El viernes pasado, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró que la industria restaurantera no puede entrar en la categoría de actividad esencial.

Por esta razón, dijo, se dará la condonación del impuesto sobre nómina durante el mes de enero.

Por medio de una carta dirigida a Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México, y a la jefa de Gobierno de la CDMX, la industria restaurantera de ambas entidades advirtió que algunos negocios de ese giro están al borde de la quiebra por las restricciones sanitarias derivadas de la pandemia.

"Tan solo en el Estado de México antes de la pandemia se tenían registrados 70 mil restaurantes generando 340 mil empleos directos. Hasta el momento han cerrado definitivamente 10 mil unidades, con una pérdida de, al menos, 50 mil empleos directos. Es una muerte lenta y dolorosa porque implica perder el patrimonio de miles de personas y por consiguiente la seguridad de un ingreso para millones de familias”, se puede leer.

Hasta este 10 de enero, de acuerdo con el reporte diario de covid-19 en la CDMX, compartido en las redes sociales de la jefa de Gobierno, se registraron 367 mil 491 casos confirmados acumulados y 23 mil 396 defunciones.

cmo