METRÓPOLI

Relatan viacrucis para identificar el cuerpo de Ana; hoy está en fosa común

Los hijos de Ana Yeni, desaparecida y localizada desde hace tres meses, piden darle cristiana sepultura

  • FERNANDA GARCÍA
  • 23/06/2021
  • 20:33 hrs
  • Escuchar
Relatan viacrucis para identificar el cuerpo de Ana; hoy está en fosa común
Ana Yeni desapareció camino a su trabajo en Temoaya (Foto: Especial)

TOLUCA.-Hace tres meses, Ana Yeni García Rodríguez salió de su casa temprano, iba a trabajar a Temoaya, una oportunidad eventual pues se dedicada a hacer pizzas. En su casa dejó todo limpio, la comida preparada para sus tres hijos, se despidió de dos de ellos, de su esposo y nunca regresó. Hace dos semanas su cuerpo fue identificado, estuvo en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) desde el día en que desapareció, aunque no ha sido entregado a su familia.

En la cocina de la casa de Ana Yeni, donde permanece su horno de pizzas como huella de quien fue, Alejandra, su hermana, se aclara la garganta para que el dolor no aflore mientras relata su viacrucis. El 27 de marzo de este año comenzó la pesadilla más cruenta. 

Familia de Ana Yeni

“Pasó ya más de una semana y hasta ahorita no nos han entregado el cuerpo de mi hermana, seguimos esperando nuevamente a las autoridades para que nos den una respuesta para poder tenerlo. Ana Yeni salió de su casa a trabajar, tuvimos contacto con ella hasta las 4:00 de la tarde del día 27, a partir de ahí ya no supimos nada y no hubo respuesta”.

Aunque habían acudido al Servicio Médico Forense a los pocos días de su desaparición, se les comentó que sólo había un cuerpo, el de una mujer que al parecer ya había sido identificada por familiares, así que siguieron buscando.

“Nosotros teníamos la idea de que teníamos que esperar 24 horas para detonar la Alerta Odisea, así que se pidió el día 28 y empezamos a buscarla en Temoaya. Ese día mi hermana mayor acudió al Semefo, a hospitales acudimos todos, en el Semefo le indicaron que habían ingresado a una persona por el rumbo de la carretera de Atlacomulco, que había habido un deceso de una mujer y quedó totalmente irreconocible; el día 29 acudo yo a preguntar sobre esa persona y la doctora que estaba ahí me comentó que ya había sido reconocida, le pedí yo que me mostraran la fotos y me dijeron que no era posible”.

El cuerpo de Ana, madre de tres adolescentes, fue hallado en un paraje de la autopista Lerma-Valle de Bravo, en jurisdicción de Temoaya pero Alejandra se enteró hasta el 8 de junio. El reporte indica que murió en un hecho de tránsito, incluso se les comentó a los familiares que quedó tan mal que tuvo que ser recogida con pala, para sus deudos, Ana Yeni no pudo haber muerto en la carretera atropellada pues tenían entendido que le ayudarían a regresar a Toluca por lo que consideran que se trata de un feminicidio y piden que se investigue como tal, ellos aseguran tener pruebas de que fue víctima de la violencia de género.

Jorge Luis Moreno, su segundo hijo, lamenta que el 26 de marzo fue la última vez que vio a su mamá

MÁS QUE UN NÚMERO

Ana Yeni tenía 37 años y era la más alegre de sus cinco hermanos, simpática y platicadora, tenía -además- tres hijos adolescentes que la veían como una fuente de inspiración.

Con la foto de Yeni en mano, Jorge Luis Moreno, su segundo hijo, lamenta que el 26 de marzo fue la última vez que la vio. Antes de que desapareciera, se dedicaron a limpiar la casa ubicada en la delegación toluqueña de San Buenaventura, como el joven tenía que entrar a trabajar temprano, sólo pudo desearle una linda noche.

 

“Mi mamá se caracterizaba por ser una persona trabajadora, ella, la verdad, era todo para mí, siempre me inculcó el valor de la responsabilidad, ser trabajador, independiente, saber salir adelante, ver las cosas de otra forma, buscar la alegría de todo. Publicar la alerta… se me vino el mundo para abajo, mi adoración… no sabía el paradero de ella, qué pasó, porqué fueron las cosas… Mis otros dos hermanos pasan lo mismo, nos afectó tanto en el ámbito escolar como emocional”.

Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a mayo en territorio estatal sumaron 60 expedientes por este delito, 11 más que en el mismo periodo de 2020 y 20 más que en 2019. Es decir, este año, una mujer cada tres días fue asesinada en el Edomex por cuestiones de género en los primeros cinco meses.

En enero se perpetraron 11 feminicidios, 14 en febrero, 10 en marzo, 14 en abril y once en mayo.

“No puedo pedir que me regresen a mi mamá pero sí puedo exigir que se haga justicia. Quisiera que nos entregaran el cuerpo, hacerle el llamado al gobernador (Alfredo del Mazo Maza), a las autoridades para que nos regresen el cuerpo, yo sé que es un trabajo complicado porque ya pasaron bastante meses pero solamente quiero eso para que le podamos dar su cristiana sepultura, como ella se merece. Yo voy a hacer todo lo posible y hasta lo imposible para que esté orgullosa de mí”, añadió el joven de 17 años.

El cuerpo de Ana Yeni permanece en la fosa común del panteón municipal de Toluca, y hasta la fecha se le ha dicho a la familia que podrían tardar más de un año en darles el cuerpo. Fue enterrado allí ya que el protocolo marca que un cuerpo no reconocido no puede permanecer más de 20 días en el Semefo, por ello, hoy sus deudos claman por un acto de humanidad por parte de las autoridades mexiquenses.


(SAB)